Estados Unidos arranca el año con más de 400 mil casos diarios de covid-19, la cifra más elevada durante la pandemia y que se triplicó en solo dos semanas, según información de la base de datos del New York Times. También se detalla que las hospitalizaciones aumentaron en un 33% pero los decesos disminuyeron un 4% con una media de 1,249 diarios.

Sin embargo, ante este panorama, el Doctor Anthony Fauci, director de Instituto Nacional de Enfermedades infecciosas y Alergias y actual asesor de la pandemia en la Casa Blanca, dice que lo preocupante es la cifra de hospitalizaciones y no de contagios ya que los hospitales ya estaban sobrecargados con los casos por la variante delta y ahora están a punto del colapso por ómicron.

Aunque no se tiene certeza del número de hospitalizaciones causadas por ómicron, lo que es seguro es que la nueva variante desbancó a delta y es la que predomina actualmente. Según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en la semana del 25 de diciembre, ómicron representó el 58% de los contagios y delta el 41%.

Te recomendamos: 

(Foto: Unsplash)

No obstante, gracias a que las vacunas han hecho que las infecciones por covid-19 sean asintomáticas o leves sin importar la variante, es que el número de contagios pasa a segundo plano y las cifras de hospitalizaciones se vuelven lo más relevante, así lo informó el Dr. Fauci durante una entrevista en el programa This week with George Stephanopoulos

Lo antedicho resuena con las afirmaciones de otros epidemiólogos que han opinado que a pesar de las cifras diarias de contagios, eso ya no es un indicador fiel sobre el curso de la pandemia. Además, dado que ómicron tiene una mayor capacidad de transmisión y capaz de infectar a los vacunados, las pruebas de detección de coronavirus se han disparado en las últimas semanas.

Es por lo que el Dr. Fauci recalca que lo importante es identificar a aquellas personas que desarrollen una enfermedad grave por covid y que incluso la preocupación principal debe estar enfocada hacia la efectividad de las vacunas para evitar la hospitalización. 

(Foto: Unsplash)

Hasta el momento, las vacunas parecen cumplir su función pero todavía quedan aquellos que no se han vacunado y son quienes están en mayor peligro de enfermar con gravedad. El Departamento de Salud de Luisiana reportó que hay más de 1,000 hospitalizados, de los cuales el 76% no tienen vacunas o no han completado su esquema.

El problema es que un incremento de casos equivale a una mayor tasa de hospitalizaciones, lo cual provoca diferentes consecuencias en los sistemas de salud. Uno de los más importantes es la escasez de personal que ocurre cuando el personal médico se contagia; además también ocurre un desabasto en los materiales médicos. 

Los hospitales de Estados Unidos están siendo rebasados por las hospitalizaciones derivadas del covid-19 al grado que en Hawái se solicitó 700 trabajadores sanitarios adicionales a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias y en Illinois se están posponiendo cirugías y otro tipo de procedimientos para atender a los enfermos de coronavirus, lo cual afecta a pacientes con diversas enfermedades y urgencias pues no pueden recibir el tratamiento adecuado debido a la falta de personal. 

Al respecto, el gobernador de Maryland, Larry Hogan, opinó que la peor parte de la pandemia va a ocurrir en los próximos meses, dado que las hospitalizaciones están superando la cifra del pico de covid-19 del invierno pasado. 

(Foto: Unsplash)

Ómicron: ¿el virus más contagioso de la historia?

Según el experto en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts en Estados Unidos, Roby Bhattacharyya, la variante ómicron del coronavirus es el virus con la propagación más rápida de la historia.

Así lo demostró el experto al comparar ómicron con el sarampión,  uno de los virus más contagiosos. Una persona con sarampión infecta a 15 personas sin vacunar, mientras que ómicron a 6. Sin embargo, la diferencia está en el tiempo de generación, que se refiere a los días que pasan desde que la primera persona se infecta y las personas contagiadas también se vuelven infecciosas

El tiempo de generación del sarampión son 12 días, mientras que de ómicron son 5. Bhattacharyya pone el siguiente ejemplo para comprender mejor este fenómeno: un caso de sarampión provoca 15 nuevos casos a los 12 días mientras que un caso de ómicron genera otros 6 en solo 4 días y así sucesivamente hasta generar 216 casos casos a los 12 días. 

SIGUE LEYENDO: 

Con información de: NYT y El País