Se descubrió la razón por la que muchas personas que padecen presión arterial alta o hipertensión, desarrollan diabetes. El descubrimiento fue hecho por un equipo internacional de científicos de las universidades de Bristol en Reino Unido y Auckland en Nueva Zelanda. 

Se trata de una pequeña proteína celular llamada glucagón péptido 1 (GLP-1) que acopla el control del organismo sobre el azúcar y la presión arterial. Los autores del estudio enfatizan que si bien hace tiempo se conocía que había una relación estrecha entre la hipertensión y la diabetes, gracias a su estudio ahora se sabe por qué y de esa forma se podrán abordar nuevas estrategias de tratamiento.

El estudio, publicado en la revista científica Circulation Research, fue realizado con colaboraciones de científicos de Brasil, Alemania, Lituania y Serbia, además de Reino Unido y Nueva Zelanda. 

Te puede interesar: 

(Ian FurstHypertension-graphic-with-numbersCC BY-SA 4.0)

¿Por qué hipertensos tienen alta probabilidad de desarrollar diabetes?

La proteína celular GLP-1 se libera de la pared del intestino después de comer y actúa estimulando la insulina del páncreas para controlar los niveles de azúcar en sangre. Posteriormente se observó que el GLP-1 también estimula un pequeño órgano sensorial llamado cuerpo carotídeo situado en el cuello.

Julian Paton, autor del estudio explicó que "el cuerpo carotídeo es el punto convergente en el que el GLP-1 actúa para controlar simultáneamente el azúcar en la sangre y la presión arterial; esto está coordinado por el sistema nervioso, que recibe instrucciones del cuerpo carotídeo."

Los científicos utilizaron la secuenciación de ARN para para leer todos los mensajes de los genes expresados en el cuerpo carotídeo en ratas con y sin hipertensión arterial y de esta forma de descubrió que el receptor que percibe el GLP-1 se localiza en el cuerpo carotídeo, pero en mucho menor medida en las ratas hipertensas.

El autor principal del estudio, David Murphy, dijo que: "localizar el vínculo requirió la elaboración de perfiles genéticos y múltiples pasos de validación. No esperábamos que el GLP-1 apareciera en el radar, así que esto es muy emocionante y abre muchas nuevas oportunidades."

(Foto: Jade-begCardiovacular Disease HeadingCC BY-SA 4.0)

Hipertensión y diabetes: amenaza doble

Las personas con hipertensión y/o diabetes corren un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares que pueden provocar la muerte. Inclusive bajo tratamiento, dichas enfermedades todavía representan un alto riesgo de un desenlace fatal ya que los fármacos solo sirven para tratar los síntomas más no las causas de la presión arterial alta y la hiperglucemia.

Al respecto, Rod Jackson, autor del estudio explicó: "la presión arterial es notoriamente difícil de controlar en los pacientes con azúcares elevados, por lo que estos hallazgos son realmente importantes, ya que al administrar GLP-1 podríamos reducir tanto el azúcar como la presión, y estos dos factores son los que más contribuyen al riesgo cardiovascular."

Ya existe medicina enfocada al receptor GLP-1 para tratar la diabetes en humanos, pero ahora se sabe que también puede servir para reducir la presión arterial pues la investigación reveló que estos fármacos pueden actuar sobre los cuerpos carotídeos para promover su efecto antihipertensivo. 

Los autores del estudio ya están planeando una investigación traslacional en humanos para llevar este descubrimiento a la práctica, con el fin de que los pacientes de mayor riesgo puedan recibir el mejor tratamiento disponible.

Para aprender más de...8 conceptos de la diabetes que tienes que conocer

1. Glucosa sanguínea
La glucosa es un tipo de azúcar que las células utilizan como fuente de energía. El cuerpo la produce y la envía a la sangre. Así, la glucosa sanguínea se refiere al nivel de azúcar de la sangre y suele medirse en miligramos por decilitro (mg/dL).
2. Glucómetro
Es un dispositivo que mide el nivel de azúcar en la sangre mediante una punción en la yema del dedo para medir los niveles de glucosa sanguínea.
3. Hiperglucemia e hipoglucemia:
Es un término médico empleado para contabilizar los niveles de glucosa sanguínea en la sangre. Por lo general, la hiperglucemia es más de 160 mg/dL, lo que es un nivel elevado. La hipoglucemia suele ser inferior a 70 mg/dL.
4. Efecto Somogyi
También llamado "efecto rebote", se produce cuando la glucosa en sangre sube mucho después de haber estado muy baja, normalmente mientras se está dormido. Esto se puede evitar tomando un tentempié por la noche o ajustando la insulina.
5. Insulina
Es La hormona que ayuda a las células a utilizar la glucosa. Si el páncreas no la produce o no puede producirla en cantidad suficiente, puede administrarse insulina artificial.
6. Bomba de insulina
Es un dispositivo con un tubo fino que lo conecta a una aguja que va justo debajo de la piel. La bomba administra un goteo de insulina durante todo el día para ayudar a mantener la glucemia estable.
7. Resistencia a la insulina
Es cuando células no utilizan de manera correcta la insulina. La resistencia a la insulina suele ser imperceptible, pero conduce a la prediabetes y la diabetes porque la glucosa no puede pasar de la sangre a las células.
8. Prediabetes
Se refiere a la glucosa en sangre más alta de lo normal pero no lo suficientemente alta como para ser diabetes. Si la padeces, tienes más probabilidades de padecer diabetes de tipo 2.

Sigue leyendo: 

Con información de: Science daily