Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Por qué es tan difícil diagnosticar el coronavirus en los niños?

Especialistas analizaron el cadáver de cinco menores que murieron con el coronavirus y lo que descubrieron en el organismo de cada uno de ellos fue diferente.

ADRIÁN AGUIRREMay 12, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
foto en portada: pixabay

Lo + leído

Se habla mucho sobre el contagio en personal de salud, adultos mayores y personas con enfermedades subyacentes, pero… ¿Alguna vez te has preguntado por qué casi no se toca el tema del coronavirus en niños? De acuerdo con una investigación publicada el 25 de abril de 2021 en el journal EClinicalMedicine de The Lancet, esto se debería a la dificultad para diagnosticar la infección en este grupo de edad.

La investigación sobre el coronavirus en niños indica que la infección en los pequeños generalmente es leve o asintomática, pero que se han descrito casos graves y letales en la población pediátrica. Por ello, los autores hicieron autopsias en cinco menores fallecidos a causa del SARS-CoV-2. Esto fue lo que encontraron.

Puedes leer: ¿Le puede dar covid-19 a los menores de 20 años?

Coronavirus en niños: la infección es diferente en cada uno de ellos

En el estudio original sobre coronavirus en niños, los expertos señalan que revisaron el cadáver de pequeños y adolescentes que fallecieron con el coronavirus en el periodo comprendido entre el 18 de marzo y el 15 de agosto del 2020 mediante diferentes procedimientos que incluyeron microscopía electrónica, histología, reacción en cadena de la polimerasa (las pruebas PCR) e inmunohistoquímica (IHC).

La inmunohistoquímica es definida por el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos como un método de laboratorio para el que se utilizan anticuerpos a fin de determinar si hay ciertos antígenos en una muestra del tejido.

En las autopsias se analizó el cadáver de cinco menores de 7 meses a 15 años. Uno era hombre y cuatro mujeres. De estos cinco, dos tenían padecimientos graves antes de haberse infectado por el virus causante de la covid-19: síndrome de Edwards y carcinoma suprarrenal.

“Los otros tres pacientes se encontraban previamente sanos y tenían síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C) con presentaciones clínicas diferentes: encefalopatía aguda con estado epiléptico, miocarditis y colitis”, explican los investigadores.

Dentro de sus resultados, los especialistas pudieron ver que lo que descubrieron en cada uno de los menores era diferente, pues los hallazgos de la autopsia variaron e incluyeron neumonía por coronavirus de leve a grave, edema cerebral con gliosis reactiva, microtrombosis pulmonar, miocarditis, hemofagocitosis e inflamación intestinal.

“Se detectó SARS-CoV-2 en todos los pacientes en corazón, pulmones y riñones mediante al menos un método (RT-PCR, IHC o EM), y en células endoteliales del corazón y el cerebro en dos pacientes con MIS-C (IHC). Además, mostramos por primera vez la presencia del virus en el tejido cerebral de un niño con síndrome inflamatorio multisistémico con encefalopatía aguda y en el tejido intestinal de un niño con colitis aguda”, resaltaron.

¿Cómo se pueden interpretar estos hallazgos del estudio de coronavirus en niños? Los autores mencionan que el virus causante de la covid-19 puede infectar varios tipos de tejidos y células en los pacientes pediátricos, y el órgano de la manifestación clínica varía entre ellos.

También te puede interesar: Síndrome inflamatorio por covid afectaría salud mental de menores

“Pudimos ver dos patrones principales de covid grave: un padecimiento principalmente pulmonar, con enfermedad respiratoria aguda grave y daño alveolar difuso, o un síndrome inflamatorio multisistémico con afectación de varios órganos”, se puede leer en el artículo.

La Biblioteca Nacional de Estados Unidos define los alvéolos como pequeños sacos de aire en los pulmones donde se realiza el intercambio de oxígeno.

“La presencia de SARS-CoV-2 en varios órganos de los cuerpos, asociada a cambios ultraestructurales en las células, refuerza la hipótesis de que un efecto directo del virus en los tejidos está involucrado en el origen y el desarrollo (la patogenia) del síndrome inflamatorio multisistémico”, concluyeron los autores sobre la dificultad de diagnosticar el coronavirus en niños.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda