La nueva variante ómicron del virus causado por el SARS-CoV-2 se ha propagado a un nivel nunca antes visto, ni siquiera con el sarampión, la enfermedad más contagiosa hasta noviembre de 2021, cuando Sudáfrica reportó la aparición de la variante B.1.1.529 que en dos meses dominó al mundo y puso a prueba todo lo que se había aprendido sobre el coronavirus en los últimos dos años. Pero debido a su transmisibilidad, es que ómicron puede hacer que la pandemia se estabilice y termine con la fase de emergencia, predice la OMS

Así lo anunció este lunes, Hans Kluge, director de de la oficina regional de Europa para la Organización Mundial de la Salud (OMS) quien dijo que la rápida transmisión de ómicron, la vacunación y la inmunidad natural después de una infección, ofrecen una "esperanza plausible para una estabilidad y normalidad" e incluso aseguró que en Europa, "es plausible que la región se este acercando al fin de la pandemia."

Este escenario ocurrirá una vez que la mitad de Europa esté contagiada, algo que se espera suceda en las próximas semanas, de tal forma que cuando la ola de ómicron disminuya, una gran parte de la población tendrá inmunidad general por algunos meses, también debido a la vacunación y por el cambio de estación que disminuirá los efectos de la nueva variante. Después de eso, el ejecutivo de la OMS cree que se producirá un periodo de tranquilidad hasta fin de año, cuando vuelvan a incrementar los casos de covid-19 por el invierno.

Sin embargo, insistió que lo anterior no significa que Europa entre un una "era endémica", ya que eso significaría que se puede prever lo que va a ocurrir y eso nunca ha pasado con el virus del SARS-CoV-2. Asimismo recalcó la posibilidad de que surjan nuevas variantes, sin que eso signifique más confinamientos y restricciones pues las condiciones de inmunidad global y medidas sanitarias harán que en 2022 se pueda terminar con la fase de emergencia por el covid-19.

Responsabilidad de todos que la pandemia termine

Por su parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, recordó que el curso de la pandemia depende de las acciones mundiales que se tomen contra el coronavirus.  La vacunación es primordial pues mientras haya personas sin vacunar, ya sea por falta de acceso o negación, nuevas variantes surgirán y los hospitales continuarán saturados, ya que como se ha demostrado en esta nueva ola, la mayoría de los pacientes que necesitan cuidados intensivos son los no vacunados

Muchas personas que necesitan la vacuna, siguen sin tenerla. Esto ayuda a fomentar la transmisión, prolongar la pandemia e incrementar la probabilidad de nuevas variantes.

En ese sentido, Adhanom dijo que "vamos a vivir con el covid-19 en un futuro próximo" y tenemos que aprender a convivir con el virus sin que ello signifique abandonar las medidas de protección. Lo que se necesita es un sistema sostenido e integrado de lucha contra enfermedades respiratorias agudas para controlarla.

Igualmente destacó la importancia de alcanzar la meta propuesta para el 2022 de que todos los países del mundo alcancen una tasa de vacunación del 70%. Lo cual será un reto para muchos países en África y Asia que apenas alcanzan un 10% de inmunización

Es así que Kluge y Adhanom concuerdan en que mientras la pandemia continúe, será necesario ser responsables y mantener los cuidados adecuados como el uso de cubrebocas, el aislamiento ante cualquier síntoma y la vacunación para minimizar los daños a los sistemas de salud, la economía y las actividades esenciales. 

(Foto: EFE/Martín Alipaz)

El pico de ómicron llegará en febrero

Anthony Fauci, el principal epidemiólogo de Estados Unidos, dijo durante una entrevista que se mantiene optimista de que ómicron llegue a su pico en febrero y que a partir de ese momento los contagios comiencen a descender. Consideró que las próximas semanas serán duras, sobre todo para los que no están vacunados pero que se espera que la transmisión de la nueva variante no afecte a la sociedad de la misma manera que las anteriores. 

El 30 de enero se cumplen dos años desde que la OMS declaró la emergencia internacional por el coronavirus cuando había más de 100 casos en China sin ningún fallecimiento. Hoy, las cifras a nivel mundial son contundentes con más de 350 millones de contagios y más de 5 millones de decesos. Actualmente se confirman 100 casos cada 3 minutos y cinco muertes por minuto. 

¿Qué tiene que pasar para avanzar de fase de emergencia a fase de control?

La OMS espera publicar a finales de febrero un plan de transición que deje atrás la situación de emergencia y se enfoque en el control de la pandemia, así lo anunció el director de Emergencias Sanitarias, Mike Ryan. El objetivo del plan será que haya un control sostenido del virus del SARS-CoV-2, así como lo hay con otras enfermedades respiratorias como la gripe

Pero para que esto sea una realidad, primero tiene que existir una serie de circunstancias que todavía no hay. Se tiene que reducir la infección descontrolada, sobre todo en población vulnerable y se debe reducir el riesgo de que surjan nuevas variantes. Asimismo se debe reducir el nivel de mortalidad, que actualmente es del 1.6% considerando las cifras mundiales.

Lo anterior es responsabilidad de las estrategias sanitarias de cada país, dado que la diferencia en el control de la pandemia es muy diferente en todo el mundo, especialmente por las tasas de vacunación. Por ello, cada gobierno tiene que investigar cuáles son las mejores medidas de seguridad, no solo por su capacidad de control sanitario sino también por su aceptación pública, ya que serán a largo plazo para esta y futuras pandemias, que según Ryan serán por enfermedades respiratorias también. 

Sigue leyendo: 

Con información de: EFE, BBC y NYT