Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Paro cardíaco: Qué es, su diferencia con infarto y qué puedes hacer

Estos dos padecimientos no son lo mismo. El paro cardíaco se da ante un mal funcionamiento del sistema eléctrico del corazón

ADRIÁN AGUIRREAbr 15, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Foto en portada: pixabay

Lo + leído

Tener un paro cardíaco y sufrir un infarto no es lo mismo, aunque existe quien piensa que sí lo es. La realidad es que existe una diferencia entre infarto y paro cardíaco y aquí te decimos lo que puedes hacer y cómo diferenciarlo.

Puedes leer: Por qué no deberías consumir aceite de coco para tener un corazón sano

¿Cuál es la diferencia entre infarto y paro cardíaco? 

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos apunta que el corazón tiene un sistema eléctrico interno que controla el ritmo de los latidos cardíacos y que algunos problemas pueden causar que estos ritmos sean anormales que se llaman “arritmias”.

“Durante una arritmia, el corazón puede latir demasiado lento, demasiado rápido o dejar de latir. Cuando el corazón desarrolla una arritmia donde este deja de latir, se produce un paro cardíaco súbito”, explica esta institución.

Por su parte, la Fundación Española del Corazón define el infarto de miocardio como el que aparece por un riego sanguíneo insuficiente por la obstrucción de una arteria.

La diferencia entre infarto y paro cardíaco es explicada por la Cleveland Clinic de la siguiente manera:si pensaras en tu cuerpo como una casa, el infarto sería como un "problema en la plomería" y el paro cardíaco sería como un "problema eléctrico".

Eventos cardíacos se darían más durante ciertas temporadas:

De acuerdo con especialistas de la American Heart Foundation, hay una temporada para todos los padecimientos, incluidas las enfermedades del corazón.

Los expertos indican que los eventos cardíacos aumentarían durante verano e invierno.

¿A qué se debe esto?

Para llegar a esta conclusión, los expertos de la American Heart Foundation usaron imágenes de los depósitos de grasa en las arterias de los voluntarios y ubicaron a las personas en grupos:

+ erosión de la placa

+ ruptura de placa

+ placa calcificada

“Cada escenario de placa puede bloquear el flujo sanguíneo y provocar un ataque cardíaco u otro evento en el corazón, pero la erosión puede suceder con el tiempo y la ruptura es más inmediata y se da cuando la placa calcificada se desprende”, explican los investigadores.

También te puede interesar: Tomar aspirina diario podría hacer más daño que bien

Encontraron que la ruptura de la placa era más alta en el invierno y que la erosión de la placa era mayor en verano.

El doctor y autor principal del estudio, Ik-Kyung Jang, detalla que una posible explicación es que las temperaturas frías del invierno pueden llevar al estrechamiento de los vasos sanguíneos y la presión arterial alta puede ser un desencadenante de la ruptura de la placa.

Por su parte, en el verano se presentan más eventos cardíacos, ya que, de acuerdo con el especialista, las personas tienen más posibilidades de deshidratarse en climas cálidos y esto concentra la sangre.

¿Qué puedes hacer si ves a alguien teniendo un paro cardíaco?

Un método puede ser la reanimación cardiopulmonar (RCP), que es una herramienta útil para salvar vidas. Se trata de una acción que pueden hacer personas sin experiencia o entrenamiento.

Si no tienes experiencia ni práctica, Mayo Clinic recomienda únicamente realizar RCP con las manos. Para hacer esto, haz compresiones ininterrumpidas en el pecho de la persona que está teniendo un paro cardíaco. Realiza entre 100 y 120 por minuto, hasta que lleguen los paramédicos. No se requiere que intentes hacer respiración de rescate.

En caso de estar bien capacitado y tener confianza en tus habilidades, revisa si hay pulso y respiración. Si dentro de los 10 segundos no detectas pulso ni respiración, la Clínica Mayo sugiere que empieces a hacer compresiones en el pecho. Inicia la reanimación cardiopulmonar con 30 compresiones antes de realizar dos respiraciones de rescate

“Estos consejos son válidos para situaciones en las que adultos, niños y bebés requieren RCP, pero no para los recién nacidos”, advierte esta clínica.

Recuerda que un dolor en el pecho o en el brazo no es normal y que cualquier sentimiento que no haya estado ahí antes y súbitamente lo presentes, puede ser señal de una enfermedad. No des nada por sentado y consulta a tu médico de confianza.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda