Aunque generalmente se le asocia a un malestar de adultos, la migraña también es una afección de niños y adolescentes.

Y puede ser muy molesta y frecuente si no es bien diagnosticada.

La Clinica Cleveland informa qué es la migraña:

Es un dolor de cabeza de moderado a muy agudo, que es recurrente. El portal Onsalus agrega que es un dolor de cabeza palpitante y pulsátil y aunque aparece en un lado de la cabeza, en la infancia se presenta en ambos lados.

Cleveland Clinic precisa que ocurre en el 3% de los niños en preescolar, 4 a 11% en niños de Primaria y de 8 a 15% de adolescentes en Secundaria y Prepa.

En la primera infancia y antes de la pubertad, la migraña se presenta sobre todo en niños y en la adolescencia es al revés.

 

 

De acuerdo con esa institución médica, hay dos tipos de migrañas infantiles.

  • Una en la que no se presenta aura, que es comúnmente llamada migraña común y se presenta en entre 60 y 85% de los niños y adolescentes
  • Migraña con aura, llamada migraña clásica, que afecta a entre el 15 y 30% de los niños que padecen estos dolores muy fuertes de cabeza.
  • Puede haber otros tipos de migrañas en niños que están relacionadas con síntomas neurológicos.

El aura

Para quienes no sepan que es un aura, les platicamos que:

  • En primer lugar es el signo de alerta de que viene una migraña.
  • Las auras son visuales, es decir, quienes lo padecen hablan de una luz muy intensa, brillante o líneas que se mueven
  • Las personas ven borroso y con una visión distorsionada.
  • Hay puntos ciegos
  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para moverse
  • Dificultad para oír
  • Dificultad para oler
  • Dificultad para tocar.
  • Duran alrededor de 30 minutos
  • Síntomas
  • Dolor punzante y palpitante
  • Palidez
  • Irritabilidad, mal humor
  • Sensibilidad al sonido
  • Sensibilidad a la luz
  • Pérdida de apetito
  • Náuses
  • Vómito

Las migrañas complicadas pueden presentar:

  • Parálisis y debilidad de los músculos del ojo
  • Debilidad en un lado del cuerpo
  • Dolor en la base del cerebro
  • Confusión
  • Cambios visuales
  • Dificultad para mantener el equilibrio
  • Confusión y problemas para hablar

Las migrañas en los niños con más comunes cuando hay una historia familiar con la enfermedad.

 

Causas

Antes se creía que las migrañas en niños se debían por el crecimiento de los vasos sanguíneos en el cerebro. Ahora se sabe que es un mal funcionamiento del cerebro, debido en parte por la liberación de sustancias en el cerebro como la serotonina.

Esto causa inflamación y dolor de cabeza.

Como ya se mencionó, la migraña es genética pues alrededor del 60 a 70% de persona que la padecen tienen un familiar inmediato que lo tiene o lo pudo haber tenido.

¿Qué desencadena un episodio de migraña?

Onsalus nos explica:

  • Consumo de mucha azúcar
  • Descanso inadecuado.
  • Horas frente a un ordenador, televisor o jugando videojuegos.
  • Deshidratación.
  • Problemas emocionales como estrés, fatiga y ansiedad.
  • Ruidos.
  • Niños fumadores pasivos.
  • Problemas en la vista.
  • Efectos secundarios de ciertos fármacos.
  • Trastornos en la respiración.
  • Sobrepeso u obesidad.

 

Tratamiento

Dependerá de la intensidad y la frecuencia en la que se presente.

Se recurre a una serie de terapias que incluyen la farmacológica y la que no requiere de fármacos.

El tratamiento farmacológico es a través de:

  • Analgésicos como el ibuprofeno y el paracetamol
  • Antiinflamatorios, que son: prescritos en casos donde la intensidad es moderada.
  • Betabloqueantes: cuando la migraña es acompañada de hipertensión o que aparece durante el embarazo.
  • Antieméticos: si los niños presentan síntomas adicionales como náuseas y vómito.
  • Triptanes: fármacos usados para controlar las migrañas moderadas y graves, son prescritos bajo la indicación de un médico especialista.
  • Fármacos con acción neurológica: cuando la migraña es acompañada de crisis epilépticas. Son los llamados neuromoduladores.
  • Antidepresivos y antihipertensivos.

Terapias no farmacológicas

Se aplican para modificar las posibles causas subyacentes que inician la migraña, además de que ayudan a prevenir la condición.

  • Modificar la dieta: en ciertas ocasiones, la alimentación inadecuada juega un papel importante sobre el niño cuando presenta migraña. Se deberá evitar que consuma mucha cantidad de dulces, quesos, evitar el ayuno y administrar alimentos que beneficien su salud, por ejemplo, aquellos que contienen suficientes vitaminas y magnesio.
  • Descansar lo suficiente: ayudar a que el niño o la niña duerma las suficientes horas al día y evitar que use por tiempo prolongado desencadenantes como el ordenador o el televisor
  • Masajes en la zona,
  • Acupuntura y
  • Atención psicológica para modificar los problemas emocionales como el estrés, la ansiedad y la depresión.

Felipe Arturo Vega, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, señaló que en México la prevalencia general de migraña es de alrededor del 16 por ciento del total de la población.