Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Nayeli Cointa, la doctora que atiende los problemas hepáticos

La doctora es vicepresidenta del comité científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática.

FERNANDO GUEVARAAgo 01, 2021 
Tiempo de lectura: 8 mins.
(Foto: Freepik)

Lo + leído

Nayeli Cointa Flores García es una doctora especialista en Medicina Interna, Gastroenterología, Hepatología y Trasplante Hepático. Maestra en Investigaciones Clínicas en Enfermedades Hepáticas.

Actualmente está adscrita al Departamento de Gastroenterología y es miembro de la Clínica de Hígado del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Cointa platica a SuMédico que desde que iba en la secundaria y prepa era de las estudiantes que sacaba buenas calificaciones y siempre estuvo interesada por las materias afines a la biología y también le apasionaba el hecho de poder ayudar a personas.

 Se dio cuenta que ambas cosas las podía encontrar estudiando medicina y fue por eso que estudió la carrera de medicina en la Universidad Autónoma del Estado de México.

Quien ahora es vicepresidenta del comité científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa) y colaboradora del Plan Nacional de Eliminación de la Hepatitis C, afirma que por la pandemia, muchos pacientes fallecieron en espera de recibir atención de enfermedades complejas y también los que estaban en lista de espera para los trasplantes.

 Entre la formación académica de Nayeli Cointa destaca su Máster de Investigación Clínica en Enfermedades Hepáticas en la Universidad de Barcelona y su estancia formativa en la Unidad de Trasplante Hepático en el Hospital Clínic de Barcelona.

(Foto: Nayeli Cointa Flores García)

Relata que en sus tiempos de estudiante el área que más le llamaba la atención era el de gastroenterología pero fue hasta que tuvo una clase relacionada con el hígado cuando encontró su verdadera vocación.

“Me di cuenta que los pacientes pueden llegar a estar muy graves por diferentes causas, uno de los principales problemas de salud que tienen son las enfermedades del hígado; justamente la cirrosis hepática y esto a veces los puede llevar a tener complicaciones graves que incluso les puede provocar la muerte. Me di cuenta que en el Instituto de Nutrición uno de los procedimientos que se hace con cierta regularidad y sobre el que se tiene mucha experiencia es el trasplante hepático”.

Nayeli Cointa explica que ella no es cirujana, pero al ser hepatóloga puede encausar a los pacientes que requieren de algún trasplante; ella se encarga de evaluarlos, cuidarlos y subirlos a la lista de espera para que después puedan recibir un trasplante que les cambie la vida.

“Cuando los pacientes reciben un trasplante hepático es como si volvieran a nacer, de estar muy graves con muchas complicaciones a estar bien, es un cambio de vida totalmente y a mí eso me da mucha emoción, ver la evolución de personas graves que después están bien”, dice Cointa.

Tres aspectos fundamentales para poder ayudar a las personas

Cointa indica que son tres los aspectos fundamentales los que pueden ayudar a las personas; el primero tratar de informar a la población para prevenir los factores de riesgo que llevan a las personas a enfermarse y desarrollar enfermedades crónicas que incluso pueden causar a la muerte.

El segundo aspecto es cuando ya hay enfermedades y se trata de detectarlas a tiempo, para poder mejorar las condiciones de los pacientes y que no se complique más.

Asegura que los médicos deben de darle la mejor atención a sus pacientes, “es fundamental el humanismo que les podamos dar, se debe de acariciar el alma de nuestros enfermos. Como médicos hay que estar actualizados, pero también es importante ser muy humanos con nuestros pacientes, escucharlos y comprender que también son seres humanos”.

Cointa estudió en Barcelona pero siempre tuvo claro que quería regresar a México

Pese a que la doctora Cointa hizo un máster en Barcelona, siempre tuvo la intención de volver a México, “Yo siempre tuve la visión y el deseo de regresar a mi país porque podía haberme quedado allá donde el trasplante hepático se hace con mucha más frecuencia pero yo siento esta fascinación por mi país, por la gente que aquí vive sin importar sus características sociales, culturales económicas y creo que esto requiere mucha pasión también”.

Además indicó que no hay mayor satisfacción que ver cómo un paciente mejora y si le dieran elegir sobre vivir en otro país, mil veces elegiría México.

FundHepa trata de ayudar a todas las personas con problemas hepáticos

La Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa) es una organización sin fines de lucro creada desde 1998 por un grupo de personas preocupadas del avance de las enfermedades de hígado y la gran posibilidad de prevenirlas, detectarlas y tratarlas oportunamente.

De igual forma buscan promover la salud hepática mediante la educación, la investigación y la incidencia en las políticas públicas, para mejorar la salud y la calidad de vida de la población.

“Al ver que las enfermedades del hígado son problemas importantes de salud en nuestro país, nuestra fundación de verdad trata de innovar siempre, trata de apoyar diferentes aspectos que tiene que ver con salud del hígado por lo cual tenemos varias áreas”, explica Cointa.

Cuenta que en FundHepa tratan de tener siempre información actualizada para informar a la población en general acerca de las enfermedades principales del hígado, desde cómo mantener una buena salud hepática, hasta cómo encontrar atención médica en caso de ser necesario, por lo que se podría decir que FundHepa educa, apoya proyectos de investigación que siempre son muy importantes en todas las áreas.

También la asociación de la cual la doctora Cointa es Vicepresidenta ayuda a encontrar atención médica en caso de ser necesario y brinda mucho apoyo a programas de trasplante, para que los pacientes puedan recibir la atención necesaria.

(Foto: Freepik)

“Mi labor como vicepresidenta del comité científico justamente tiene que ver con que toda la información que nosotros ofrecemos a los pacientes y colegas médicos sea de la mejor calidad y que esto pueda tener como finalidad mejorar la salud hepática de los mexicanos”.

En México hace falta mucha cultura en el tema de la donación de órganos

En nuestro país, en términos generales, para poder decir que un paciente es candidato a un trasplante hepático hay que hacer una valoración completa, es decir, “tenemos que hacer seguimientos de laboratorio o de imagen, valoración de múltiples especialistas y una vez que esté hecha esta valoración se hace un comité y se decide si el paciente sube o no a lista de espera y se acomodará de acuerdo a la gravedad de la enfermedad del paciente”, dijo Cointa.

También indicó que en México hace falta mucho para mejorar la cultura de la donación, ya que las donaciones vienen generalmente de personas que tienen muerte cerebral.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, en México son más de 21 mil las personas registradas en espera de un trasplante de órgano o tejido, de las cuales, 326 requieren de un trasplante hepático.

¿Qué hace que las personas requieran de un trasplante hepático?

La principal causa que lleva a alguien a requerir un trasplante hepático es tener cirrosis hepática descompensada, lo cual quiere decir que el paciente ya presenta alteraciones o complicaciones como encefalopatía hepática, lo que le provoca alteraciones cognitivas.

También cuando ya se ha presentado líquido en el abdomen, sangrado o desarrollo de cáncer de hígado.

“Es importante señalar que no todas las personas con cirrosis hepática van a necesitar de un trasplante, solamente quienes tengan las complicaciones ya mencionadas y que por lo tanto tienen un mayor deterioro en su salud”, aseguró Cointa.

La pandemia tuvo repercusión en la salud hepática de los enfermos

Debido a la reconversión hospitalaria para atender a pacientes con covid-19, muchas personas con enfermedades hepáticas sufrieron las consecuencias.

“Muchos pacientes fallecieron en espera de recibir atención de enfermedades complejas y también los pacientes que estaban en lista de espera para los trasplantes se vieron afectados por la pandemia”, dijo Cointa.

Además explicó que las personas que están en lista de espera para recibir un trasplante fueron los más afectados ya que muchos murieron a la espera de que surgiera un posible donador, pero la pandemia imposibilitó esto, aunque también aseguró que ya se han retomado los trasplantes pero la situación que se vive por la covid-19 hace que el ritmo sea más lento de lo normal.

(Foto: Freepik)

El objetivo de Cointa siempre será ayudar a los pacientes enfermos

Por último, Cointa aseguró que siempre tratará de trascender y buscar ayudar a los pacientes y a través de FundHepa buscan espacios y campañas para informar a la población además de concientizar sobre la importancia de donar los órganos. “Las personas con alguna enfermedad hepática pueden visitar nuestra fundación y encontrar todo tipo de información sobre este tipo de enfermedades”.

Cointa recomendó a las personas que padecen de alguna enfermedad hepática asistir al centro de salud más cercano para realizarse pruebas y tener un mejor diagnóstico, todo esto con la finalidad de mejorar la salud de los mexicanos.

Sigue leyendo: Una persona puede tener hepatitis durante 30 años sin saberlo

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda