Tener suficiente masa muscular no solo nos hace ver bien, también es fundamental para la buena salud y un nuevo estudio demostró que los músculos podría ser la clave para controlar la glucosa y tratar la diabetes tipo 2

Realizado por científicos de Israel, el estudio demuestra que podría existir una nueva forma de tratar la enfermedad.  

La investigación, presentada en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes en Estocolmo, Suecia, destaca que científicos encontraron una manera de modificar genéticamente el músculo capaz de absorber una cantidad significativamente mayor de azúcar en sangre de lo normal.

El papel de los músculos en los niveles de glucosa en sangre 

De acuerdo con el portal especializado Web MD, los músculos no solo nos hacen ver fuertes, también controlan el nivel de azúcar en la sangre.

(Foto: freepik) 

¿Cómo es eso posible? Los expertos explican que esto se debe a que los músculos usan el azúcar o glucosa como combustible, lo que favorece que se elimine de la sangre y se reduzcan los niveles generales.

Al respecto, Hagit Shoyhet-Smoilovsky, investigador del Instituto de Tecnología de Israel menciona que el tejido del músculo esquelético es el más grande en masa en el cuerpo, por lo que requiere una gran parte de la energía total. 

"Es responsable de absorber un porcentaje significativo de glucosa de la sangre, lo que lo hace crucial en la homeostasis de la glucosa, o cuando los niveles de glucosa en el cuerpo están en un estado estable”, detalla.

Sin embargo, puntualiza que en las personas con diabetes tipo 2, este proceso no funciona tan bien.

En las personas con diabetes no se ve tan bien ese efecto muscular

Shoyhet-Smoilovsky explica que la hormona insulina ayuda a transportar la glucosa a las células, y debido a que la diabetes tipo 2 causa resistencia a la insulina, cuando las células no responden bien, significa que la glucosa puede ser más difícil de acceder para los músculos. 

(Foto: freepik) 

Los investigadores señalan que el ejercicio puede ayudar a que los músculos utilicen más azúcar, por lo que es una de las primeras intervenciones recomendadas para la diabetes.

Sin embargo, muchos pacientes necesitan tomar medicamentos y, en algunos casos, inyecciones diarias de insulina para controlar el azúcar en la sangre a pesar de hacer ejercicio

Modificar genéticamente el músculo para absorber más glucosa

Tomando en cuenta este contexto, los científicos encontraron una manera de modificar genéticamente el músculo capaz de absorber una cantidad significativamente mayor de azúcar de lo normal.

Estudios anteriores con células musculares de ratón tuvieron resultados prometedores, y ahora los investigadores trabajan con células musculares humanas. 

La idea es inyectar el tejido en pacientes con diabetes, aumentando la capacidad de sus músculos para extraer glucosa de la sangre y controlar el azúcar de forma más eficiente, explica Shoyhet-Smoilovsky.

Si este tratamiento funciona, podría reducir la necesidad de inyecciones de insulina algún día en los pacientes. 

El tejido artificial absorbía hasta un 50% más de azúcar

La clave está en el transportador de glucosa tipo 4 o GLUT4, que cuando se activa con la insulina, ayuda a las células a absorber el azúcar para que puedan usarla como energía.

En ese sentido, el equipo modificó células musculares humanas para producir más GLUT4, que se usaron para hacer crecer tejido 3D con la textura y consistencia del músculo. 

(Foto: freepik) 

Con un fluorómetro para medir las moléculas de glucosa, los investigadores encontraron que el nuevo tejido absorbía un 50% más de azúcar que el tejido muscular normal.

Shoyhet-Smoilovsky agrega que cuando el tejido se trasplantó quirúrgicamente a ratones diabéticos, el azúcar en la sangre de los roedores se redujo en un 20% en aproximadamente un mes.

El equipo también desarrolló un andamio flexible que podría permitir inyectar el tejido a través de una jeringa, lo que significa que el tratamiento podría administrarse mediante inyección en lugar de cirugía.

Podría usarse para músculos de personas con movilidad limitada

Los investigadores detallan que son necesarios otros pasos antes de que el tratamiento pueda probarse directamente en humanos y si todo sale bien, lo siguiente es usar las propias células musculares del paciente para reducir las posibilidades de rechazo.

Shoyhet-Smoilovsky dice que el objetivo no es reemplazar los cambios en el estilo de vida que pueden reducir y controlar la diabetes de manera significativa, sino “ofrecer herramientas adicionales para combatir la enfermedad".

Pero destacan que este estudio demuestra que la tecnología podría ofrecer otras terapias que brinden los beneficios del ejercicio sin hacerlo. 

Por ello, podría usarse para aumentar la masa muscular en personas con movilidad limitada o adultos mayores, o para tratar enfermedades musculares como la esclerosis múltiple, la distrofia muscular y los trastornos neuromusculares.

"Creemos que nuestra tecnología también puede ser útil en otras patologías que involucran el músculo esquelético", dice Shoyhet-Smoilovsky. "Por supuesto, cada tipo de condición deberá estudiarse individualmente", concluye.

(Con información de Web MD) 

Para aprender más de...8 conceptos de la diabetes que tienes que conocer

1. Glucosa sanguínea
La glucosa es un tipo de azúcar que las células utilizan como fuente de energía. El cuerpo la produce y la envía a la sangre. Así, la glucosa sanguínea se refiere al nivel de azúcar de la sangre y suele medirse en miligramos por decilitro (mg/dL).
2. Glucómetro
Es un dispositivo que mide el nivel de azúcar en la sangre mediante una punción en la yema del dedo para medir los niveles de glucosa sanguínea.
3. Hiperglucemia e hipoglucemia:
Es un término médico empleado para contabilizar los niveles de glucosa sanguínea en la sangre. Por lo general, la hiperglucemia es más de 160 mg/dL, lo que es un nivel elevado. La hipoglucemia suele ser inferior a 70 mg/dL.
4. Efecto Somogyi
También llamado "efecto rebote", se produce cuando la glucosa en sangre sube mucho después de haber estado muy baja, normalmente mientras se está dormido. Esto se puede evitar tomando un tentempié por la noche o ajustando la insulina.
5. Insulina
Es La hormona que ayuda a las células a utilizar la glucosa. Si el páncreas no la produce o no puede producirla en cantidad suficiente, puede administrarse insulina artificial.
6. Bomba de insulina
Es un dispositivo con un tubo fino que lo conecta a una aguja que va justo debajo de la piel. La bomba administra un goteo de insulina durante todo el día para ayudar a mantener la glucemia estable.
7. Resistencia a la insulina
Es cuando células no utilizan de manera correcta la insulina. La resistencia a la insulina suele ser imperceptible, pero conduce a la prediabetes y la diabetes porque la glucosa no puede pasar de la sangre a las células.
8. Prediabetes
Se refiere a la glucosa en sangre más alta de lo normal pero no lo suficientemente alta como para ser diabetes. Si la padeces, tienes más probabilidades de padecer diabetes de tipo 2.