Claudia Serran, una mujer de Santa Cruz en Argentina, contó en redes sociales el calvario que está viviendo desde agosto de 2021, cuando le realizaron una PCR para covid-19 en una clínica privada que le provocó una infección y que perdiera el cartílago de la nariz.

(Foto: Pixabay) 

Serran relató que trabaja como asistente terapéutico y era habitual para ella realizarse hisopados nasales para pruebas de covid-19, pues tenía que acceder a unidades de cuidados intensivos donde atendía a pacientes.

Sin embargo, una de las muchas PCR no salió como esperaba y cambió su vida para siempre, pues perdió el cartílago de la nariz debido a que la prueba le causó una infección.

“El doctor me dijo que, si sigo así, la infección puede subir al cerebro y puedo morir”, señaló la mujer.

Mujer pierde cartílago de la nariz por prueba PCR 

En entrevista con TN argentina, comentó que la infección en la nariz se agravó al punto de que perdió la división entre sus fosas nasales.

Ahora Claudia debe someterse a una operación de reconstrucción con urgencia que tiene un coste de 1.600 euros.

La joven contó cómo se empezó a dar cuenta de que algo andaba mal después de la PCR mal hecha que le causó problemas.

“Me empezó a picar. Al pasar los días el malestar persistía, pero el doctor me dijo que era normal. Me salía una especie de sangre gelatinosa constantemente” explicó.

Asimismo, dijo que la zona de la nariz se había puesto roja, así que decidió ir al hospital, donde le dijeron que tenía aproximadamente cuatro o cinco centímetros de dilatación en la fosa nasal.

(Foto: elcaletense.net)

La situación se complicó porque los medicamentos que le recetaron para controlar la infección, le acarrearon otros problemas.

“No tengo el cartílago que tiene normalmente la nariz. Llegué a tener una anemia crónica. Se me habían reventado todas las venas y soy alérgica a la penicilina, ya no recibía más antibióticos porque me lastimaron muchísimo los brazos”, contó.

Claudia no solo perdió el cartílago de la nariz, que es divisorio de las fosas nasales, sino que además se contagió de coronavirus.

“Me tuvieron aislada 10 días, según ellos en tres días me derivaban porque me tenían que hacer de forma urgente la reconstrucción del cartílago”, explicó.

¿Qué son las pruebas de PCR?

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, señala que las pruebas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) son una forma rápida y muy precisa de diagnosticar ciertas enfermedades infecciosas y cambios genéticos.

Las pruebas detectan el ADN o el ARN de un patógeno (el organismo que causa una enfermedad) o células anormales en una muestra.

Esta prueba se puede hacer con un hisopado nasal que consiste en tomar una muestra de la parte de adelante de las fosas nasales (narinas anteriores).

(Foto: Pexels) 

La muestra también se puede tomar de la parte de atrás de las fosas nasales en un procedimiento conocido como hisopado de cornete medio o de la nasofaringe, la parte más alta de la nariz y la garganta.

Durante un hisopado nasofaríngeo ocurre lo siguiente:

  • Se debe inclinar la cabeza hacia atrás
  • El profesional de la salud inserta un hisopo en una fosa nasal hasta la nasofaringe (la parte superior de la garganta)
  • Luego gira el hisopo y lo retira

Generalmente este tipo de pruebas no causa complicaciones, el hisopado nasal puede provocar cosquillas en la garganta o causar tos. El hisopado nasofaríngeo puede ser incómodo y causar tos o náuseas, pero todos estos efectos son pasajeros.

(Con información de ABC y MedlinePlus)

Para aprender más de...¿Hay personas inmunes al covid-19?

¿Qué es?
Es una enfermedad de las vías respiratorias que puede causar desde un resfriado común hasta neumonía. Cualquiera que esté en contacto con una persona infectada por el virus puede contagiarse y desarrollar la enfermedad. Los síntomas principales son: dificultad para respirar, tos, fiebre, dolor de cabeza, dolor de cuerpo y de garganta.
Asintomáticos
Hay personas que al contagiarse no presentan síntomas pero sí salen positivos en las pruebas de detección del virus. Es decir, al haber estado expuestas al virus sí contrajeron la enfermedad pero ésta se presentó de manera silenciosa, sin síntomas o muy pocos.
Inmunidad:
Pero también existe un grupo reducido de personas que nunca se infectaron a pesar de haber convivido con enfermos de covid-19. Son individuos con resultados negativos en las pruebas de detección pero que tampoco desarrollan anticuerpos. Es decir, son personas que generaron tal resistencia al virus que éste no logró entrar a las células ni replicarse.
Resistencia:
Las personas que nunca se infectaron de covid-19 a pesar de estar expuestas al virus, son pocas y se cree que el fenómeno se debe a una resistencia genética al coronavirus. Lo cual representa un hecho de interés científico porque los genes de dichas personas contienen información valiosa sobre cómo prevenir la enfermedad.
¿Quiénes son?
Por ejemplo, miembros de una familia contagiada que aunque cuidaron de los enfermos, nunca se contagiaron. O personal médico que asistió a muchas personas con la enfermedad y que nunca tuvieron la infección.
(Foto: Mehr News Agency, Milad Hospital during COVID-19 pandemic 3556142, CC BY 4.0)
Investigación científica:
El Consorcio Internacional para el Estudio Genético Humano de Covid, es una iniciativa de la comunidad científica de 10 países que actualmente se encuentra en la búsqueda de personas inmunes o resistentes al covid y que presenten las características ya mencionadas. Hasta ahora tienen 500 candidatos.
Relevancia:
El objetivo de la iniciativa es comparar el ADN de las personas resistentes con el de las enfermas para encontrar las diferencias fundamentales y el mecanismo que provoca la inmunidad al virus. Lo anterior con el motivo de desarrollar terapias o medicamentos que ayuden a prevenir la enfermedad.