Una alumna de 17 años perteneciente a la Escuela Nacional Preparatoria número 2 de la UNAM, perdió la vida por problemas de salud en el interior de las instalaciones de la escuela.

La Fiscalía General de Justicia abrió una carpeta de investigación para determinar la causa del deceso. Las primeras versiones indican que la adolescente presentó problemas de salud y se desvaneció repentinamente.

Aunque se solicitaron los servicios de emergencia y se le brindaron los primeros auxilios, se determinó que la estudiante había muerto. Según se reporta que la estudiante de nombre Alexandra “N” se desvaneció y segundos después comenzó a convulsionar. 

¿Por qué puede dar una muerte súbita como la de la estudiante de Prepa 2?

De acuerdo con la Clínica Mayo, la muerte súbita en personas jóvenes es poco frecuente y se debe a la alteración e interrupción inesperada de toda la actividad cardíaca. La respiración y el flujo sanguíneo se detienen de inmediato y en cuestión de segundos, la persona queda inconsciente y muere.

(Foto: Cuartoscuro)

El paro cardíaco súbito consiste en la interrupción repentina de la actividad cardíaca debido a un ritmo cardíaco irregular. Cuando la muerte súbita ocurre en adolescentes o adultos jóvenes, a veces, se debe a enfermedades del corazón no diagnosticadas, como una enfermedad cardíaca genética. 

La muerte cardíaca súbita también puede ocurrir tras hacer actividad física o sin necesidad de hacer un esfuerzo. 

También existe una muerte súbita por epilepsia. De acuerdo con el Grupo Regional de Epilepsia del Noreste, la muerte súbita e inesperada de una persona con epilepsia es algo realmente imprevisto ya que puede presentarse en una persona saludable. 

(Foto: Cuartoscuro)

Es probable que no haya una causa obvia de la muerte debido a que nadie presenció la crisis y la víctima no se ahogó ni sufrió ninguna lesión relacionada con las crisis.  

Entre las posibles causas de la muerte súbita por epilepsia se encuentran la obstrucción de las vías aéreas durante o luego de una crisis, la apnea (pausas en la respiración), el edema pulmonar (pulmones llenos de fluidos) y la arritmia.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Mayo Clinic y Grupo Regional de Epilepsia del Noreste)