Cuando tienes un mini accidente cerebrovascular, las primeras 48 horas son cruciales para tu vida.

No se trata de un accidente cerebrovascular “completo”, pero teniendo en cuenta que el ictus es la segunda causa de muerte a nivel mundial, el diminutivo que está previo al nombre no es un problema pequeño.

Algo que empeora la situación es que la gente no ve la gravedad del mini accidente cerebrovascular. El que los síntomas se presenten solamente de un lado y que el hormigueo sea uno de ellos, les hace creer que es una extremidad dormida o algo pasajero que se quita de un día a otro. Esto es lo que dice la Escuela de Medicina de Harvard sobre el mini accidente cerebrovascular.

¿Problemas para hablar? Corre con tu médico… puede ser un mini accidente cerebrovascular

Considera al mini accidente cerebrovascular como una advertencia de que viene algo grave. Mayo Clinic señala que estos eventos suelen ser una señal de advertencia temprana de que la persona está en riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.

Si crees que es algo pasajero, tienes razón en una parte. De acuerdo con la Clínica Mayo, los síntomas de un mini accidente cerebrovascular pueden durar minutos, pero una vez que pasan, el reloj de arena de la persona empieza a vaciarse con rapidez.

Mayo Clinic advierte que en algunos casos, las señales pueden durar hasta 24 horas, pero debido a que sus síntomas son muy parecidos a los del accidente cerebrovascular, la persona debe recibir ayuda de inmediato si se presentan las señales mencionadas a continuación:

  • Entumecimiento o debilidad en los músculos, por lo general en un lado del cuerpo
  • Problemas para hablar o entender lo que se está diciendo
  • Pérdida del equilibrio o mareos
  • Ver doble o problemas para ver con uno o los dos ojos

“El riesgo de accidente cerebrovascular es especialmente alto dentro de las 48 horas posteriores al mini accidente cerebrovascular”, advierte la clínica.

Lo que debe hacer el doctor que te atienda, menciona Harvard, es ver si los síntomas se debieron a un coágulo sanguíneo. Si se encuentra que el problema es causado por esta razón, el objetivo será prevenir un accidente cerebrovascular total.

Harvard indica que como es complicado saber ahí mismo el alcance que tiene la obstrucción, es probable que los doctores administren una medicina para disolver coágulos inmediatamente.

“Aproximadamente 1 de cada 3 personas que tiene un mini accidente cerebrovascular tiene un accidente cerebrovascular después”, señala Mayo Clinic.