Investigadores de la Universidad de Queensland, Australia, se encontrarían desarrollando uno de los posibles tratamientos para el covid que estaría destinado a todas las personas, pero en especial para aquellos que le tienen miedo a las agujas.

Se trata de parches para el coronavirus, una alternativa que evitaría no solo el temor a las inyecciones, sino que también erradicaría el dolor que puede llegar a presentar la gente al momento de ser vacunada y tendría ventajas al momento de su distribución.

Foto: twitter.com/@ScienceMagazine

Parches para el virus: ¿Cómo funciona uno de los posibles tratamientos para el covid?

La investigación de los expertos fue publicada el 29 de octubre en el journal Science Advances y los especialistas apuntan que la administración del parche tiene un beneficio en las respuestas inmunes tanto de anticuerpos como celulares.

“Estos anticuerpos neutralizan en gran medida los aislados relevantes clínicamente relevantes, incluyendo las variantes Alfa y Beta del coronavirus”, se puede leer en el artículo original.

Cabe resaltar que este invento todavía no se ha probado en humanos y los estudios fueron hechos en ratones. A pesar de ello, los expertos pudieron proteger a los roedores del virus sin causarles dolor, pues el medicamento es administrado mediante un “click de bolsillo”.

Los parches para el coronavirus, que podrían ser uno de los posibles tratamientos para el covid en un futuro cercano, usan micro rayos de alta intensidad (HD-MAP) para administrar una “vacunación de subunidad de pico del virus” directamente en la piel.

“Con esta plataforma de micro rayos de alta intensidad, la vacuna con recubrimiento seco es administrada directamente en las capas dérmicas superiores de la piel y en la epidermis rica en inmunidad, mientras que al mismo tiempo ocasiona muerte celular localizada e inflamación. Esto no es algo malo, ya que tanto la inflamación como la muerte celular localizada sirven para mejorar la inmunidad inducida por la vacuna”, explican los expertos de la Universidad de Queensland.

Otros beneficios de estos parches serían:

+ facilidad de administración y, de manera potencial, el hecho de que se podría auto administrar, por lo que la gente no capacitada médicamente podría usarla

+ termoestabilidad mejorada

+ menor dependencia de la cadena de frío

“Las vacunas de pico de HD-MAP son estables, inmunogénicas y protectoras contra la exposición al SARS-CoV-2 en ratones después de una sola dosis”, concluyeron los expertos, quienes informaron que se requiere una mayor investigación.