El cloro es una sustancia química que se ha utilizado ampliamente para desinfectar espacios que pudieran estar contaminados con el virus del SARS-CoV-2. Por lo tanto, muchas personas se preguntan si es posible contagiarse de covid en una alberca, dado que el cloro ahí es abundante. 

Te explicamos cuáles son las razones por las que se podría dar un contagio de coronavirus en una alberca y cuáles son las medidas que se tienen que tomar para minimizar los riesgos. 

¿Me puedo contagiar de coronavirus en una alberca?

Lo que debes saber sobre el riesgo de coronavirus en una alberca, parque acuático o playa es que, como en cualquier situación, el contagio será más o menos probable dependiendo de las medidas sanitarias que cada persona realice.

1. ¿El coronavirus sobrevive al agua con cloro?

El doctor de cuidados pulmonares y críticos Joseph Khabbaza, le dijo a Cleveland Clinic que el virus no sobrevive en el agua, por lo que no se podrá propagar fácilmente en un ambiente líquido. También coincidió la experta en enfermedades infecciosas, Amesh A. Adalja, en que el coronavirus no sobrevive en agua con cloro, por lo que el riesgo de contagio en una alberca es reducido. 

Sin embargo, los aerosoles expulsados al hablar, respirar o gritar siguen siendo la principal forma de contagio, ¿qué hacer al respecto?

Te puede interesar: 

(Foto: Unsplash)

2. ¿Alberca al exterior o interior?

El riesgo de contagio se minimiza cuando se realizan actividades al aire libre, por lo que si asistes a una alberca situada en el exterior, el riesgo de contagio se verá disminuido, por ello la mejor opción es nadar en una alberca al aire libre. Sin embargo, si acudes a una alberca en un lugar cerrado como un gimnasio o club se deberá garantizar una ventilación adecuada para reducir la concentración de partículas en el aire. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dan las siguientes recomendaciones a los encargados de albercas:

  • Aumentar el porcentaje de aire exterior tanto como sea posible manteniendo un control aceptable de la temperatura y la humedad
  • Considerar otras medidas para aumentar la introducción y la circulación de aire exterior en la medida de lo posible
  • Mejorar la filtración del aire central al máximo posible sin reducir sustancialmente el flujo de aire

3. ¿Cómo procurar la sana distancia?

El doctor Khabbaza recomienda elegir albercas grandes para asegurar la posibilidad de mantener una distancia de 1.5 metros con las demás personas. También dice que estar hombro con hombro en una alberca no es diferente de estar en un lugar cerrado, pues las gotas expulsadas al hablar o respirar representan un alto riesgo de contagio

También explica que mantenerse en movimiento hace una diferencia en la propagación, por lo que recomienda no dejar de nadar o caminar en la alberca para evitar el contacto cara a cara con otra persona. Así que si acudes a una alberca procura mantener una distancia de más de un metro dentro y fuera de las instalaciones.

(Foto: Pexels)

4. Mantener las precauciones básicas

Los CDC recomiendan limpiar y desinfectar las superficies de uso común en las albercas, así como el uso de gel antibacterial de los usuarios. También se pide que todas las personas dentro de las instalaciones usen cubrebocas siempre y cuando estén fuera de la alberca. Por último se debe evitar compartir equipo de natación que esté en contacto con la cara como goggles, snorkel y clips para la nariz.

5. La vacuna es esencial

Incluso si sigues todas las recomendaciones anteriores, no hay ninguna que te proteja mejor que contar con un esquema completo de vacunación y con un refuerzo. De esa forma y atendiendo lo antedicho es como se puede disfrutar un día en la alberca sabiendo que las precauciones que tomas están reduciendo la probabilidad de contagio al máximo.

Sigue leyendo: 

Con información de: CDC, Cleveland Clinic y Health