Uno de los mejores aliados del ser humano contra el herpes y el Virus del Papiloma Humano (VPH) puede estar en las granjas, especialmente en el moco de vaca, señalan investigadores del KTH Royal Institute of Technology.

La próxima vez que tu vaquita tenga mocos, deberás decirle que es “buena chica” en lugar de regañarla por andar de griposa. Aquí te decimos cómo puede ayudar el moco de vaca contra estas enfermedades.

Moco de vaca, una muuuuuuuuuuuy buena noticia contra las ETS

La solución ofrecida por el moco de vaca puede estar en la mucina, que es un componente principal de la mucosidad que se produce en el cuerpo humano, explican los especialistas del Instituto Real de Tecnología KTH.

En sus palabras, el moco de vaca da la base para poder hacer un gel profiláctico sintético que protege contra la transmisión del VIH y el herpes.

De acuerdo con esta institución educativa, el gel lubricante demostró tener una eficacia del 70% en las pruebas de laboratorio contra el VIH y del 80% contra el herpes.

Este gel de moco de vaca puede ayudar a las personas a tener un mayor control de su salud sexual, indica el investigador de biomateriales en KTH, Hongji Yan.

Yan explica que en nuestro cuerpo, las moléculas de la mucina pueden juntarse y atrapar partículas virales (del virus), que después son eliminadas mediante una renovación activa de la mucosidad.

El gel sintético hecho con moco de vaca replica la función de autocuración y proteger a la persona cuando la protección del preservativo no está disponible o como una herramienta de respaldo en caso de que no se utilice el condón como debería ser utilizado o que esta protección llegue a fallar.

¿Lo mejor de todo? Que el gel de moco de vaca no solo funciona en las relaciones intimas entre hombre y mujer, sino también en los vínculos hombre-hombre y mujer-mujer.

Los resultados fueron publicados en el journal Advanced Sciences y los puedes leer aquí.