El cáncer de mama es una enfermedad en la que las células de la mama se multiplican sin control y para tratarlo, muchas veces se realiza una cirugía donde se extirpa el cáncer ¿Cómo prepararse? Esto es lo que debes y no hacer al someterte a esta intervención.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el cáncer de mama puede comenzar en distintas partes de la mama y también diseminarse fuera, a través de los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos, lo que se conoce como metástasis

Los síntomas pueden variar en cada persona e incluso hay quienes no presentan ninguna molestia hasta etapas muy avanzadas. Algunas señales de advertencia incluyen un bulto en la mama o la axila, hinchazón en una parte de la mama, hundimientos en la piel de la zona, enrojecimiento y dolor.

Cirugía de cáncer de mama, ¿en qué consiste?

Mayo Clinic señala que la cirugía de cáncer de mama es clave en el tratamiento contra esta enfermedad, donde se extirpa el cáncer y puede combinarse con otros tratamientos como la quimioterapia, terapia hormonal y radioterapia.

(Foto: Pexels) 

Esta cirugía comprende diferentes procedimientos, entre ellos:

  • Extirpar la mama por completo, lo que se conoce como mastectomía 
  • Extirpar una parte del tejido mamario o extracción del tumor 
  • Extraer los ganglios linfáticos cercanos 
  • Reconstruir una mama después de la mastectomía

El tipo de cirugía que se hace dependerá del estadio del cáncer, las otras opciones de tratamiento que se tengan y los objetivos médicos y del paciente.   

Lo que debes y no hacer ante una cirugía de cáncer de mama 

Si estás por someterte a una cirugía de cáncer de mama, esto es todo lo que debes tener en cuenta: 

  • Cuida tu salud emocional. Seguro que te sentirás nerviosa y con miedo, por lo que puede ayudar unirte a un grupo de apoyo de pacientes para que te cuenten sus experiencias y te den palabras de aliento. 
  • Infórmate. Es fundamental que estés al día con los últimos avances de la investigación sobre el cáncer de mama para que no caigas en mitos y creencias. 
  • Descansa. Es importante para una recuperación más rápida.
  • Haz ejercicios suaves. Se recomienda hacer ejercicios de estiramiento regulares para recuperar la función y la movilidad del hombro. Estos movimientos te pueden ayudar también a reducir el dolor.

(Foto: Pexels) 

  • Prendas de compresión. Los pechos deben estar totalmente sujetos con sujetadores de compresión al menos las primeras 6 semanas tras la cirugía. Se recomienda usar almohadas para elevar el brazo por la noche y disminuir la hinchazón.
  • Toma tus medicamentos. Sigue todas las indicaciones del médico y no olvides tus medicamentos en tiempo en forma, pues controlan el entumecimiento, la sensibilidad y el dolor tras la cirugía.
  • Cuida la higiene de las heridas. Evita que la herida de la cirugía se moje usando apósitos regulares y mantén una buena higiene personal para evitar infecciones. Sigue todas las indicaciones del médico.
  • Vigila la hinchazón. Tras la cirugía puede presentarse una hinchazón en la axila, llamada seroma, que surge por la acumulación de líquido y provoca dolor. También se presenta hinchazón del brazo del lado de la cirugía, llamado linfedema, por la obstrucción de los canales linfáticos que pueden desarrollarse hasta meses o años tras la cirugía.
  • Come bien. Una dieta equilibrada rica en frutas y verduras es clave para una recuperación favorable. 
  • Seguimiento. Es fundamental que, tras la cirugía, sigas con tus consultas de seguimiento para completar el tratamiento y detectar cualquier recaída. 

¿Qué no debes hacer tras la cirugía?

Es importante tener algunas precauciones después de la intervención, evitando lo siguiente: 

  • No bañarse hasta estar completamente recuperada de la cirugía 
  • No manejar hasta un mes después de la cirugía 
  • No ponerse inyecciones ni tomarse la presión arterial o muestras de sangre en el brazo del lado de la cirugía 
  • No levantar objetos pesados ni hacer esfuerzos al empujar o hacer movimientos repetitivos con el brazo afectado

Recuerda que para esta intervención debes acudir con cirujanos especializados en cáncer de mama que trabajan en estrecha colaboración con los cirujanos plásticos que realizan reconstrucción mamaria

(Con información de CDC y Mayo Clinic) 

Para aprender más de...5 señales que pueden indicar cáncer de mama

Uno de los más comunes:

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 el cáncer de mama fue el más común entre todos los tipos de cáncer con 2.26 millones de casos en todo el mundo. El segundo fue el de pulmón (2.21 millones de casos).
La importancia de una detección temprana:

De acuerdo con los especialistas, detectar el cáncer de mama en etapas tempranas puede mejorar el pronóstico, incrementar la efectividad del tratamiento y prevenir complicaciones futuras. Por ello es importante la autoexploración.
¿Qué tanto conoces tu cuerpo?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que las señales de advertencia del cáncer de mama pueden ser diferentes en cada persona. Algunas mujeres (u hombres) no presentan ningún tipo de síntomas. Notar algo nuevo en tu cuerpo puede hacer la diferencia. No des nada por sentado.
1.- ¿Notas algo raro en tu pezón o en tu seno?

De acuerdo con los CDC, una señal del cáncer de mama puede ser un bulto nuevo en la mama o debajo del brazo (en la axila)
2.- ¿Notas hinchazón en una parte de la mama?

Otra de las señales del cáncer de mama puede ser un aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.
3.- ¿Te sientes incómoda?

Otra de las señales de que puedes padecer cáncer de mama es un dolor en cualquier parte del seno o en el pezón.
4.- Conocerse a sí misma es la clave:

Otras señales del cáncer de mama, indican los CDC, son: Irritación o hundimientos en la piel del seno, enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.
5.- Hay secreciones no naturales:

Si ves que hay secreción del pezón que no sea leche o incluso sea sangre, esa también es una señal de cáncer de mama.