Las superbacterias provocadas por la resistencia a los antibióticos causan la muerte de más de 6,2 millones de personas cada año, una cifra mayor que los decesos causados por el VIH, varios tipos de cáncer y enfermedades infecciosas, según reportó un estudio publicado en la revista médica The Lancet.

Los autores del estudio advierten que esta situación está encaminada a convertirse en una pandemia peor que la del covid y con menos recursos e interés para librarla. Calculan que en menos de 30 años, las superbacterias cobrarán la vida de 10 millones de personas anualmente, superando por completo los números de las pandemias más recientes de la covid y el VIH

Las muertes, cuyas cifras son comprables con las del covid-19, se clasificaron en dos categorías, lo que también hizo al estudio un trabajo novedoso pues se contabilizaron las muertes por infecciones resistentes (1,2 millones) y  personas que murieron con una infección de este tipo aunque esa no fuera la causa principal de fallecimiento (5 millones). El estudio reciente ahora es el más completo y extenso en su tipo pues recogió los datos de 204 países.

Las superbacterias, una pandemia silenciosa que pocos buscan solucionar 

Para entender la magnitud del suceso, primero es importante conocer qué son las superbacterias y cuáles son sus causas. Las superbacterias son microbios comunes y corrientes, aquellos que te pueden causar una infección estomacal por comer en un puesto callejero. Ahora, en circunstancias normales, cuando una persona se enferma del estómago acude al doctor para que le recete medicamentos que maten las bacterias y controlen los síntomas como la diarrea, el vómitos y los cólicos. Normalmente, la toma de medicina es por una semana y pasado ese tiempo, la persona regresa a su estado de salud normal sin mayor complicación, quizá uno o dos kilos menos. 

Pero con las superbacterias, lo que sucedería en dicho caso es que el paciente tomaría los medicamentos indicados y no vería mejora alguno, todavía peor la infección se agravaría y sería urgente ser hospitalizado, donde probablemente sería demasiado tarde para que otros medicamentos, si es que los hay, mataran al bicho. Finalmente, aquella bacteria que se suponía debía morir a los pocos días,  ahora terminaría provocando la muerte por medio de una neumonía o sepsis.

 

Para aprender más de...¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes en las mujeres mexicanas?

(Foto: https://www.scientificanimations.com/, Urinary Incontinence, CC BY-SA 4.0)
Infección de las vías urinarias:
A finales del 2020 se registraron alrededor de dos millones de casos entre la población femenina. Es una enfermedad en la que las vías urinarias se infectan a causa de bacterias de la piel o el recto que entran a la uretra; la infección se puede dar en la vejiga o en los riñones.
(Foto: https://www.scientificanimations.com, Respiratory Tract, CC BY-SA 4.0)
Covid-19:
El covid-19 es una enfermedad de las vías respiratorias que puede causar un resfriado común hasta neumonía y otras enfermedades graves respiratorias. Cualquiera que esté en contacto con una persona infectada por el virus puede contagiarse y desarrollar la enfermedad.
Úlcera gastroduodenal:
Se produce a causa de la gastritis y se manifiesta como una llaga en la parte inferior del estómago o en el intestino delgado debido a que la mucosa que protege y regenera a las paredes del estómago se ha destruido por la ingesta de alimentos y bebidas que producen ácido en el estómago.
Vulvovaginitis:
Es una enfermedad en la que la vagina y la vulva se hinchan y se infectan. Infecciones como la candidiasis, la vaginosis bacteriana y la tricomoniasis y el uso de químicos en la zona vulvovaginal son las causas más frecuentes de la vulvovaginitis.
Conjuntivitis:
Ocurre por una infección viral, bacteriana o alergia que provoca que se infecte la membrana transparente del ojo llamada conjuntiva que cubre la parte blanca del globo ocular, esta infección produce que los vasos sanguíneos de esa área se inflamen y que el ojo tome un color rosado o rojizo.
(Foto: Welleschik, Otitis chron mesotymp 7, CC BY-SA 3.0)
Otitis media aguda:
La otitis es una enfermedad que ataca principalmente a bebés y niños y que muchas veces está acompañada de infecciones respiratorias. Sus síntomas son: fiebre, náuseas, vómitos y diarrea. La mejor prevención para la enfermedad son las vacunas contra el Neumococo y la Influenza.
Gingivitis:
Esta enfermedad causa irritación, enrojecimiento e inflamación de la parte de las encías que rodean al diente. Es causada principalmente por una mala higiene bucal, sus síntomas son:
inflamación de las encías, color rojo oscuro o violeta en las encías, sangrado, mal aliento y sensibilidad.

Pero, ¿cómo es que una simple infección estomacal puede acabar con tu vida? Es aquí donde vale la pena mencionar lo que es la resistencia a los antibióticos, que es la razón de vida de las superbacterias. Hace 70 años se popularizó el uso de la penicilina como remedio para combatir diversas enfermedades causadas por virus, bacterias y microbios que suponían la muerte, este medicamento fue un éxito y salvó la vida de incontables personas. 

Sin embargo, en la actualidad el uso excesivo de la penicilina u otros antibióticos han provocado que las bacterias modificaran sus genes para ser inmunes a los medicamentos. De esa forma es como surge la resistencia a los antibióticos y en consecuencia, la existencia de superbacterias que no mueren con facilidad. 

(STEVE GSCHMEISSNER, C0293233-Oral bacteriaCC BY-SA 4.0)

¿Cómo dejamos que pasara esto?

La causa de esta "enorme amenaza para la salud global" como se menciona en el estudio, no es una sino varias. La primera que podemos mencionar es el uso descuidado de los antibióticos por parte de personal sanitario que prescribe dichos medicamentos indebidamente. La segunda es que en muchos países, sobre todo pobres, solo hay un acceso a antibióticos de primera mano para la población en general, es decir que la penicilina se usa para combatir muchas enfermedades causadas por bacterias que necesitarían medicina más potente (y más cara) para morir.

Pero la realidad es que como son medicinas más caras, son de difícil acceso para la mayoría de la población y en muchos casos solamente son utilizadas en los hospitales por vía intravenosa. Por eso, muchas personas en lugares de África, Asia y América Latina fallecen de enfermedades que en Europa serían curables. El estudio menciona que la mortalidad por estos microbios podría ser mucho menor si se administraran los antibióticos correctos ya que el 70% de las muertes se debe a bacterias que solo son inmunes a los antibióticos de primera línea, como las fluoroquinolonas, pero no a otros más caros que se usan en casos de resistencia.

La tercera causa, va aunada a la anterior puesto que debido a la falta de acceso,  hay un mercado negro de antibióticos que no cumplen con los estándares de calidad requeridos, por lo que no logran curar las infecciones y al no ser efectivos permiten a las bacterias desarrollar nuevos genes de resistencia cuyas variantes se propagarán por todo el mundo tarde o temprano. La última causa es el uso indiscriminado de antibióticos en la ganadería con el fin de engordar al ganado. 

Para aprender más de...Estas son las enfermedades más comunes en los hombres mexicanos

(Foto: https://www.scientificanimations.com, 3D Medical Animation Bronchial Airways terminating ends, CC BY-SA 4.0)
Infecciones respiratorias agudas:
Estas son: rinofaringitis aguda, sinusitis, laringitis, bronquitis y bronquiolitis. Afectan a los oídos, la nariz, la garganta y los pulmones y se les denomina autolimitantes, es decir, se curan por sí solas sin necesidad de antibióticos.
(Foto: www.scientificanimations.com, Staphylococcus Bacteria, CC BY-SA 4.0)
Enfermedades infecciosas intestinales:
Éstas son: tifus, shigelosis, botulismo, estafilococos, amebiasis, pericarditis amebiásica y balantidium. Son causadas por bacterias presentes en las superficies o comida y por una mala higiene personal y de los alimentos
COVID-19:
Es una enfermedad de las vías respiratorias que puede causar un resfriado común hasta neumonía y otras enfermedades graves respiratorias. Cualquiera que esté en contacto con una persona infectada por el virus puede contagiarse y desarrollar la enfermedad.
(Foto: Foto de Eric Erbe, colorización digital de Christopher Pooley, ambos de USDA, ARS, EMU., E. Coli., Dominio Público, via Wikimedia Commons)
Infecciones intestinales por otros organismos:
Son provocadas por la bacteria E. Coli, el virus Norwalk y el adenovirus. Normalmente, estas infecciones causan diarrea y son diagnosticadas como gastroenteritis.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/, Urinary Incontinence, CC BY-SA 4.0)
Infección de vías urinarias:
Es una enfermedad en la que las vías urinarias se infectan a causa de bacterias de la piel o el recto que entran a la uretra; la infección se puede dar en la vejiga o en los riñones.
(Foto: https://www.myupchar.com/en, Depiction of a person suffering from Gastritis, Imagen editada por Ara4, CC BY-SA 4.0)
Úlceras gastroduodenales:
Se produce a causa de la gastritis y se manifiesta como una llaga en la parte inferior del estómago o en el intestino delgado debido a que la mucosa que protege a las paredes del estómago se ha destruido por la ingesta de alimentos y bebidas que producen ácido en el estómago.
(Foto: https://www.scientificanimations.com, Coronary Artery Disease, CC BY-SA 4.0)
Hipertensión arterial:
Cuanta más sangre bombea el corazón y mientras más estrechas son las arterias, mayor será la presión arterial; es una enfermedad crónica y sus principales causas son el sobrepeso y la obesidad.

El ruido de una pandemia silenciosa 

Los investigadores del estudio analizaron 23 patógenos diferentes y casi 90 combinaciones de infecciones y medicinas usadas para tratarlos sin éxito. De hecho, no hay una cura para tales infecciones letales, en realidad solo hay una vacuna para una de estas superbacterias. De igual forma se clasificaron cuáles son las 10 bacterias que más muertes causan en el mundo; las primeras 6 son responsables de 920 mil decesos.

  1. Escherichia coli
  2. Staphylococcus aureus
  3. Klebsiella pneumoniae
  4. Streptococcus penumoniae
  5. Acinetobacter baumannii

  6. Pseudomonas aeruginosa

  7. Mycobacterium tuberculosis

  8. Enterococcus faecium

  9. Enterobacter spp

  10. Grupo B de Streptococcus

También se encontró que:

  • La neumonía es la infección respiratoria que más muertes causa anualmente con 400 mil defunciones;
  • Le siguen las infecciones sanguíneas que provocan sepsis con 370 mil muertes y
  • Las infecciones estomacales con 210 mil fallecidos. 

Los niños son los más afectados por esta pandemia, en especial los menores de 5 años debido a que su sistema inmune todavía no tenía las defensas necesarias para combatir infecciones, pero también por la facilidad de que los niños se toquen la cara y se metan las manos a la boca.

Las regiones más afectadas por esta pandemia silenciosa son África subsahariana y el sur de Asia con 20 muertes por cada 100 mil habitantes.

  • Sur de Asia con 1 millón 428 mil 920 muertes
  • África subsahariana con 1 millón 325 mil muertes
  • Este y sureste de Asia y Oceanía con 1 millón 274 mil muertes
  • América Latina y el Caribe con 422 mil 300 muertes

(Foto: www.scientificanimations.com, Streptococcus pneumoniae - A causative bacteria of meningitisCC BY-SA 4.0 )

¿Qué se está haciendo al respecto?

Los autores del trabajo piden a los organismos mundiales de salud que se tomen medidas urgentes para controlar esta pandemia. En primera instancia proponen un buen uso de antibióticos, mejorar la asepsia en los hospitales para evitar infecciones y financiar la búsqueda de nuevos antibióticos, aunque esto último parece lo más complicado de hacer.

A diferencia con la pandemia del covid, las farmacéuticas no parecen interesadas en financiar y realizar proyectos para nuevos antibióticos o vacunas contra las superbacterias. Esto ocurre principalmente a que las farmacéuticas no quieren hacer un gasto de miles de millones de dólares para un nuevo antibiótico, solo para que este sea sobrepasado por las bacterias generando resistencia y en consecuencia que pierda su efectividad. 

Lo que se puede hacer es transmitir el mensaje a la población en general, como al público especializado de los riesgos del uso indiscriminado de antibióticos

Sigue leyendo: 

Con información de: The Lancet