Las alergias, según informa la Organización Mundial de las Alergias, son padecidas por millones de personas a nivel mundial. Saber identificar cuáles son las alergias más comunes, podría ayudar a evitar complicaciones y malestares producidos por esta extraña respuesta del sistema inmunológico, que incluso puede generar problemas como asma y rinitis alérgica.

(foto: freepik)

Las alergias son una respuesta exagerada del sistema inmunológico

Las alergias son respuestas del sistema inmunitario, explica Mayo Clinic, ante alguna sustancia del ambiente o un alimento. 

Esta respuesta está mediada por los “anticuerpos”, que son producidos por el sistema inmunológico, y son los responsables de identificar la causa de la alergia (conocido como alérgeno) como algo dañino, incluso si no lo es. 

Una vez que este alérgeno ha sido identificado como algo dañino, luego de que la persona haya entrado en contacto con él, puede haber una reacción inflamatoria en el organismo debido a la respuesta desproporcionada del sistema inmunológico

La inflamación puede darse en:

  • Piel (dermatitis atópica o por contacto, y urticaria).
  • Senos paranasales y nariz (rinitis).
  • Ojos (conjuntivitis alérgica).
  • Vías respiratorias (como es el caso del asma).
  • Aparato digestivo (por alergias alimenticias), incluyendo la boca y la garganta.
  • Rostro.

(foto: freepik)

Pero además de la inflamación, pueden haber otros síntomas y efectos secundarios de las alergias, que aunque pueden variar dependiendo del tipo de alergia, en general pueden ser:

  • Estornudos.
  • Comezón (ojos, nariz, piel).
  • Escurrimiento o congestión nasal.
  • Dolor de garganta.
  • Dolor abdominal
  • Vómitos y/o diarrea.
  • Hormigueo en la boca.

En caso de que la reacción alérgica afecte principalmente a las vías respiratorias bajas, podrían presentarse problemas como la producción de sibilancias (que son “silbidos” que se escuchan desde el pulmón al respirar), y una sensación de ahogo, producto de una crisis asmática.

Hay que tener en cuenta que estos síntomas pueden variar en intensidad, y pueden no presentarse todos, ya que la respuesta y la gravedad de las alergias puede variar de persona a persona y pueden de ir muy leve, hasta una anafilaxis (una reacción inmunológica más exacerbada y que puede ser mortal).

(foto: unsplash)

¿Cuáles son las alergias más comunes?

Según explica la Secretaría de Salud de México, las causas de las alergias pueden estar presentes en todos lados, ya que los alérgenos pueden estar presentes en los animales, el ambiente, medicamentos, alimentos y polvo.

Y como indican Medline Plus y Stanford Childrens Health, algunos de los desencadenantes de alergias más comunes, son:

  • Polen.
  • Polvo y ácaros.
  • Picadura de insectos (o veneno, como el de avispas y abejas).
  • Alimentos.
  • Moho y humedad.
  • Caspa o pelo de animales.
  • Medicamentos.

El sitio web también explica que existen personas que, en muchos casos, también pueden tener reacciones alérgicas a elementos ambientales mucho menos controlables o evitables, como las temperaturas (cálida o fría), la luz del sol, e incluso el agua.

(foto: freepik)

La anafilaxia puede ser mortal, ¿Cómo identificarla?

Mayo Clinic explica que en algunos casos, las alergias pueden desencadenar una reacción inmunológica muy grave, que se conoce como anafilaxia.

Esta respuesta, más comúnmente asociada a picaduras de insectos y alergias a alimentos, se considera una emergencia médica que puede poner en riesgo la vida de quien la sufre y causar la muerte.

Suele ser reconocible porque en un cuadro anafiláctico hay: 

  • Gran dificultad respiratoria.
  • Baja de presión arterial.
  • Ritmo cardíaco rápido.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Presencia de erupción cutánea.
  • Sensación de aturdimiento.

(foto: unsplash)

¿Qué hacer con las alergias?

Según informa la Secretaría de Salud de México y Mayo Clinic, existen algunos pasos y acciones que pueden realizarse para evitar las alergias, disminuir su frecuencia e incluso su intensidad:

  1. Alejarse y evitar el contacto con el alérgeno.
    Esto significa evitar la acumulación de polvo y humedad, evitar consumir ciertos alimentos, o evitar el contacto con animal en caso de que este cause alergia.
  2. Utilizar medicamentos específicos para la alergia, de preferencia que hayan sido recetados previamente por un médico especialista.
  3. Acudir al médico.
    En caso de que la alergia no mejore luego de utilizar un medicamento especial, o que los síntomas sean muy graves, es necesario acudir de inmediato con un médico especialista para que pueda hacer nuevas recomendaciones e, incluso, que evite que la alergia se agrave.

(Con información de: Mayo Clinic, Secretaría de Salud, World Allergy Organization, Medline Plus, Clínica ABC, Stanfords Medicine Childrens Health.)