Por lo poco que se conoce, todo parece indicar que el presidente Benito Juárez, quien ocupo durante muchos años la Presidencia de la República, tuvo una muerte rápida por “neurosis del gran simpático”.

Aunque ya había manifestado algunas dolencias, motivo por el cual sus allegados ya no querían que se volviera a postular al más alto cargo del poder Ejecutivo, una noche, por ahí de las 11, sintió un fuertísimo dolor en el pecho; se le llamó un “calambre dolorosísimo” que lo obligó a tirarse a su cama.

Por lo que se desprende del portal +Salud de la Facultad de Medicina de la UNAM, su médico, el doctor Ignacio Alvarado, contra toda su voluntad tuvo que aplicar un remedio muy cruel y que, según él, era muy eficaz: echarle agua hirviendo sobre el pecho.

Me está usted quemando”, se quejó el mandatario. “Es intencional, así lo necesita usted”, le respondió su médico de cabecera.

Pues el remedio cruel no resultó tan eficaz pues Juárez falleció dos horas después, el 18 de julio de 1872.

¿Sabes qué es la neurosis del gran simpático?

El propio médico escribió el libro “La muerte de Juárez”, en donde relata lo anterior. Y hace no muchos años, el Registro Civil de la Ciudad de México hizo públicas las fotografías de su acta de defunción.

En ella, los notarios Crescencio Landgrave y José Villela certifican como causa de muerte: “neurosis del gran simpático”.

Acta de defunción de Juárez (foto tomada de +Salud)

¿Y quién era ese simpático al que le dio neurosis?

Pues no había un gran simpático que sufriera de los nervios. Más bien, el médico se refería a lo que posteriormente se conoció como el infarto al miocardio.

¿Qué es el infarto al miocardio?

Mayo Clinic explica:

El ataque cardíaco se produce cuando:

  • Se bloquea o se reduce gravemente el flujo de sangre que va al corazón.
  •  Por lo general, la obstrucción se debe a una acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias en las arterias del corazón, que son las arterias coronarias.
  • Los depósitos de colesterol se llaman placas y el proceso de acumulación de placas se denomina ateroesclerosis.
  • Cuando una placa se rompe puede formar un coágulo que bloquea el flujo de sangre, lo cual puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco.

El infarto al miocardio también se le conoce como ataque cardiaco.

Eso es la neurosis del gran simpático

Lo que se hace actualmente es que un especialista desobstruye la arteria coronaria por medio de fármacos fibrinolíticos (sustancias que disuelven el coágulo) o por una anginoplastia (un procedimiento mecánico en el que se inserta un tubo muy fino en la arteria), que se realizan durante las primeras 12 horas para salvar la mayor parte posible del músculo cardíaco, explica +Salud.

El infarto al miocardio sucede con más frecuencia:

  • En personas con diabetes (niveles muy altos de azúcar en la sangre)
  • Hipertensión (aumento de la presión arterial)
  • Dislipidemia (niveles muy altos de colesterol)
  • O alguna otra enfermedad relacionada con la aterosclerosis (
  • Dejar de fumar, mantener el peso adecuado mediante una alimentación balanceada, hacer ejercicio y controlar la diabetes e hipertensión, en caso de padecerlas, son formas en las que se puede evitar un infarto al miocardio.

(Con información de +Salud y la Enciclopedia de Historia)