Si se comparan las cifras de mujeres que padecen enfermedades como diabetes, depresión o asma con todas las que tienen incontinencia urinaria de urgencia, son las segundas las que más abundan, indicó el doctor Luis Nava durante el foro “¿Problemas con tu periodo? ¿Te duele el vientre? Expertos lo explican”, organizado por SuMédico.com.

“Son casi el doble de las que tienen incontinencia que las que tienen diabetes y si se ven a las afectadas por asma o enfermedades cardíacas, apenas llegan a todas las que tienen vejiga hiperactiva”, resalta el experto.

¿Cómo puede ayudar la urología ginecológica a las mujeres?

Una rama que puede ayudarlas es la urología ginecológica, disciplina que puede mejorar su salud, pero que todavía es desconocida por una gran cantidad de personas.

Se trata de una subespecialidad de la ginecología y obstetricia que se encarga de integrar y restaurar la función y anatomía de los órganos encontrados en la pelvis femenina.

En esta región se encuentran órganos como el útero, la vejiga, el recto y los músculos pélvicos. De acuerdo con el doctor Luis Romero Nava, se trata de una mezcla de todos los síntomas que tienen que ver con lo urinario, uterino y lo fecal.

“Se trata de una subespecialidad nueva. En México empezó a tener reconocimiento universitario alrededor del 2003. La primera institución en la que se hizo fue en el Instituto Nacional de Perinatología”, resaltó el doctor Nava.

Urología ginecológica: ¿qué padecimientos aborda?

El doctor Nava detalla que algunas de las enfermedades que se encarga de estudiar la urología ginecológica son:

  • incontinencia urinaria
  • incontinencia fecal
  • prolapso de órganos pélvicos
  • reconstrucción pélvica
  • rehabilitación de piso pélvico
  • preparación para la atención del parto
  • infección urinaria recurrente
  • fistulas urinarias

"Los médicos muchas veces tienen la culpa de que ellas no sean diagnosticadas"

Hay muchas veces en las que las mujeres no son diagnosticadas y esto se debe, en parte, por la culpa de los médicos.

El doctor Nava precisa que puede ser que no se les encuentre este problema por pena o porque los médicos les dicen que es porque tuvieron partos y es la penitencia por ser mamá.

“Se tiene que regresar a la paciente a la funcionalidad que tenía antes de los embarazos y por ello es importante hacer una evaluación inicial con interrogatorio, exploración especializada, estudios de consultorio complementarios, de laboratorio y de gabinete”, apunta el experto.