¿Qué pensarías si te dijéramos que algo presente en las concentraciones de agua dulce puede ser un arma potencial contra covid-19?

Elementos de la Universidad de Nebraska encontraron que unas partículas en los hábitats de agua dulce de todo el planeta desayunan, comen y cenan virus, por lo que su uso en la medicina no está lejos de ser una realidad.

Se les llama “viróvoros” y son una especie de Halteria, o ciliados microscópicos, que pueden ingerir grandes cantidades de clorovirus infecciosos que comparten su hábitat acuático.

El posible “némesis” de covid-19 puede estar en el agua dulce

Posiblemente no encontrarás covid-19 en el agua que tomas en tu casa, pero el Houston Methodist señala que se ha llegado a encontrar coronavirus en aguas no tratadas. Todavía no se sabe cuánto tiempo puede sobrevivir el virus en estos cuerpos de agua, pero su presencia está. ¿Servirá este nuevo descubrimiento para combatir al SARS-CoV-2?

De acuerdo con la Universidad de Nebraska, una dieta basada únicamente en virus, que el equipo denominó "virovoria", es suficiente para impulsar el crecimiento fisiológico e incluso el crecimiento demográfico de un organismo.

Aunque no señalaron que uno de los virus comidos por estas partículas fuera covid-19, los especialistas encontraron que si se dejan en un recipiente, la cantidad ingerida por estos microorganismos es bastante alta.

“Se estima que los ciliados en un pequeño estanque pueden comer 10 billones de virus cada 24 horas”, indicó el investigador John DeLong.