México reportó los primeros casos de la variante covid-19 BQ.1, que ha recibido el nombre de “Perro del infierno” por parte de las personas.

A pesar de que todavía no es la predominante en el país, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE) detalló que la variante "Perro del infierno" también conocida como “Cerberus” ya está aquí y nos tiene al alcance de sus “patitas”.

¿Qué se sabe del “Perro del infierno” en México?

El reporte de vigilancia genómica menciona que el 98% de las secuencias registradas pertenecen a ómicron y el 2% a otras variantes, como el "Perro del infierno".

Se estima que al desglosar los datos por subvariantes, la presencia de estas en México sea las siguiente

  • 45% pertenecen a BA.5
  • 20% a BW.1
  • 7% a BQ.1
  • 5% de BA.4.6
  • 1% de BA.2.75

Según Infobae, fue el Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) el que registró el primer caso del “Perro del infierno”. La afectada fue una mujer de 36 años residente de la Ciudad de México.

Este medio detalla que después fueron apareciendo casos de "Perro del infierno" de manera paulatina:

  • Dos mujeres en Nuevo León
  • Dos hombres en CDMX
  • Dos personas en Baja California

De la variante BQ.1.1 también se encontraron 7 casos en la nación:

  • 2 en Yucatán
  • 2 en CDMX
  • 2 en Estado de México
  • 1 en Chiapas

El "Perro del Infierno" va a dominar en 2023

La variante denominada “Perro del infierno” tiene mayor facilidad para propagarse y los Centros Europeos para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) prevén que se convertirá en la variante dominante del coronavirus en Europa desde noviembre hasta principios de diciembre de 2022.

Aunque no se ha visto que la infección con el “Perro del infierno” se relacione con una mayor gravedad de los síntomas, los ECDC mencionan que dicha variante tiene una mayor facilidad para esquivar el sistema inmune y la protección otorgada por las vacunas.

La línea de acción contra el "Perro del infierno" sugerida por los ECDC es la aplicación de dosis de refuerzo adicionales para las personas con mayor riesgo de enfermedad severa, como:

  • adultos mayores de 60 años
  • personas inmunodeprimidas
  • personas con afecciones médicas subyacentes
  • mujeres embarazadas

Cabe destacar que según los ECDC, el “Perro del infierno” fue considerado como una “variante de interés” el pasado 20 de octubre y que los datos de los centros advierten la predominancia de “Cerberus” en más del 80 % de los casos de SARS-CoV-2 para inicios de 2023.

“El alcance del incremento de los casos de coronavirus dependerá de varios factores, como la protección inmune contra la infección influenciada por el momento y la cobertura de vacunación, y el alcance, el momento y el panorama de variantes de la ola previa de SARS-CoV-2”, apuntan los ECDC.