La esperanza de un día poder curar el cáncer está cada vez más cerca con los numerosos tratamientos que desafían la enfermedad encontrando nuevos frentes de lucha.

Algunas de estas terapias innovadoras que han aparecido en la última década están pensadas para reducir al máximo la toxicidad de tratamientos tradicionales como la quimioterapia o la radioterapia y con ello mejorar la calidad de vida del paciente.  

Con los tratamientos tradicionales, el objetivo es matar las células cancerosas del cuerpo, sin embargo, aunque la quimio y radioterapia cumplen la meta, a su paso también arrasan con las células sanas, dejando al sistema inmune completamente debilitado.

Con eso en mente, nacen las terapias génicas como la inmunoterapia, en las que se introducen células en el cuerpo con el único propósito de rastrear las células cancerosas y matarlas. También existe la terapia biológica en la que se ataca un tipo de proteína mutada y se ataca.

Alejandro Madrigal, el científico mexicano que le pisa los pies al cáncer

Pero ahora, el doctor Alejandro Madrigal, especialista en hematología y trasplantes, quien además fue condecorado por la reina Isabel II antes de su fallecimiento, desarrolló una terapia de edición genética celular GENiCAR que presentó durante el evento El presente y futuro de la terapia celular para el tratamiento del cáncer, organizado por Sanofi.

La terapia busca cambiar el tratamiento tradicional para el cáncer, sobre todo en los hematológicos, en los que el único tratamiento son los trasplantes de médula ósea.

(Foto: Especial)

Con el objetivo de generar terapias alternativas a las tradicionales, las cuales resultan muy agresivas y costosas para los pacientes, el doctor Alejandro Madrigal desarrolló la terapia CAR-T, CAR-NK “GENiCAR”.

Esta terapia innovadora consiste en extraer células madre del paciente para después editarlas en un laboratorio con células llamadas letal weapon (arma letal en español) y después volver a introducir estas nuevas células con anticuerpos al paciente para combatir el cáncer.

GENiCar usa la tecnología de edición genética con las células madre pluripotentes inducidas. Este tratamiento serviría para diversas enfermedades como el mieloma múltiple, el cáncer de mama, cáncer renal, el glioblastoma e incluso en enfermedades autoinmunes o infecciosas.

Sin embargo, una tecnología así requiere una infraestructura costosa y no es un proceso veloz. El doctor Madrigal explicó que el proceso de GENiCAR puede tardar de 10 a 28 días y puede tener un costo de hasta 300 mil pesos.

(Foto: Dr. Alejandro Madrigal)

No obstante, el doctor Madrigal, quien es mundialmente reconocido como una eminencia en el trasplante de médula ósea por la fundación del Instituto de Investigación de la fundación británica Anthony Nolan, busca reducir los costos de terapia y hacerla más accesible a las instituciones y pacientes.

En palabras del doctor Madrigal:

GENiCAR une por primera vez el uso de las células madre pluripotentes inducidas (iPSCs) con el método de reconfiguración celular como una opción viable en el tratamiento de diferentes patologías

Recordemos que el cáncer se caracteriza por la multiplicación anormal de células que afectan los tejidos más cercanos a ellas, por lo que la edición genética revolucionaría los tratamientos ya conocidos y mostraría gran eficacia ante complicaciones

Cabe señalar que “GENiCAR” está basada en la investigación que dio el Premio Nobel de Medicina a los inmunólogos James P. Allison y Tasuku Honjo en 2018, quienes descubrieron cómo el uso de células humanas puede tratar el cáncer.

SIGUE LEYENDO: