Los fumadores no solo tienen los pulmones en mucho peor estado que los no fumadores, también el corazón es peor, informó una investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología ESC 2022.

A mayor cantidad de cigarros consumidos, peor es la función cardíaca, descubrió el estudio; sin embargo, algunas funciones se restablecían cuando las personas dejaban el hábito. Ya se conocía que el tabaquismo provoca la obstrucción de las arterias, lo que conduce a la enfermedad coronaria y al ictus.

El corazón de fumadores bombea sangre más lento y con menos potencia

Pero ahora la investigación determinó que al fumar el corazón se hace más grueso y débil. En otras palabras, los fumadores tienen un menor volumen de sangre en la cámara izquierda del corazón y menos potencia para bombear la sangre al cuerpo.

(Freepik)

Fumar mata a 8 millones de personas cada año. La mitad de las muertes evitables por el consumo de tabaco se deben a enfermedades cardiovasculares como el infarto y el accidente cerebrovascular.

El tabaquismo también puede llevar a la insuficiencia cardíaca, que ocurre cuando dicho órgano no bombea tan bien la sangre como debería porque está muy débil o rígido y, en consecuencia, el cuerpo no recibe de forma correcta los nutrientes y el oxígeno que necesita.

Para aprender más de...Enfermedades del corazón: estas son las más comunes

¿Qué son las ECV?
Las enfermedades cardiovasculares (ECV) ocurren en el sistema circulatorio, afectan las estructuras del corazón y le provocan daños. Son la principal causa de muerte en el mundo: 17 millones de personas al año. Son causadas por sedentarismo, abuso de sustancias nocivas, la diabetes y la obesidad.
(Foto: https://www.scientificanimations.com, Coronary Artery Disease, CC BY-SA 4.0)
Infarto al corazón (miocardio)
Se produce cuando ocurre un bloqueo de la sangre que va al corazón, órganos y tejidos debido a la acumulación excesiva de grasa y colesterol que tapan las arterias. Un infarto crea presión y dolor en el pecho y los brazos, náuseas o indigestión, fatiga y mareos.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/, Types of Stroke, CC BY-SA 4.0)
Derrames cerebrales
Ocurre cuando el suministro de sangre que llega al cerebro se detiene, se detiene el oxígeno y las células mueren. Sus síntomas son: dificultad para hablar, parálisis y problemas de movilidad; se deben atender rápido para evitar daños cerebrales y discapacidades permanentes.
Hipertensión
Cuanta más sangre bombea el corazón y mientras más estrechas son las arterias, mayor será la presión arterial. No hay síntomas específicos, pero un chequeo de rutina la puede detectar. Puede causar: infartos, derrames cerebrales, insuficiencias cardíacas y demencia.
Angina de pecho
Es un dolor y presión fuerte en el pecho que ocurre cuando se reduce el flujo sanguíneo al corazón por el exceso de grasa en las arterias. Esto es normal cuando se presenta al realizar un esfuerzo físico pero se vuelve preocupante cuando ocurre en reposo y dura varios minutos; de ser el caso, puede indicar el inicio de un ataque cardiaco.
Arritmia
Es un problema del ritmo cardíaco en el que el corazón puede latir muy rápido (taquicardia) o bradicardia (muy lento). Sus síntomas son: falta de aire, mareos, desmayos y dolor en el pecho. De no ser atendida con rapidez puede provocar un paro respiratorio o cardíaco y la muerte.
Insuficiencia cardíaca
El corazón es incapaz de bombear la cantidad necesaria de sangre para el correcto funcionamiento del cuerpo. Sus síntomas son: cansancio repentino, sensación de ahogo durante el reposo, tos seca y persistente y desmayos. La IC es la primera causa de hospitalización en personas mayores de 65 años.

La parte más importante del corazón, no funciona bien en fumadores

El estudio tuvo como objetivo examinar a fondo la relación entre el tabaquismo y la estructura y el funcionamiento del corazón. Se contó con la participación de 3,874 personas de entre 20 y 99 años de edad. Se compararon los resultados de las ecocardiografías de los fumadores con las de los no fumadores.

  • La edad media de los participantes era de 56 años
  • 43% eran mujeres
  • Uno de cada cinco era fumador actual
  • 40.9% era exfumador
  • 40.5% no había fumado nunca

(Foto: Unsplash)

Los fumadores actuales tenían un corazón más grueso, débil y pesado

A mayor consumo de tabaco con los años, menor bombeo de sangre. Los fumadores actuales tenían una peor estructura y funcionamiento de la cavidad izquierda cardíaca, que es la más importante.

El estudio concluyó que el tabaquismo no solamente causa daño a las arterias, sino que también perjudica al corazón, aunque dejar de fumar puede revertir el daño en algunos casos.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Infosalus)