Georgie Henley, la actriz que dio vida a Lucy Pevensie en la saga de las Crónicas de Narnia, reveló en su cuenta de Instagram que sufrió una enfermedad que por poco termina con su vida.

La joven de 27 años reveló que una infección de una bacteria carnívora por poco le cuesta la amputación de su brazo y que le dejó cicatrices y estragos permanentes en el cuerpo. En su post dijo que desde que sufrió la enfermedad, había tratado de esconder sus cicatrices por miedo al rechazo.

Durante los últimos nueve años he estado abierta acerca de mis cicatrices en mi vida personal, pero las he escondido completamente en cualquier contexto profesional

¿Qué es la enfermedad de la bacteria carnívora que sufrió la actriz de las Crónicas de Narnia?

La actriz sufrió una condición llamada fascitis necrosante, que es una infección bacteriana rara que se propaga por el cuerpo rápidamente y que puede causar la muerte, explican los CDC. También conocida como “enfermedad devoradora de carne”, se cree que los estreptococos del grupo A son la causa más común de la infección.

Sin embargo, las bacterias que viven en el agua, como la Vibrio vulnificus también puede causar fascitis necrosante. La forma más frecuente en que estas bacterias entran al cuerpo es a través de las lesiones abiertas en la piel como:

  • Cortes y raspones
  • Quemaduras
  • Picaduras de insecto
  • Heridas punzantes
  • Heridas quirúrgicas

La infección puede destruir los músculos, la piel y el tejido subyacente y algunas veces ocasiona la muerte del tejido corporal. A medida que el tejido muere, las bacterias ingresan a la sangre y se diseminan rápidamente por todo el cuerpo.

Las manifestaciones son:

  • Una pequeña protuberancia dolorosa en la piel que se extiende
  • Una zona que asimila un moretón que crece en forma acelerada
  • El centro se vuelve oscuro y después el tejido se muere
  • La piel se abre y supura líquido
  • Sensación general de malestar
  • Fiebre
  • Sudoración
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Mareo
  • Debilidad

La cicatrices son un recordatorio de mi supervivencia

Georgie Henley explicó que contrajo la infección cuando tenía 18 años y recién estaba comenzando la universidad. Como corría el riesgo de que su brazo izquierdo fuera amputado, se tuvo que someter a una cirugía de emergencia y luego a un procedimiento reconstructivo con injertos de piel.

Dijo que desde entonces ha usado vendas o cubiertas, maquillaje, prendas con mangas con tal de ocultar las marcas en la piel porque pensó que le iban a cerrar oportunidades en la industria cinematográfica.

La industria de la que formo parte a menudo se centra en una idea muy estrecha de lo que se considera 'perfección' estética, y me preocupaba que mis cicatrices me impidieran conseguir trabajo

La actriz asegura que en este tiempo ha aprendido a amarse y sentirse bien consigo misma y que las cicatrices son “un mapa del dolor que mi cuerpo ha soportado” y son “un recordatorio de mi supervivencia”. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de CDC, Medline Plus)