En época de Navidad y Año Nuevo todos nos excedemos a veces, ya sea por la comida, por la bebida, por los desvelos o por el sedentarismo. 

Sobre todo la gente se excede en el consumo de alimentos y alcohol, lo cual no solo se puede traducir en el aumento de peso sino también en una enfermedad menos conocida pero igual de importante. 

La enfermedad que se manifiesta en los pies y que aumenta en fin de año

La gota es una de las enfermedades de las que menos se habla en estas épocas a pesar de su incidencia. 

(Foto: Especial)

Como muchas otras enfermedades, la gota se desencadena justamente por los excesos en grasas, mariscos y alcohol y para quienes ya padecen la enfermedad, los síntomas empeoran.

De acuerdo con la Clínica Mayo, la gota es un tipo de artritis que puede afectar a cualquier persona. Se caracteriza por ataques espontáneos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en una o más articulaciones, especialmente en el dedo gordo del pie

Por esto, muchas personas con gota suelen despertarse en la mitad de la noche con un dolor intenso que describen como si el dedo gordo del pie estuviera en llamas. La articulación está tan sensible que hasta el roce con las sábanas puede causar dolor. 

La gota es un padecimiento cuyos síntomas son recurrentes, es decir, que suelen aparecer y desaparecer. 

(Foto: Especial)

¿Por qué da la gota?

Esta afección ocurre debido a la acumulación de cristales de urato, que se forma con la acumulación de ácido úrico, lo que causa inflamación y dolor intenso. 

El cuerpo forma ácido úrico de forma natural cuando descompone una sustancias llamadas purinas, las cuales también están en el cuerpo naturalmente. Pero las purinas también se encuentran en algunos alimentos como:

  • carne roja
  • vísceras
  • anchoas
  • sardinas
  • mejillones
  • vieiras
  • truchas
  • atún 
  • cerveza
  • bebidas endulzadas con fructosa

Normalmente el cuerpo disuelve el ácido úrico por medio de la sangre y se elimina mediante los riñones y la orina. Sin embargo, cuando el cuerpo produce demasiado ácido úrico o los riñones excretan muy poco, se da una acumulación de esta sustancia. 

(Foto: Especial)

¿Cuáles son los síntomas de la gota?

Los síntomas de la gota normalmente ocurren de manera repentina y en la noche. Estos son: 

  • Dolor articular intenso: Suele afectar al dedo gordo del pie pero puede dañar cualquier articulación.  
  • Molestias articular: Después de ese primer episodio de dolor articular queda una molestia persistente, la cual puede durar días o semanas. Con cada ataque, los próximos duran más tiempo y afectan más articulaciones
  • Inflamación y enrojecimiento: las articulaciones afectadas se hinchan, se enrojecen, se vuelven sensibles y se calientan
  • Pérdida de movilidad: conforme la gota avanza, tal vez ocurra que no puedas mover las articulaciones con normalidad

¿Qué puede pasarle a una persona con gota?

Es importante que si una persona identifica los síntomas anteriores, acuda al doctor de inmediato para hacer un diagnóstico temprano de la gota y evitar el deterioro del cuerpo, ya que sin atención médica, la gota puede causar afecciones más graves como:

  • Gota recurrente: Ataques de gota varias veces al año
  • Gota avanzada: Los depósitos de cristales de uratos pueden causar nódulos debajo de la piel llamados tofos
  • Cálculos renales: los cristales de urato pueden acumularse en las vías urinarias y causar cálculos renales y daños a los riñones

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Clínica Mayo, 20 minutos)