¿Qué tanto te preocupas por las enfermedades crónicas? Si no lo haces, quizá deberías hacerlo. Entre 2010 y 2020, se reportó un incremento de 139% en los fallecimientos por diabetes en localidades con un alto porcentaje de población indígena y ellos no son los únicos que están en riesgo.

De acuerdo con El Poder del Consumidor, el nivel socioeconómico, educativo y el género se presentan como factores de desigualdad en el tratamiento de enfermedades crónicas en nuestro país.

¿Cómo influyen estas condiciones en la situación de las enfermedades crónicas? Esto es lo que dicen los expertos.

Imagen: El Poder del Consumidor

Tratamiento de enfermedades crónicas en México no solo tiene que ver con estilo de vida

En palabras del Poder del Consumidor, el nivel socioeconómico y educativo bajo se relaciona con el desconocimiento de tener diabetes, así como con una mayor prevalencia de hipertensión y menor control de la misma.

De hecho, la población de menores ingresos, principalmente los indígenas y las mujeres, son los grupos más vulnerables a padecer enfermedades crónicas.

Dicho impacto de las enfermedades crónicas aumenta en los siguientes grupos:

  • Los que no tienen acceso a los servicios públicos de salud (actualmente cerca de 54% de la población)
  • Aquellos que carecen de la posibilidad de prevenir y atender oportunamente la diabetes y otras enfermedades asociadas.

Si vives en la región del sur de México, seguramente te habrás percatado del problema y si no lo has hecho, lo harás. Es en las zonas rurales, en especial las que tienen mayor población indígena, donde se presenta una mayor prevalencia de síndrome metabólico (58%) en comparación con la cifra nacional (56%).

Oaxaca, Chiapas y Guerrero mostraron mayor vulnerabilidad ante la presencia de enfermedades crónicas, informa El Poder del Consumidor.

Atender este problema no es sencillo y representa uno de los mayores retos para el sistema de salud de nuestro país. Únicamente en 2019 se registraron cerca de 597 mil 648 decesos por dichos padecimientos y, en la actualidad, cerca de la mitad de la población adulta mexicana presenta:

  • hipertensión
  • diabetes (14%)
  • enfermedad renal (15%)
  • síndrome metabólico (56%)

Este último es un conjunto de factores de riesgo cardiometabólicos en los que se incluye la glucosa, el colesterol, la obesidad abdominal y los triglicéridos elevados en sangre, así como la presión arterial alta.

La educación y calidad de vida tienen mucho que ver

Los expertos del Poder del Consumidor señalan que cerca del 54% de la población mexicana presenta un nivel de escolaridad básico o inferior y el 56% está ubicado en niveles socioeconómicos bajos y muy bajos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENSANUT) 2021, cerca del 54% de la población no tiene alguna derechohabiencia. Esto implica, por un lado, que las enfermedades crónicas no sean atendidas de manera oportuna y, por el otro, que exista un mayor gasto de las familias.

En palabras de los expertos, cerca del 55 % de la población en México tiene algún tipo de inseguridad alimentaria, que es mucho más severa entre aquellos con menor nivel educativo e índice de bienestar. Este último nivel de inseguridad se ha relacionado con obesidad y sobrepeso.

Reconocer las desigualdades sociales y económicas permite orientar las intervenciones, vigilar la equidad y, a su vez, avanzar en la comprensión de la salud con un enfoque de mayor protección de los grupos vulnerados.