Neuralink es una empresa de neurotecnología creada por Elon Musk que pretende conectar la mente y la computadora para combatir enfermedades. 

Tienen como objetivo crear un dispositivo electrónico capaz de tratar a personas con discapacidad causadas por enfermedades neurológicas

Hace unas horas Neuralink dijo que van a comenzar los ensayos clínicos en humanos en los próximos seis meses. Es decir, planean insertar un chip en el cerebro de humanos para ver si puede ayudar contra enfermedades neurológicas

El producto consiste en una dispositivo con cables y electrodos que se implantar tras hacer una abertura en el cráneo para colocar el chip. Falta que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) apruebe el ensayo clínico en humanos. 

En el ensayo en animales, 15 de 23 monos muerieron. Ahora busca hacerlo en humanos

Más allá de la ambición de Neuralink, la realidad es que los avances que la compañía ha presentado mostraron un mono jugando Pong, que es un videojuego en el que si bien al inicio el primate utilizó un joystick, después, según narraciones, el juego se movió de manera inalámbrica a través de las reacciones mentales del animal. 

(Foto: Pager jugando Pong)

El macaco llamado Pager logró mover el cursor de una pantalla de computadora utilizando su mente gracias a los 1,020 electrodos implantados en el chip de su cerebro. Elon Musk dijo que las versiones posteriores de Neuralink planean que alguien con parálisis pueda mover su cuerpo e incluso, volver a caminar. 

Aunque las hazañas de Pager parezcan impresionantes, la verdad detrás de ello es que se pagó un gran precio para lograr ese cometido y es algo que preocupa a expertos. El Comité de Médicos por una Medicina Responsable dijo que de los 23 monos involucrados en las pruebas, al menos 15 murieron o fueron sacrificados. 

(Foto: Neuralink)

Monos sacrificados ¿y ahora humanos?

Neuralink admitió que 8 animales tuvieron que ser sacrificados pero aseguraron que cuidan a los animales de la mejor manera ética. Esto deja mucho que desear si se considera un ensayo clínico en humanos y ruega la pregunta de sí algunos tendrán el mismo destino que los primates. 

El objetivo de Musk es ambicioso. Pretende que dicha interfaz cerebro-computadora haga que una persona con enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica pueda comunicarse mediante sus pensamientos.

La apuesta de los ensayos clínicos en humanos es probar los implantes también en otras partes del cuerpo, para curar la parálisis si se implanta en la columna vertebral o para curar la ceguera si se implanta en el ojo. 

Implantes cocleares ¿precursores de chips cerebrales?

El implante coclear es un dispositivo electrónico formado por dos partes principales. La primera es una que se introduce por medio de una cirugía dentro del hueso que rodea al oído y que consta de un estimulador-receptor capaz de decodificar y transmitir señales eléctricas al cerebro

La segunda parte es un dispositivo externo formado por un micrófono/receptor, un procesador de lenguaje y una antena. Esta parte es la que recibe el sonido, lo convierte en una señal eléctrica y lo envía a la parte interna. 

El implante coclear permite a las personas sordas recibir y procesar sonidos y lenguaje, aunque no restablecen la audición normal. Los implantes cocleares van alrededor de las partes dañadas del oído y estimulan directamente el nervio auditivo. El nervio auditivo envía las señales generadas por el implante al cerebro y el cerebro las reconoce como un sonido.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Xataka)