El colon realiza una función vital para el ser humano y es necesario cuidarlo. De no hacerlo, el sistema digestivo puede verse seriamente afectado.

El colon, también llamado intestino grueso, es la parte final del sistema digestivo. De acuerdo con Medline Plus, que es el portal de la Biblioteca de los institutos nacionales de salud de Estados unidos, el colon es un tubo largo y hueco, en el cual el cuerpo produce y almacena las heces.

Existen muchos trastornos que pueden afectar su capacidad para funcionar adecuadamente.

La evacuación de las heces es el último paso de la comida en el camino por el tracto digestivo. Las heces salen del cuerpo a través del recto y del ano.

A la materia fecal también se le conoce como heces y excremento. Ese material está hecho de lo que queda después de que el aparato digestivo (estómago, intestino delgado y colon) absorbe los nutrientes y líquidos de lo que se comió y tomó.

Según la misma fuente, en ocasiones pueden surgir problemas en el proceso de la digestión.  Puede haber diarrea cuando las heces pasan por el intestino grueso muy rápidamente.

También la incontinencia fecal es un problema para controlar la evacuación de la materia fecal. Y un problema muy común es el estreñimiento que es cuando el excremento se mueve muy lentamente a través del colon.

 

¿Sabes cuánto excremento podemos acumular en el colon?

Cuando el organismo no es capaz de hacer que el colon más rápidamente acumula más heces, y entre más días pasen en que la persona no evacúa su material fecal, más excremento vamos conservando en el organismo, lo cual no es bueno.

Mayo Clinic señala que el estreñimiento crónico se caracteriza por las deposiciones poco frecuentes o la dificultad para para hacerlo y esto puede durar días, semanas o más.

“El estreñimiento suele describirse como una frecuencia de deposiciones inferior a tres veces por semana”. Cuando el estreñimiento es crónico puede interferir en la capacidad de las personas de realizar sus tareas diarias.

Ahora, cuando eso pasa, los desechos de lo que comemos pueden contener elementos que no son recomendables para el organismo. Y según la Agencia Europea, podemos acumular entre 8 y 10 kilos de excremento. ¿Te imaginas?

Mayo Clinic alerta sobre las complicaciones que puede haber:

  • Se inflaman las venas del ano (hemorroides). Hacer fuerza para evacuar los intestinos puede provocar una inflamación de las venas que se encuentran en el ano y alrededor de este.
  • Se rompe la piel del ano lo cual se llama fisura anal. Las heces grandes o duras pueden provocar pequeñas rupturas en el ano, lo cual resulta muy doloroso.
  • También puede suceder que las heces no pueden eliminarse (retención fecal). El estreñimiento crónico puede provocar una acumulación de heces duras que se atascan en los intestinos.
  • De igual forma, Intestino puede sobresalir a través del ano. Hacer fuerza para evacuar los intestinos puede hacer que una pequeña porción del recto se estire y sobresalga a través del ano.

Y la Biblioteca de los institutos nacionales de Salud de Estados Unidos dice que existen muchos trastornos que pueden afectar su capacidad para funcionar adecuadamente. Entre ellos:

  • Cáncer colorrectal
  • Pólipos del colon que son crecimientos de tejido en el colon que pueden hacerse cancerosos
  • Colitis ulcerativa: úlceras en el colon y el recto
  • Diverticulitis: inflamación o infección de pequeños sacos o divertículos en el colon
  • Síndrome del intestino irritable: un cuadro molesto que causa cólicos abdominales y otros síntomas.

Por todo lo anterior es preferible tomar algunas precauciones para hacer que nuestro intestino funciones.

  • Algunas son muy sencillas como:
  • Tomar mucha agua (por lo menos litro y medio)
  • ingerir alimentos que contengan fibra
  • y hacer ejercicio. El sedentarismo no es buen amigo del organismo.

Se estima que entre 16 y 30 por ciento de la población mexicana padece colitis, lo cual afecta principalmente a mujeres menores de 45 años de edad y es causa de ausentismo laboral.

La colitis es altamente incapacitante, precisó la doctora Carolina Ramírez, adscrita al Servicio de Gastroenterología del Hospital Juárez de México, según el portal de la Secretaría de Salud

(Con información de Europa Press, Medline Plus, Mayo Clinic, Secretaría de Salud)