Un instituto de investigación militar estadounidense está trabajando en una vacuna contra el covid-19 que sería eficaz contra todas las variantes del coronavirus y que además no necesitaría dosis de refuerzo. Por ello, se ha denominado al biológico como la "supervacuna", "pan-coronavirus" o "arma milagrosa".

La vacuna SpNF se encuentra en fase de ensayo clínico pero las expectativas son altas por todo lo que promete. Es una vacuna de nanopartículas de ferretina (SpNF) que pretende superar al resto de fármacos actualmente disponibles, pues ésta evitaría los contagios de nuevas variantes y los niveles de anticuerpos no disminuirían después de unos meses.

Ejército de EU anuncia "supervacuna" covid que no necesitaría refuerzos

La "supervacuna" funciona de manera similar a la de Novavax, que ha sido novedosa por el uso de proteínas recombinantes. En la vacuna de la farmacéutica estadounidense se utiliza la proteína de pico o Spike del coronavirus y se mezcla con un adyuvante a base de saponina para estimular el sistema inmunológico y provocar una respuesta de las células inmunitarias.

(Foto: Unsplash)

El fármaco del ejército estadounidense se basa en la ferretina, una molécula proteica con la capacidad de almacenar hierro y que se puede plegar formando una bola de 24 lados como un balón de futbol en la que en cada lado se aplicaría la proteína Spike. De esta forma el inmunizante produciría la formación de anticuerpos que estarían unidos a la proteína de pico de tal manera que el virus ya no pueda infectar las células.

También se produciría la activación de las células T que serían capaces de reconocer y eliminar las células infectadas al mismo tiempo que impedirían la propagación del coronavirus en el organismo.

Hasta ahora, todas las vacunas aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), utilizan la tecnología de ARN mensajero, de vector viral y del virus inactivado. 

Para aprender más de...¿Cómo funcionan las vacunas contra el covid-19?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que actualmente hay más de 200 vacunas contra el covid-19 en desarrollo. Eso no significa que ya estén próximas a ser utilizadas; de hecho, solo 52 se encuentran en las fases de ensayos humanos para comprobar su eficacia o descartarla. Pero ¿cómo funcionan realmente las vacunas anticovid?
Métodos:
Existen 3 métodos para fabricar una vacuna: con agentes patógenos (virus o bacterias) íntegros; con fragmentos del agente patógeno o con el material genético del virus.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/wiki-images/, 3D-medical-animation-coronavirus-structure scientificanimations com esp2, CC BY-SA 4.0)
Método 1 con vacunas inactivadas:
Este es una de las 3 estrategias para desarrollar la vacuna bajo el método de agente patógeno íntegro. Aquí se va a aislar el patógeno y se va a destruir o inactivar por medio de sustancias químicas, calor o radiación.
Método 1 con vacunas atenuadas y vectores víricos:
En las vacunas atenuadas se utiliza el virus o un patógeno similar y se mantienen activos pero debilitados; para el vector vírico se usa un virus inofensivo que va a transportar proteínas del patógeno a combatir a fin de que se induzca una respuesta inmune sin causar la enfermedad.
Método 2:
Las vacunas con fragmentos del patógeno solo utilizan partes del virus o la bacteria que son indispensables que el sistema inmune reconozca, estas subunidades suelen ser proteínas o hidratos de carbono.
Método 3:
En la vacuna de ácido nucleico se utiliza una secuencia del material genético para que proporciones instrucciones al cuerpo mediante el ADN o ARN para fabricar proteínas específicas y no todo el virus con la finalidad de que el sistema inmune las reconozca y luche contra ellas.
Actualmente las principales vacunas utilizadas contra el coronavirus utilizan alguno de estos métodos. Los más comunes son el 2 y 3.
(Foto: Spencerbdavis, Solo-mrna-vaccine-4, CC BY 4.0)

La vacuna sería segura y eficaz

Con el fin de potenciar la eficacia de la "supervacuna", el fármaco tendrá un adyuvante ALFQ (liposomas) que ayuda a alertar al sistema inmune de una forma segura y eficaz. Ésta fórmula fue creada por el ejército estadounidense y consiste en liposomas  que contienen fosfolípidos saturados, colesterol y monofosforil lípido A como estimulantes inmunológicos.

Otra ventaja de la vacuna es que no tiene que ser almacenada a bajas temperaturas como las de ARN mensajero, lo que facilitaría su distribución y acopio.

(Foto: Unsplash)

Una vacuna para el futuro

La vacuna fue probada primero en monos y demostró efectividad neutralizante contra las variantes alfa, beta, gamma y delta y se espera que también produzca una respuesta inmune contra ómicron. La "supervacuna" se encuentra en estudios de fase 1 en humanos,  en los que se pronostica la misma respuesta inmunitaria que en los monos.  

Con la vacuna SpNF se tiene la esperanza de crear una vacuna universal que pueda usarse contra las pandemias del futuro, que surgirán a raíz de una enfermedad respiratoria como el coronavirus. Anthony Fauci, el máximo especialista de enfermedades infecciosas en Estados Unidos afirmó lo siguiente sobre la "supervacuna".

"Nuestra estrategia ha sido desarrollar una tecnología de vacuna 'pan-coronavirus' que podría proporcionar potencialmente una protección segura, eficaz y duradera contra múltiples cepas y especies de coronavirus."

Sigue leyendo: 

Con información de: DW