Uno de las causas de cáncer está en tu cocina. De acuerdo con una investigación publicada en el journal Environmental Science & Technology, las estufas de gas natural emiten sustancias químicas que son malas para la salud, como el benceno, incluso cuando las tienes apagadas.

¿Qué es esta sustancia?, ¿Qué enfermedades puede causar el benceno? Aquí te contamos los riesgos de las estufas, según los especialistas.

Benceno en las estufas, ¿una de las causas de cáncer?

La American Cancer Foundation advierte el benceno como una de las causas de cáncer es un tema conocido, pues existe evidencia tanto en animales de laboratorio como en personas sobre esta sustancia líquida incolora de olor dulce que también es conocida como benzol.

Esta fundación informa que la relación entre el benceno y el cáncer ha sido centrada principalmente en la leucemia y otros cánceres de las células sanguíneas.

“Se ha observado que las tasas de leucemia, particularmente la leucemia mieloide aguda (AML), son más altas en investigaciones de trabajadores que se encuentran expuestos a niveles altos de benceno, como la fabricación de calzado, refinación de petróleo e industrias químicas”, advierte esta fundación.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que el benceno hace que las células corporales no sirvan como deberían. Un ejemplo de esto es que puede hacer que la médula ósea no genere suficientes glóbulos rojos, lo que puede causarte anemia.

Otro de los riesgos del benceno es que puede causar daños en el sistema inmune al modificar los niveles de anticuerpos en la sangre y provocar la pérdida de glóbulos blancos.

La severidad del envenenamiento ocasionado por el benceno, apuntan los CDC, depende de la cantidad, vía y duración de la exposición, la edad y la condición médica de la persona que se encuentra expuesta.

Si consideramos que una gran cantidad de personas tienen estufas de gas natural y la salud varía mucho dependiendo la educación que se tenga y el entorno, entonces el riesgo está siempre latente.

¿Qué riesgo implican las estufas para la salud?

Como ves, no es descabellado asociar al benceno como una de las causas de cáncer. El estudio más reciente reveló que las fugas de gas natural de estufas y hornos mientras no están siendo usados pueden dar como resultado concentraciones elevadas de benceno en interiores que se acercan a niveles peligrosos.

“Las concentraciones de benceno en interiores pueden exceder el nivel de exposición de referencia de 8 h de la Oficina de Evaluación de Riesgos para la Salud Ambiental de California de 0.94 ppbv-concentraciones de benceno comparables con el humo de tabaco en el ambiente”, advierten los expertos.