El cáncer podría ser detectado mediante un análisis de sangre gracias a la presencia de hongos en tumores, de acuerdo con una nueva investigación hecha por el Instituto Weizmann de Ciencia en Israel.

Esto permitiría detectar el cáncer en etapas más tempranas y mejorar la posibilidad de recibir un tratamiento oportuno que pueda salvar la vida. Aunque ya se habían relacionado virus y bacterias con la presencia de cáncer, esta es la primera investigación que relaciona al cáncer con los hongos.

Detección de cáncer por sangre sería posible gracias a presencia de hongos en tumores 

El estudio contó con la participación de 17 mil pacientes con cáncer en los que se examinó los hongos viven en el tejido tumoral. La doctora Ilana Livyatan del Instituto dijo que quedaron sorprendidos al ver lo común que es encontrar hongos en el cáncer.

Es más común encontrar tumores con hongos que sin hongos

(Foto: Unsplash)

Dado que el ADN de los hongos puede detectarse en la sangre, los científicos esperan que los médicos puedan utilizar algún día los análisis de sangre para detectar el cáncer. El “mapa” que los científicos hicieron para caracterizar los hongos describe 35 tipos diferentes de tumor.

Esto ayudaría a no solo hacer un diagnóstico de cáncer, sino también indicar en dónde se encuentran localizados dichos tumores. El estudio fue publicado en la revista académica Cell y fue parte de una colaboración entre el Instituto Weizmann de Ciencia y la Escuela de Medicina de la Universidad de San Diego.

Desde hace muchos años, los científicos han comenzado a prestar atención sobre el hecho de que los tumores son el hogar de grandes poblaciones de microbios, bacterias y virus y ahora, hongos.

Presencia de hongos en tumores se relaciona con pronóstico de supervivencia 

Además de ayudar a detectar más temprano el cáncer, los investigadores dijeron que el hallazgo de hongos en el cáncer ofrece un nuevo camino para la investigación de tratamientos y pronósticos.

Los investigadores encontraron muchas correlaciones entre los hongos y la posibilidad de supervivencia. Por ejemplo, en pacientes con cáncer de mama con un hongo específico en sus tumores se relacionó con mayores posibilidades de supervivencia.

También identificaron hongos específicos entre los pacientes con melanoma. Mientras más hongos había, mejor respondían los tumores a la inmunoterapia. Se espera que en los próximos años los científicos hagan más investigaciones sobre los hongos y el cáncer.

Este tratamiento arroja nueva luz sobre el complejo entorno biológico dentro de los tumores, y futuras investigaciones revelarán cómo los hongos afectan el crecimiento canceroso

SIGUE LEYENDO:

(Con información de The Times of Israel)