La contaminación ambiental es un tema del que se habla cada vez más y es que el aire que respiramos es esencial e influye en muchas enfermedades del ser humano, como cáncer, diabetes y depresión, según explica el documento “Calidad del aire y prevención de la salud”.

(Foto: Pexels) 

Veinte expertos analizaron el aire ambiente desde tres ángulos: la comunidad, el medio laboral y el medio hospitalario.

Impulsado por la Fundación de Ciencias de la Salud, el documento contiene la colaboración de especialistas en enfermedades infecciosas, epidemiólogos, microbiólogos, neumólogos y expertos en medicina preventiva, medio ambiente, farmacia y en seguridad e higiene del trabajo.

Contaminación ambiental, una causa de muerte prematura y enfermedad

El informe detalla que “la contaminación ambiental es una amenaza global que tiene unos impactos elevados en la salud humana y en los ecosistemas, con emisiones y concentraciones que han ido progresivamente en aumento en los últimos años en todo el orbe”.

La contaminación atmosférica, según el documento, es considerada en la actualidad el factor de riesgo medioambiental más importante para la salud humana, siendo una causa principal de muerte prematura y de enfermedad.

(Foto: Pixabay) 

Actualmente el 90 por ciento de la población del planeta vive en áreas donde se superan los índices de contaminación ambiental aceptables para la protección de la salud, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La contaminación ambiental se asocia a muertes prematuras por enfermedad cardiovascular, entre las que se encuentran la cardiopatía isquémica y la enfermedad cerebrovascular, seguidas de las muertes debidas a enfermedad respiratoria y cáncer de pulmón.

Se estima que alrededor de 500 mil muertes por cáncer de pulmón y 1.6 millones de muertes por EPOC o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica en el mundo pueden ser atribuidas a la contaminación del aire.

(Foto: Pixabay) 

Tanto la exposición a corto como a largo plazo a la contaminación ambiental puede llevar a una función pulmonar reducida, al incremento de la susceptibilidad individual a las infecciones respiratorias y al agravamiento del asma bronquial.

El documento también recoge que la exposición a contaminantes ambientales se asocia a impactos negativos en la fertilidad, el embarazo, los recién nacidos y los niños.

Contaminación se relaciona también con cáncer, diabetes, ansiedad y depresión

La Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC) clasificó en 2013 a la contaminación atmosférica como un cancerígeno de primer orden y en 2018 se publicó un estudio de revisión con datos de diferentes cohortes en Europa que relacionaba la contaminación atmosférica con el cáncer de mama.

Otros estudios apuntan la relación entre las concentraciones de partículas en suspensión y la mortalidad por cáncer de cualquier origen, especialmente en el tracto superior del aparato digestivo.

(Foto: Pixabay) 

La contaminación se relaciona también con diabetes y disfunciones metabólicas y, a nivel conductual, con riesgo de ansiedad y depresión, así como con la capacidad cognitiva en adultos.

Más de 700 mil muertes al año se atribuyen a la contaminación

Las estimaciones a nivel europeo señalan un exceso de mortalidad atribuido a la contaminación ambiental de 790 mil muertes al año.

El último estudio sobre “The global burden od disease”, carga mundial de la enfermedad, publicado en The Lancet, señala que la exposición al aire contaminado es el cuarto factor de riesgo de mortalidad a escala global, por detrás de la presión arterial elevada, el tabaco y la dieta inadecuada.

Los datos disponibles más recientes referidos a España indican que el 15.3 % de la población urbana está expuesta a niveles de ozono por encima del estándar recomendado por la UE y un 3.6 % a niveles por encima del estándar recomendado en dióxido de nitrógeno.

La pandemia podría ser un primer aviso de problemas más graves

En su conclusión final, el profesor Diego Gracia señala que “la presente crisis sanitaria no es un mero suceso fortuito, sino consecuencia del modo como el ser humano está depredando la naturaleza y alterando sus equilibrios”.

(Foto: Pixabay) 

“Frente a una cultura depredadora, es preciso promover otra basada en el respeto de la naturaleza y el mantenimiento de sus equilibrios. De no proceder así, esta pandemia no habrá sido más que un primer aviso, tras el cual vendrán otros, probablemente más graves”, pronostica el presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud.

El trabajo fue coordinado por el profesor Emilio Bouza, patrono de la Fundación de Ciencias de la Salud, catedrático de Medicina de la Universidad Complutense y ex jefe del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

(Con información de EFE)

Para aprender más de...8 señales del cuerpo que pueden indicar una enfermedad autoinmune

¿Por qué se produce una enfermedad autoinmune?
El sistema inmune tiene la función de combatir las enfermedades y curar el cuerpo. A veces, éste no funciona bien porque es débil, poco activo, hiperactivo o ataca al cuerpo por error. Los problemas en el sistema inmune causan síntomas, reacciones alérgicas o enfermedades persistentes, aquí te decimos cuáles son.
1- Ojos secos o arenosos
Los ojos muy secos pueden ser un signo de problemas del sistema inmunitario. En el síndrome de Sjögren, el sistema inmunitario seca las lágrimas que mantienen húmedos los ojos. Los ojos están secos, enrojecidos y pueden sentirse como si tuvieran arena. Puedes desarrollar una visión borrosa o incluso dañar la córnea.
2- Depresión
La depresión puede ser un signo de problemas del sistema inmune. Un sistema inmunitario defectuoso puede enviar al cerebro unas células inflamatorias llamadas citoquinas. Éstas reducen los niveles de sustancias químicas, como la serotonina, que levantan el ánimo.
3- Sarpullido
La erupción con picor del eczema es una reacción inflamatoria que significa que el sistema inmune está hiperactivo. La psoriasis y la artritis psoriásica son enfermedades relacionadas con un sistema inmunitario defectuoso que ataca a las células de tu propia piel con inflamación. Esto puede causar manchas rojas, escamosas y dolorosas llamadas placas.
(Foto: Enochlau, Rash, CC BY-SA 3.0)
4- Problemas estomacales o intestinales
Los síntomas estomacales e intestinales pueden ser señales de un problema inmunológico. La diarrea, el dolor de vientre, la hinchazón y la pérdida de peso son síntomas de la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o la enfermedad celíaca, que son enfermedades inmunitarias.
5- Manos y pies fríos
En el fenómeno de Raynaud, padecimiento del sistema inmune, el flujo sanguíneo de las manos y los pies puede disminuir con las bajas temperaturas, lo que hace que la piel se sienta fría y cambie a un color azulado. Las manos y los pies fríos pueden significar que la glándula tiroidea es poco activa debido al sistema inmunitario.
6- Pérdida de cabello
Un sistema inmune defectuoso puede atacar el cabello desde la raíz y dañarlo, provocando enfermedades como la alopecia o la psoriasis en el cuero cabelludo. El pelo puede caerse en pequeños parches en la cabeza o en cualquier parte del cuerpo.
7- Sensibilidad al sol
Los problemas del sistema inmune pueden causar sensibilidad a la luz solar. Con el lupus, una enfermedad autoinmune, una breve exposición al sol puede causar quemaduras y un brote de todos los síntomas del lupus.
8- Dolor articular
El dolor repentino de las articulaciones, así como la hinchazón y la rigidez son síntomas de la artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo inflama el tejido que recubre las articulaciones.