El cáncer de tiroides provoca pequeños tumores o nódulos en el cuello. Aunque es un tipo de cáncer poco frecuente y usualmente tiene una buena tasa de curación, puede ser atemorizante recibir un diagnóstico de cáncer.

Sin embargo, no todos los nódulos o bolitas en el cuello significan cáncer de tiroides, ya que también son síntomas de otras enfermedades de la tiroides. Te explicamos cuáles son los signos de alerta tempranos que pueden indicar un tumor maligno en la tiroides.

¿Cuáles son los síntomas de cáncer de tiroides?

La tiroides es una glándula en forma de mariposa localizada en el cuello y se encarga de producir las hormonas que ayudan al cuerpo a funcionar correctamente.

Para aprender más de...5 enfermedades de la tiroides que debes conocer

1- ¿Qué es la tiroides?
Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la tiroides es una glándula cuya forma se asemeja a una mariposa. Es la encargada de producir hormonas tiroideas, que controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo como el metabolismo y los latidos cardíacos. Estas son 5 enfermedades de la tiroides.
2- Hipertiroidismo
De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, es un padecimiento que ocurre cuando la tiroides produce más hormonas de lo normal. Puede causar irritabilidad y nerviosismo, debilidad muscular, problemas para tolerar el calor, problemas para dormir, temblor, latidos irregulares, diarrea, pérdida de peso, osteoporosis e infertilidad.
3- Hipotiroidismo:
Ocurre cuando la tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo. Provoca fatiga, aumento de peso, rostro hinchado, problemas para tolerar el frío, dolor articular y muscular, estreñimiento, piel seca, cabello seco y delgado, disminución de la sudoración, periodos irregulares, depresión, entre otros síntomas indica Medline Plus.
4- Bocio:
Es el agrandamiento de la glándula tiroides y por lo regular no se trata de un tumor o cáncer. La deficiencia de yodo es la causa más común del bocio. Provoca dificultades respiratorias, tos, ronquera, dificultades para deglutir y dolor en la zona de la tiroides, de acuerdo con Medline Plus. (Foto: Petros Perros, Thyroid scintigraphy, CC BY-SA 3.0)
5- Cáncer de tiroides:
Ocurre cuando hay un crecimiento anormal de células en esta parte del cuerpo. Hay varios tipos de cáncer de la tiroides, los más comunes son el cáncer papilar y el cáncer folicular. Este cáncer no es tan frecuente y tiene un buen pronóstico de vida en la mayoría de los casos. Es más común en las mujeres y se puede presentar a partir de los 25 años, indica Medline Plus. (Foto: BodyParts3D is made by DBCLS, Thyroid anat, CC BY-SA 1.0)
6- Tiroiditis:
Se refiere a la inflamación de la tiroides causada por otras enfermedades subyacentes como la enfermedad de Hashimoto. Los síntomas que causa son los mismo que los del hipotiroidismo, de acuerdo con Medline Plus.

Los factores de riesgo para padecer cáncer de tiroides son:

  1. Tener entre 25 y 65 años
  2. Ser mujer
  3. Ser de origen asiático
  4. Tener antecedentes familiares de enfermedad tiroidea
  5. Haber recibido radioterapia en la cabeza o el cuello

(Foto: Drahreg01Struma 001CC BY-SA 3.0)

¿Cuáles son los primeros síntomas del cáncer tiroideo?

  • Bulto en el cuello que no causa dolor
  • Inflamación en el cuello
  • Ronquera o cambios en la voz que persisten
  • Problemas para tragar alimentos
  • Dificultad para respirar
  • Tos que no se debe a un resfriado
  • En algunos casos puede causar dolor en el cuello, la mandíbula o el oído

Existen diferentes tipos de cáncer de tiroides, mismos que tienen diferentes niveles de gravedad. Estos son:

  1. Papilar: es el más frecuente
  2. Folicular: más frecuente en personas mayores y tiende a metastatizar
  3. Medular: causa síntomas poco usuales y tiende a metastatizar
  4. Anaplásico: Es el más raro, agresivo y mortal

Cabe recordar que los cánceres que se originan en los nódulos tiroideos generalmente no producen síntomas. Esta enfermedad se puede diagnosticar mediante varias pruebas como biopsias, exámenes sanguíneos gammagrafías.

El tratamiento de estas enfermedades incluye la extirpación de la glándula tiroides, iodo radiactivo , radioterapia, quimioterapia o terapia dirigida.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Medline Plus, American Thyroiud Association)