El invierno se caracteriza por la celebración de fiestas decembrinas y por la aparición frecuente de enfermedades infecciosas, la mayoría relacionadas con los fuertes cambios de temperatura y el frío que dejan vulnerables a las vías respiratorias

De hecho, una reciente investigación encontró que la razón por la que siempre nos enfermamos de gripe en el invierno es debido a que el frío daña la respuesta inmunitaria que se encuentra en la nariz, dejando más vulnerable la entrada a distintos patógenos. 

Ahí radica la importancia de cuidarse en invierno y vacunarse. A continuación te explicamos cuáles son las enfermedades más comunes en invierno para que te protejas de ellas y estés al pendiente de los síntomas.

7 enfermedades más comunes en invierno

Gripe

Quizá la enfermedad más común del invierno. Sus síntomas suelen empezar dos días después de haberse contagiado y el malestar dura entre 3 y 5 días. Suele ser una enfermedad autolimitada, es decir, que se quita por sí sola sin requerir una intervención médica, aunque en ocasiones puede ser mortal. 

Los síntomas incluyen: 

  • dolor de cabeza
  • fiebre
  • malestar general
  • dolores musculares y articulares
  • tos
  • dolor de garganta
  • secreción nasal abundante

(Foto: Especial)

Faringitis 

La faringitis es una enfermedad que causa irritación, inflamación o infección de la faringe y se produce por virus o bacterias. Es común que aparezca una inflamación a abultamiento en los ganglios del cuello. Además otros síntomas son:

  • Inflamación del oído
  • Fiebre alta
  • Malestar general
  • Enrojecimiento de la faringe
  • Dolor de garganta al tragar
  • Presencia de placas blancas o grises en las amígdalas 

Amigdalitis

Se trata de una inflamación de las amígdalas, que son dos masas de tejido situadas en ambos lados de la garganta. La causa más frecuente son los virus o bacterias. Los síntomas son: 

  • hinchazón de las amígdalas
  • dolor de garganta
  • dificultad para tragar
  • sensibilidad de los ganglios linfáticos
  • fiebre
  • voz rasposa
  • mal aliento
  • dolor de estómago
  • dolor o rigidez de nuca
  • dolor de cabeza

Bronquitis

La bronquitis también es llamada resfriado de pecho y ocurre cuando las vías respiratorias en el pulmón se inflaman y producen mucosidad en los pulmones. La causa generalmente es un virus o bacterias ya que se produce a partir del resfriado u otra enfermedad respiratoria. Los síntomas son: 

  • Tos
  • Producción de mucosidad que puede ser transparente, blanca, de color gris o amarilla
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre ligera y escalofríos
  • Molestia en el pecho 

(Foto: Especial)

Otitis

La otitis es una infección en el oído causada por una bacteria o virus, aunque a menudo es el resultado de otra enfermedad como un resfriado o una alergia que causa congestión e hinchazón de los conductos nasales, la garganta y las trompas de Eustaquio.

La otitis suele desaparecer por sí sola. Los síntomas son:

  • Dolor de oído
  • Secreción de líquido del oído
  • Dificultad para oír

Dolores articulares

Con el frío aumentan las enfermedades articulares como el caso de la artritis. Por eso, lo importante es mantenerse bien abrigado, cuidar la postura corporal, descansar y tener una dieta equilibrada. 

Piel seca

Debido a que disminuye la humedad y aumenta el frío y el clima seco, es muy fácil padecer piel seca en esta temporada. Se aconseja aplicarse lociones y cremas que humectan la piel. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Mayo Clinic, Universidad de Navarra)