Si creías que con la aparición de las últimas variantes de coronavirus se iba a terminar el problema, estás muy equivocado. En Estados Unidos hay por lo menos media docena de cepas “peleándose” por ver quién se convierte en la dominante y ahora se han encontrado más competidores.

Esto puede espantar a muchos, pero los especialistas resaltan que las nuevas variantes de coronavirus son de la misma familia de ómicron.

¿Cuáles variantes de coronavirusestán circulando en la actualidad?

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la subvariante BA.5, que impulsó el incremento de contagios durante el verano, todavía ocasiona poco menos de la mitad de las infecciones en todo EUA.

Su presencia no es única, pues otras dos subvariantes (BQ.1 y BQ.1.1) están creciendo rápidamente y se espera que superen a BA.5 en poco tiempo.

Hasta hace unos días, la BQ.1 representaba el 14% de las infecciones por coronavirus en la nación de las “barras y las estrellas”, mientras que BQ.1.1 representó el 13.1%

La variante BA.4.6, también ha estado ganando algo de terreno desde agosto y ahora representa el 9.6% ciento de los casos.

Existen advertencias de 'tripledemia' por el incremento de los contagios en invierno, la gripe resurgente y una tercera enfermedad que afecta a los hospitales pediátricos. Todo esto ha hecho que se pidan refuerzos actualizados para los niños y se amplíe el acceso a vacunas de refuerzo para incluir a pequeños de hasta 5 años.

Las variantes BF.7, BA.5.2.6, BA.2.75 también se encuentran compitiendo por un puesto en EUA, mientras que la XBB ha sido noticia por su papel en un incremento de casos en Singapur.

Algunos reportes han ido tan lejos como para nombrar a XBB la "variante de pesadilla", a pesar de que la cantidad de casos y admisiones hospitalarias relacionadas ya había bajado de manera significativa para el 29 de octubre.

Con las nuevas variantes de coronavirus, que pueden tener una mayor capacidad para evadir el sistema inmune, los adultos sanos presentan más probabilidades de infectarse incluso después de haber sido vacunados o después de una infección previa con una variante distinta.

De hecho, algunas investigaciones preliminares mencionan que una infección o vacunación previa puede no generar anticuerpos que protejan fuertemente contra las nuevas variantes de coronavirus.

(Con información del New York Times)