Una investigación realizada por elementos de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, España, reveló una teoría sobre la causa de muerte de Bruce Lee: edema cerebral causada por exceso de agua y factores de riesgo de hiponatremia.

Sus resultados fueron publicados en el Clinical Kidney Journal y en ellos, los autores mencionan la hipótesis de la hiponatremia. ¿Qué es esta enfermedad? ¿Te puedes morir por tomar demasiada agua?

¿Quién mató a Bruce Lee? El agua puede ser la culpable

De acuerdo con los investigadores de la Fundación Jiménez Díaz, la necropsia de Bruce Lee mostró un edema cerebral que se puede atribuir a la hiponatremia. Su hipótesis es que la incapacidad del riñón para excretar el exceso de agua mató al famoso artista.

Pero, ¿Qué es la hiponatremia? Mayo Clinic informa que la hiponatremia se produce cuando la concentración de sodio en la sangre es anormalmente baja.

En palabras de esta institución, uno o más factores de la enfermedad van desde una enfermedad oculta hasta el consumo en exceso de agua, lo que hace que el sodio del cuerpo se diluya y las células corporales comiencen a hincharse.

¿Cuáles son los síntomas de la hiponatremia?

Mayo Clinic apunta que algunos de los síntomas que se pueden llegar a presentar con la hiponatremia son:

  • Vómitos y náuseas
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de la orientación
  • Somnolencia, cansancio, pérdida de energía
  • Irritabilidad y agitación
  • Espasmos, calambres musculares o debilidad
  • Epilepsia y convulsiones
  • Estado comatoso

¿Qué causa la hiponatremia?

La Clínica Mayo menciona que tomar mucha agua sí pudo haber matado a Bruce Lee, pues el consumo en exceso de líquidos entra en las posibles causas de este padecimiento:

  • Medicamentos como diuréticos, analgésicos y antidepresivos pueden interferir en los procesos renales
  • Problemas hepáticos, renales y cardíacos
  • Síndrome de secreción no adecuada de la hormona antidiurética
  • Diarrea crónica o intensa, vómitos y otras causas de deshidratación
  • Tomar demasiada agua
  • Cambios hormonales
  • Éxtasis