De acuerdo con una nueva investigación publicada en el servidor de preimpresiones MedRxiv, la población más afectada por covid-19 en las zonas rurales de Estados Unidos fueron los afroamericanos y los hispanos.

¿Existe alguna razón para esto?

Afroamericanos e hispanos, la población más afectada por covid-19

El estudio encontró que si bien habían fallecido personas de todas las etnias, en los pueblos pequeños y las tierras de cultivo el coronavirus había terminado con la vida de personas negras e hispanas a tasas considerablemente mayores que a sus vecinos blancos.

Muchos factores tienen que ver con esto: el New York Times informa que los sistemas de salud sobrecargados, la pobreza, los padecimientos crónicos y las tasas de vacunación más bajas obligaron a las personas afroamericanos y latinos a soportar la carga del virus.

En el artículo original sobre la población más afectada por covid-19 se puede leer lo siguiente:

“Cuando el coronavirus afectó por primera vez a un área geográfica, las poblaciones hispanas y negras no hispanas experimentaron niveles extremadamente elevados de mortalidad por el virus e inequidad racial/étnica que no se repitieron en ningún otro momento durante la emergencia sanitaria”

los sistemas de salud sobrecargados, la pobreza, los padecimientos crónicos y las tasas de vacunación más bajas obligaron a las personas afroamericanos y latinos a soportar la carga del virus

Aunque las desigualdades raciales/étnicas en la mortalidad por coronavirus se redujeron, todavía existían desigualdades sustanciales en la mayoría de las áreas geográficas durante el segundo año de la pandemia y los siguientes grupos hispanos informaron tasas de mortalidad más altas por covid-19 en áreas rurales que en áreas urbanas:

  • residentes negros no hispanos
  • nativos americanos y nativos de Alaska no hispanos
  • hispanos

Todo esto indica que dichas comunidades enfrentan serios problemas públicos y desafíos de salud.

“La tasa de mortalidad de los blancos no hispanos empeoró en las zonas rurales durante el segundo año de la pandemia, lo que sugiere que pueden existir factores únicos que impulsan la mortalidad en dicha población”, informaron los especialistas.