De acuerdo con una investigación publicada en el journal Science, los niveles bajos del cromosoma Y pueden ser considerados como una de las causas de insuficiencia cardíaca.

Los especialistas detallan que estos niveles de cromosoma Y disminuyen con la edad y tienen mucho que ver con las fallas del corazón.

Disminución de cromosoma Y, una de las causas de insuficiencia cardíaca

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos informa que el cromosoma Y es uno de los 2 cromosomas sexuales en humanos y abarca más de 59 millones de componentes básicos de ADN. Esta institución apunta que el cromosoma Y representa casi el 2% del ADN total en las células.

Dicha institución apunta que el cromosoma Y puede verse en los hombres, que tienen un cromosoma X y uno Y, mientras que las mujeres poseen 2 cromosomas X.

El profesor de Medicina Interna en la Universidad de Virginia, Kenneth Walsh, apunta en The Conversation que el cromosoma Y puede perderse a través del proceso de envejecimiento y la pérdida del cromosoma Y pudo verse por primera vez en 1963.

“No fue hasta 2014 que los investigadores hallaron una asociación entre la pérdida del cromosoma Y y una vida más corta”

“Desde ese momento, la pérdida del cromosoma Y ha sido relacionada con una serie de padecimientos vinculados con la edad, como la enfermedad de Alzheimer y el cáncer”, menciona el experto.

La investigación publicada en Science indica que todavía no se conoce bien la función del cromosoma Y, pero se ha podido ver que su pérdida en las células de la sangre se da con mayor frecuencia con la edad.

Dicha alteración se encuentra relacionada con diversas condiciones médicas como la falla del corazón. Por todo ello, la reducción del cromosoma Y puede ser considerada como una de las causas de insuficiencia cardíaca.

¿En quiénes se realizó el estudio sobre insuficiencia cardíaca?

El estudio publicado en el journal Science fue hecho en ratones y personas. En ambos se pudo ver una afectación cardíaca cuando se reducían los niveles de cromosoma Y o se carecían en su totalidad.

Para los ratones, se pudo ver que la disminución del cromosoma Y se relacionaba con una mayor propensión a la fibrosis y a una reducción de la función cardíaca, especialmente en el contexto de una sobrecarga de presión.

Cuando se analizaron los niveles de cromosoma Y en personas, también se pudo ver un efecto

“Los pacientes humanos que tenían pérdida del cromosoma Y en la sangre presentaban un mayor riesgo de enfermedad cardíaca”, apuntaron los especialistas.