Un equipo de investigación sueco encontró una alternativa para los trasplantes de córnea, que podría ayudar a solucionar los problemas de la visión que se derivan de daños en el tejido ocular: trasplantes hechos de colágeno de cerdo.

Combatir y solucionar de manera eficiente los problemas visuales secundarios a lesiones de córnea, puede ser muy complicado, debido a lo poco accesible que es este tejido para poder realizar un trasplante, principalmente en países en desarrollo, donde es todavía más complicado poder conseguirlo.

Es por eso que, según los autores del estudio, estos resultados representan un gran avance y una confirmación de que, con ayuda de la bioingeniería, se pueden crear oportunidades y alternativas que beneficien a la población.

(foto: unsplash)

¿Qué es la córnea?

El Instituto Nacional del Ojo, de Estados Unidos, explica que la córnea es la capa más externa del ojo, transparente y con forma curva, ubicada justo en la parte delantera del ojo.

Esta capa de tejido, tiene funciones como

  • Ayuda a enfocar la luz para permitir una visión clara, ya que es por esta capa que ingresa la luz.
  • Protege al ojo de elementos externos (como gérmenes o polvo).
  • Cuida al ojo de traumatismos e infecciones.

(foto: unsplash)

Colágeno de piel de cerdo: una opción para trasplante y recuperar la visión

Un estudio reciente, publicado en la revista Nature Biotechnology demostró que existe la opción de utilizar colágeno de cerdo como alternativa para realizar trasplantes de córneas.

Este ensayo, que contó con la participación de 20 personas, comprobó que regresar la visión a quienes tienen daños en las córneas es posible, y puede realizarse utilizando más que trasplantes de córneas donadas de humanos.

Por sencillo que pueda parecer, esto supone un avance muy significativo, ya que abriría la posibilidad de que más personas puedan recibir el tratamiento adecuado y a tiempo, sin tantos conflictos.

La creación de las córneas artificiales se llevó a cabo por investigadores de la Universidad de Linköping y de LinkoCare Life Sciences AB, de Suecia, que utilizaron colágeno de la piel de cerdo para realizar las córneas por medio de bioingeniería. 

Según expresan los autores del artículo, este colágeno fue química y fotoquímicamente tratado para transformarlo en un tejido implantable que pudiera reproducir la córnea humana natural, especialmente la matriz extracelular. 

El ensayo clínico contó con 20 participantes, de los cuales 14 ya estaban completamente ciegos, y el resto de participantes estaban a punto de perder la vista por queratocono avanzado: problema en que la córnea se adelgaza y comienza a crecer en forma de cono hacia afuera, afectando la visión.

(foto: unsplash)

La alternativa biotecnológica resultó ser funcional

Durante la intervención quirúrgica no se encontraron ningún tipo de complicaciones, y tampoco durante el tiempo de recuperación, ya que se reportó que los trasplantes tuvieron una curación bastante veloz, sin complicaciones, ni siquiera durante los dos años de seguimiento.

Además, se encontró que los pacientes tuvieron una mejora en el grosor y la curvatura de la córnea, que regresó a la normalidad, lo que permitió que la vista pudiese volver a los participantes; de hecho, tres de los que se habían reportado completamente ciegos, dos años después del trasplante, reportaban tener una visión perfecta.

Así, los autores concluyen que este biomaterial es efectivo, y podría ser una forma más simple y segura para poder tratar los problemas de ceguera que afectan al mundo, y que debido a la escasez de tejido corneal humano es muy difícil tratar, principalmente en países de bajos recursos.

(foto: unsplash)

¿Para qué se necesita un trasplante de córnea? 

MayoClinic explica que los trasplantes de córnea, médicamente llamados queratoplastia, en realidad pueden usarse como método de tratamiento o solución para muchas enfermedades o problemas de salud.

En la mayoría de los casos, estos trasplantes se utilizan para restaurar la visión de una persona que ha tenido problemas en la córnea y ha perdido la vista. También puede ser utilizado para tratar enfermedades como:

  • Queratocono, un problema en que la córnea crece hacia afuera.
  • Distrofia de Fuchs, una enfermedad hereditaria donde hay acumulación de líquido, causando visión borrosa.
  • Adelgazamiento o desgarro de la córnea, que puede ocasionar dolor y otros síntomas.
  • Inflamación de la córnea.
  • Úlceras corneales que no responden a tratamiento.
  • Complicaciones por cirugías previas.

(Con información de: Mayo Clinic, National Eye Institute, Nature Biotechnology, WebConsultas, National Cancer Institute, MedLine Plus.)