Un reciente estudio, encontró que cuando una persona está expuesta a la luz artificial que es producida por luces de la calle, e incluso por aparatos que emiten luz blanca durante la noche, puede causar problemas en los niveles de glucosa en la sangre.

(foto: freepik)

Exponerse a luz artificial por la noche puede alterar la salud

En la revista Diabetologia, de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), se han publicado los resultados de una investigación realizada por un equipo chino, donde se demostró que exponerse a luz artificial exterior durante la noche puede alterar la salud.

La luz artificial fue considerada por los investigadores como aquella luz que proviene de fuentes como lámparas o focos ubicadas en el exterior del hogar, e incluso la contaminación lumínica que puede experimentarse en las ciudades.

Estas alteraciones a la salud por por la exposición a la luz artificial, indican los autores de la investigación, dirigidos por el doctor Yu Xu, descubrieron que se da principalmente en:

  • El reloj biológico (los ritmos circadianos).
  • La capacidad que tiene el cuerpo para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

(foto: freepik)

Además, esta exposición podría aumentar riesgos de diabetes

Sin embargo, no fue lo único que se encontró: la luz artificial del exterior, debido a estas alteraciones causadas en la regulación del azúcar en la sangre, sería un factor de riesgo para desarrollar diabetes.

Luego de analizar y evaluar factores de salud de los casi 99,000 participantes chinos, como peso, altura, valores de azúcar en la sangre (en ayunas y después de la comida), se encontró que la luz artificial también influía en el desarrollo o prevalencia de la diabetes.

De hecho, entre mayor era la exposición a la luz artificial externa (como en las personas que habitaban en zonas urbanas), habían mayores efectos negativos en cuanto al procesamiento y la regulación de la glucosa, lo que se acompañaba de problemas como:

  • Mayor resistencia a la insulina.
  • Más prevalencia de diabetes.
  • Disminución de la función de las células del páncreas.

(foto: unsplash)

Y hay otros estudios que respaldan estos resultados

Pero el estudio elaborado por miembros del Instituto de Enfermedades Endocrinas y Metabólicas de Shanghai, el Hospital Ruijin y la Universidad Jiaotong de Shanghai, no es el único que demuestra que existe una relación entre la salud y la exposición a la luz.

De hecho, estudios previos han comprobado que estar expuestos a la luz, podrían afectar el metabolismo, más aún si es muy intensa, y llegaría a derivar en problemas de salud como:

  • Aumento de peso.
  • Más riesgo de padecer sobrepeso y/u obesidad.
  • Mayor riesgo de enfermedades de tipo coronarias.
  • Incremento en los niveles de presión arterial.
  • Aumento de colesterol malo en la sangre (LDL)

Además, otro estudio encontró que existía una clara relación entre la presencia de luz artificial en las habitaciones durante la noche, con el desarrollo de diabetes en personas mayores.

(Con información de: Springer Link, Infosalus.)