¿Te pasa que continuamente tienes los ojos rojos, te arden y hasta tienes lagrimeo? Aunque puede haber diferentes causas para ello, una de ellas es la conjuntivitis alérgica.  Y te vamos a platicar de qué se trata.

Desde que era jovencita, Gaby comenzó a notar que le molestaban mucho los ojos. En esa época de la vida se maquillaba y usaba sombras, rímel y rubor. Y se dio cuenta que cuando no lo hacía, sus ojos estaban bien.

Ella fue con la oftalmóloga y le dijo que en lo sucesivo no podría usar nada de maquillaje de ojos porque padecía conjuntivitis alérgica. Gaby de por sí tiene los ojos chiquitos y se sintió mal porque ya no podría darse “una manita de gato”.

 Efectivamente sin el maquillaje de ojos comenzó a sentirse bien, pero no por completo. Y se preguntaba qué podría estar pasando.

¿Qué es?

De acuerdo con la Clinica Mayo, la conjuntivitis es una inflamación o una infección en la membrana transparente (conjuntiva) que recubre el párpado y la parte blanca del globo ocular.

Cuando los pequeños vasos sanguíneos de la conjuntiva se inflaman, se hacen más visibles. Esto es lo que hace que la parte blanca del ojo se torne rojiza o de color rosa.

Puede haber diversos tipos de conjuntivitis. La causa más frecuente es una infección bacteriana o viral, una reacción alérgica o, en bebés, un conducto lagrimal parcialmente abierto.

Cuando hablamos de conjuntivitis alérgica estamos frente a un cuadro en el que el cuerpo produce un anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE).

La Clínica Mayo explica que este anticuerpo hace que unas células especiales, llamadas mastocitos, de la capa mucosa de los ojos y de las vías respiratorias liberen sustancias que causan inflamación, entre ellas las histaminas. La liberación de histaminas del cuerpo puede producir varios signos y síntomas de alergia, como el enrojecimiento de los ojos.

Hay pruebas para detectar las alergias (foto Canva)

El portal Family Doctor y la Clínica Mayo explican que los síntomas de la conjuntivitis alérgica son:

  • Ojo rojo e inflamado.
  • Dolor
  • Ojos llorosos
  • Comezón.
  • Estornudos
  • Secreción nasal acuosa

Y la conjuntivitis alérgica puede afectar a ambos ojos.

¿Cuáles son las causas de la conjuntivitis alérgica?

Particularmente la conjuntivitis de tipo alérgico está causada por alergenos, lo cuales se encuentran en:

  • Polen de árboles, pasto y ambrosía
  • Saliva o caspa de animales (diminutas partículas de piel que desprenden los animales)
  • Perfumes
  • Cosméticos (maquillaje)
  • Medicamentos para la piel
  • Contaminación del aire
  • Humo.

Con razón seguía mal

Conociendo esa lista, Gaby se dio cuenta por qué se seguía sintiendo mal, menos mal pero no bien.

Había dejado de usar sombras y rímel pero se aplicaba algún tónico facial, crema y maquillaje para el rostro. Pues tuvo que dejar de usarlos en la frente y en los alrededores de los ojos.

O sea, nada cercano a los ojos. Y si por accidente colocaba la crema o el maquillaje cerca del ojo, había molestia.

Tratamientos

Existen muchas formas de tratar los síntomas de la conjuntivitis alérgica. Los tratamientos incluyen:

  • Inclinar la cabeza hacia atrás, cerrar los ojos y aplicarse un paño húmedo y frío sobre los ojos.
  • Tomar un antihistamínico. Este es un medicamento que muchas personas toman para las alergias.
  • Gotas para los ojos que antihistamínico, descongestionante, un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) o un estabilizador de mastocitos.

Como ocurre con todos los medicamentos, las gotas para los ojos pueden provocar efectos secundarios. Puede experimentar ardor y escozor cuando se las ponga gotas por primera vez. Por lo general, este malestar desaparece en unos minutos.

De cualquier forma, es conveniente acudir a su oftalmólogo para que él decida cuál debe ser el tratamiento en su caso.