El 30 de enero de 2020, la OMS declaró una emergencia mundial por el coronavirus. En ese mes, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias INER, creó el Comité de Enfermedades Emergentes y hasta la fecha llevan 383 sesiones de trabajo.

El primer caso confirmado de coronavirus en México fue diagnosticado en el INER el 27 de febrero de 2020 en un hombre de 40 años que había asistido a una convención en Italia con personas de todo el mundo.

El hombre mencionó que en su mesa se encontraban personas de nacionalidad china que habían mostrado síntomas de la enfermedad, al presentar una tos constante, por lo que los expertos del INER consideran que ahí fue donde se contagió.

Durante su participación en el Foro Covid: Impacto, lecciones y desafíos, organizado por SuMédico, El Universal,  la Academia Nacional de Medicina, La Facultad de Medicina de la UNAM y PISA Farmacéutica, el doctor Jorge Salas, director del INER compartió los aprendizajes obtenidos por el Instituto.

¿Cómo se enfrentó el INER a la pandemia de covid-19?

  • El 18 de marzo el INER comenzó un programa de capacitación del personal sobre la enfermedad y los cuidados que deberían tener.
  • El 26 de marzo se creó un programa de medicina ocupacional para los trabajadores.
  • En abril se inició la reconversión hospitalaria y en ese mismo mes se realizó la primera autopsia.
  • El 14 de mayo se abrió el hospital de campo de la cruz roja mexicana y se inició el programa de telemedicina.
  • En diciembre de 2020 inicia la campaña nacional de vacunación con el sector salud.
  • En 2021 una de las investigadoras del instituto fue invitada al grupo encargado de crear la vacuna patria

(Foto: Dr. Jorge Salas)

Uno de los mayores retos fue dar atención médica sin conocer la enfermedad

El mayor impacto, dijo el doctor Salas, fue trabajar sin el conocimiento del virus, y no cualquiera, sino uno tan cambiante como lo es el SARS-CoV-2.

Cuando uno cree que tenía conocimiento del virus, vienen otras variantes con otro comportamiento y es una situación de no acabar

Otro gran impacto fue darse cuenta del déficit de médicos especialistas cuando se requería mucha gente y los costos de la atención para pacientes de alto riesgo. El INER brindó la mayor atención en terapia intensiva en México. 

Aunque el impacto de la pandemia ha disminuido en cuanto a la atención de casos, el doctor Salas comentó que no se han dejado de atender pacientes covid ni un solo día y se espera que esa tendencia continúe todavía.  

El INER se reconvirtió para atender el coronavirus 

Se tuvo la capacidad de organización ante la llegada de pacientes graves. Se adaptaron los diagnósticos y el tratamiento y se hizo la reconversión hospitalaria.

El comité de enfermedades emergentes lleva hasta la fecha 383 sesiones de trabajo desde el inicio de la pandemia, hoy en día se hace los lunes y jueves con un grupo multidisciplinario en los que se discute la situación actual de la pandemia.

Antes de la pandemia se tenían 15 camas en la Unidad de Terapia Intensiva y en el punto más alto fueron 200 camas. Todo el hospital se reconvirtió para atender solo a pacientes covid. Hubo un crecimiento de especialidades y trabajo de acuerdo a su perfil.

A cada especialista se le designó a un grupo de trabajo durante la pandemia. Por ejemplo, los anestesiólogos se dedicaron a intubar a los pacientes, los neumólogos y los intensivistas se dedicaron al manejo crítico de los pacientes, los cirujanos de tórax se dedicaron a la toma de biopsias o estudios post mortem y así sucesivamente.

(Foto: Especial)

INER creó una clínica post-covid 

Se creó la clínica post-covid y se equipó con un grupo multidisciplinario grande de rehabilitación, laboratorio de fisiología, imagenología, neumología, otorrinolaringología, neurología, cardiología, psiquiatría, psicología, clínica del sueño, enfermería, laboratorio clínico y trabajo social.

Los síntomas que el INER encontró en una cohorte que analizó los síntomas del síndrome postcovid fueron:

  • Estrés postraumático
  • Somnolencia excesiva diurna
  • Alteraciones en el sueño
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Neuropatía sensorial o motora

Se han dado 13 mil 760 consultas de seguimiento post covid

(Foto: Especial)

INER creó clínica para atender a su personal de salud 

Se creó una atención en Clínica de Salud Ocupacional Institucional para atender a los profesionales de la salud que laboran en el INER como resultado de la saturación del ISSSTE.

Los datos de salud ocupaciones desde el 2020 en el INER indican que hubo 3,413 casos confirmados de covid en el hospital, ya que hubo quien se contagió hasta 4 veces. 

Setenta y seis trabajadores fueron hospitalizados pero ninguno falleció, aunque muchos sufrieron casos de ansiedad, depresión y síndrome de desgaste profesional

Durante la pandemia el INER también reforzó su compromiso con la investigación, dando como resultado la creación de 146 proyectos de investigación sobre el coronavirus.

Uno de los mayores aprendizajes que tuvo el INER es que nunca más debe pasar que se deje de lado la atención a pacientes con enfermedades crónicas.

SIGUE LEYENDO: