Uno de los problemas oculares más graves es, sin duda alguna, el desprendimiento de retina, por lo que es sumamente importante conocer sus síntomas. ¿Los conoces? Saberlos podría salvar tu vista.

(foto: freepik)

¿Qué es el desprendimiento de retina y por qué es tan grave?

La retina es una capa de tejido nervioso, ubicada en el fondo del ojo, que tiene la función de recibir la luz que entra al ojo y las imágenes observadas, para posteriormente enviarlas al cerebro para su interpretación. Es decir: la retina es la capa que nos ayuda a ver.

Cuando la retina se separa de su lugar en el fondo del ojo, se presenta lo que se conoce como desprendimiento de la retina. Este desprendimiento es una situación de emergencia, ya que cuando ocurre, hay una desconexión de la retina de los vasos sanguíneos.

La desconexión de los vasos sanguíneos por el desprendimiento de la retina, tiene como efecto secundario que esta capa de tejido no recibe ni oxígeno ni nutrientes, por lo que puede dañarse a tal grado de que puede causar pérdida permanente de la vista del ojo afectado.

(foto: freepik)

Hay personas con más riesgo para que su retina se desprenda

Algunos expertos consideran que uno de los principales factores de riesgo para que ocurra el desprendimiento de la retina, es el envejecimiento, ya que durante este proceso el ojo va sufriendo cambios importantes que podrían resultar, en ocasiones, negativos.

De hecho, la Academia Americana de Oftalmología, explica que la retina puede desprenderse por la edad, debido a que el vítreo (un “gel” que rellena nuestro ojo), suele encogerse y se hace más fino; en ocasiones, este se pega a la retina, jalándola y desprendiéndola.

Sin embargo, los expertos también aclaran que este no es el único factor de riesgo para que ocurra un desprendimiento de retina, e incluso existen algunas personas que corren más riesgo de padecer este problema, como:

  • Quienes padecen miopía grave.
  • Personas que han tenido familiares a quienes se les ha desprendido la retina.
  • Aquellos que han recibido algún tipo de cirugía de ojos, como para cataratas o glaucoma.
  • Las personas que han padecido lesiones en el ojo.
  • Un paciente que previamente sufriera un desgarro o desprendimiento de retina en un ojo.}

(foto: freepik)

Los síntomas que alertan de desprendimiento

Los médicos explican que el desprendimiento de retina puede ser tratado, pero es muy importante que logre detectarse de forma temprana e inmediata, pues entre más se tarde una persona en recibir atención médica, mayor es la probabilidad de perder la vista.

Un desprendimiento de retina puede dar síntomas tempranos, que en caso de presentarse requerirán de acudir inmediatamente con un oftalmólogo (especialista en la visión y los ojos), para que puedan tomarse las medidas necesarias:

  • Se ven luces parpadeantes de forma repentina, que algunos describen como “ver estrellas” después de ser golpeado en el ojo.
  • Hay reducción de la capacidad de visión, que puede ser borrosa.
  • En la mirada se perciben “moscas volantes” en gran cantidad, que antes no se percibían. , Estas pueden ser manchas, líneas o una especie de telarañas (miodesopsias).
  • En la visión lateral (periférica), se percibe una sombra.
  • También puede suceder que se percibe una cortina gris en el campo visual.

(foto: freepik)

Si se detecta a tiempo, puede ser tratado

Cuando el desprendimiento de retina es detectado a tiempo y se acude con un especialista, este decidirá qué tipo de tratamiento puede realizarse para solucionar el problema y evitar que la vista se vea afectada.

Este tratamiento para el desprendimiento de retina es principalmente alguna cirugía:

  • Vitrectomía: es decir, se remueve el vítreo para evitar que siga dañando la retina, en caso de que este sea el culpable.
  • Retinopexia neumática: el médico colocará una especie de burbuja de gas en el interior del ojo para empujar la retina a su lugar y permitir que cure de forma adecuada.
  • Bucle escleral: se utiliza una banda de plástico blando para empujar el globo ocular y que la retina despegada se selle contra la pared del ojo.

(Con información de: American Academy of Ophtalmology, National Eye Institute, Mayo Clinic, Barraquer.)