Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Cómo reconocer los síntomas de EPOC en fumadores?

Automedicarse para controlar los síntomas de EPOC solo empeora este problema común en fumadores

SUSANA CARRASCODic 11, 2019 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Lo + leído

Es bien sabido que fumar tiene consecuencias muy negativas para la salud, pues puede causarnos enfermedades respiratorias y hasta cáncer. Sin embargo, una de las enfermedades menos conocidas causadas por este hábito es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o EPOC.

Esta enfermedad suele manifestarse con síntomas que pueden confundirse con otros padecimientos, por lo que es importante aprender a reconocerlos a tiempo. Esto es todo lo que debes saber sobre los síntomas de EPOC.

Síntomas de EPOC en fumadores

La EPOC es un problema de las vías respiratorias causado por la exposición prolongada a contaminantes y partículas tóxicas. Actualmente, el humo de cigarro se ha identificado como la principal causa de la enfermedad.

No obstante, expertos han identificado que otros factores como la exposición constante al humo de leña, a gases y a polvos industriales, puede potencializar el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Reconocer cuando un fumador o alguien que está expuesto a factores de riesgo empieza a desarrollar la enfermedad no es sencillo y por ello, un experto te dice cómo reconocerlo.

De acuerdo al Dr. Rafael Hernández Zenteno, Jefe de la Clínica de EPOC del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), señala los 5 síntomas más comunes:

1. Tos

2. Expectoración

3. Falta de aire

4. Silbidos de pecho

5. Intolerancia al esfuerzo o a mucha actividad física

Pero, ¿qué es exactamente la EPOC? El experto señala que se trata de una enfermedad en que hay una irritación repetitiva crónica sobre la mucosa respiratoria, causando inflamación y obstrucción.

Desafortunadamente, no se cura, los síntomas no desaparecen por completo, solo se controlan. La razón es que como el daño ocurre en el tejido pulmonar y en los bronquios, es irreversible.

El cigarro produce cambios en el ADN que impiden que se sinteticen sustancias antiinflamatorias, lo que empeora el problema y hace que avance más rápido.

Lo más grave es que muchas personas con EPOC no manifiestan síntomas, por lo que podrían tener la enfermedad y no saberlo. Otro problema es que las molestias pueden ser engañosas, pues hay casos en que hay síntomas sin que exista un daño tan grave y otros en que no hay síntomas y la enfermedad ya está muy avanzada.

“Dependerá de la genética de cada persona y del tiempo de exposición al irritante, una exposición por muchos años aumenta el riesgo”, señala el especialista del INER.

TAMBIÉN LEE: Fumar después de comer es 10 veces peor para la salud 

A nivel global, se estima que hay un 10% de prevalencia de la enfermedad. 

Entre el 70 y 80% de todos los casos son hombres fumadores de aproximadamente 65 años y que fumaron por más de 30 años a lo largo de su vida. Las mujeres también lo padecen y de hecho, la enfermedad es mucho más agresiva en ellas.

Cada vez más mujeres fuman en todo el mundo, sin embargo, lo que más les causa EPOC es estar durante muchos años expuestas al humo de leña, lo que es común en mujeres de comunidades rurales que no tienen estufa de gas.

¿Debo hacerme una prueba aunque no tenga síntomas?

Como anteriormente mencionamos, esta enfermedad es muy engañosa, por lo que podría no haber síntomas aun cuando el problema está muy avanzado. Por ello, el Dr. Hernández señala que es fundamental realizarse una prueba de diagnóstico de EPOC llamada espirometría.

“Toda persona que tenga exposición a gases, humos o polvos por más de 10 años, se debe realizar una espirometría. Los pacientes que fuman más de 10 cigarros al día o que han fumado diario durante más de 10 años también deben hacerla aunque no tengan síntomas”, advierte el experto.

Lo mejor es que esta prueba de detección es sencilla y no tardarás más de 30 minutos en hacerla, así que no dudes en hacértela si tienes los factores de riesgo mencionados.

Si tienes dos o más síntomas de EPOC debes acudir al médico y NO AUTOMEDICARTE. Existen en el mercado muchos jarabes que aseguran acabar con la llamada tos de fumador, pero consumirlos solo disfraza los síntomas de algo que podría ser grave si no se atiende.

“Automedicarse no es recomendable ni seguir recomendaciones de comerciales o anuncios”, subraya el especialista.

La EPOC es una de las enfermedades crónicas prevenibles, así que si puedes, evita exponerte a humos y polvos tóxicos y sobre todo, deja de fumar.

“Si la enfermedad ya se instaló es incurable y puede ser tan grave como el cáncer pero con un buen tratamiento y apego a la medicación, se puede sobrellevar bien”, concluye el Dr. Hernández.

SIGUE LEYENDO: Al fumar se inhalan siete mil sustancias químicas 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda