Gracias a una investigación en la que participó la Universidad de Harvard y el Instituto Catalán de Oncología, se encontró información prometedora: existe una bebida que puede proteger contra el cáncer de endometrio, uno de los cánceres femeninos más frecuentes a nivel mundial.

(foto: freepik)

El cáncer de endometrio: asociado a la obesidad

El cáncer de endometrio (que es la capa interna del útero) es considerado el segundo tipo de cáncer ginecológico más frecuente en el mundo, reconocido por ser más común en países donde también se encuentran altos niveles de obesidad.

Este tipo de cáncer suele ser más frecuente en mujeres que están acercándose a la menopausia o que ya han pasado por ella, y usualmente suele diagnosticarse entre los 45 y 74 años de edad, afirma el Manual MSD.

El cáncer de endometrio suele presentarse como un sangrado del útero (similar a la menstruación), que ocurre después de la menopausia, y su aparición está asociada a factores de riesgo como:

  • Edad mayor a 45 años.
  • Obesidad.
  • Altos niveles de estrógeno, que se acompañan de poco o nada de progesterona (resultado de factores como obesidad, no haber tenido hijos, menstruación temprana, menopausia tardía, tumores, ovario poliquístico, entre otros).
  • El uso de tamoxifeno (medicamento contra cáncer de seno) por más de dos años.
  • Radioterapia en la zona de la pelvis.

Tomar café puede reducir el riesgo del cáncer de endometrio

Dirigido por la investigadora Marta Crous-Bou, del Instituto Catalán de Oncología (ICO), en colaboración con la Universidad de Harvard, un estudio ha encontrado que beber café podría reducir los riesgos de padecer cáncer de endometrio.

El estudio incluyó datos individuales de más de 40 mil mujeres, que se habían obtenido de otros estudios epidemiológicos y que estaban incluídos en el Epidemiology of Endometrial Cancer Consortium (E2C2), donde se encontraban:

  • 12,159 casos de cáncer de endometrio.
  • 27,479 mujeres sin cáncer de endometrio, que servían como controles.

Tras evaluar los datos de los estudios y de las mujeres, se encontró que aquellas que consumían café de forma regular tenían hasta un 10% menos de riesgo de padecer cáncer de endometrio en comparación que aquellas que no tomaban esta bebida.

(foto: freepik)

La cantidad de café también influye

Pero además de que solo el hecho de tomar café podía influir en la reducción de los riesgos de tener cáncer de endometrio, los análisis permitieron encontrar que la cantidad de tazas que se bebían también podía tener un impacto significativo.

Luego de comparar la relación que existía entre la cantidad de café y la disminución del riesgo, se encontró que existía una relación proporcional: a más tazas de café por día, menor riesgo de padecer cáncer de endometrio.

De hecho, las mujeres que bebían cuatro o más tazas de café al día veían una reducción más significativa del riesgo que aquellas que solo bebían una o dos.

Y además, parecía que esta reducción en las probabilidades de desarrollar cáncer de endometrio era mucho más notorio en las participantes que tenían obesidad, lo que es sumamente importante, ya que este es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar el cáncer.

(Con información de: PubMed, Institut Català d’Oncologia, Manual MSD, Instituto Nacional de Cancerología.)