Si bien se considera que la mayoría de los médicos se dedicarán solo al área médica luego de graduarse, los resultados de una encuesta, publicados en Medscape, demuestran que una considerable cantidad de médicos y médicas realizan actividades además de las hospitalarias.

(foto: unsplash)

Los doctores han tenido que buscar otras actividades por la crisis del covid

Medscape ha publicado un reporte donde se muestra que un 28% de médicos en México, han tenido que realizar otras labores además de la médica para poder recibir ingresos económicos luego del covid-19.

Este reporte muestra los resultados de una encuesta que contó con la participación de 1,922 médicos mexicanos, donde se les cuestionaba si realizaban alguna otra actividad además de la hospitalaria o clínica, y si estaban considerando en cambiar su carrera.

Los principales resultados demostraron que el 36% de los médicos participantes, habían tenido que buscar actividades que les permitieran tener un ingreso extra, esto debido a que debido a la pandemia de covid se sufrieron circunstancias como:

  • Cierres de consultorios.
  • Despidos.
  • Disminución de pacientes.

Por si fuera poco, un 29% dijo que podría considerar dejar su actividad como médico, ya que dedicándose a la actividad complementaria podría ganar más dinero; y por otra parte, el 19% mencionó que no dejaría de trabajar como doctor, pero sí preferiría trabajar menos horas en el puesto.

“Casi 4 de cada 10 médicos tienen una actividad complementaria”, expresa Mariana López-Mejía, médica y editora sénior de Medscape en español.

(foto: unsplash)

¿Quiénes fueron los más afectados?

Según los resultados de las encuestas, médicos y médicas (con un 40% y un 30% respectivamente), habían respondido casi en la misma cantidad que sí tenían una actividad complementaria que era diferente a su actividad como médicos.

Sin embargo, 30% de mujeres (contra un 27% de hombres) había tenido que iniciar una actividad complementaria debido a circunstancias relacionadas a la pandemia.

También, los resultados arrojaron que en su mayoría fueron los menores de 45 años los más afectados, y de este grupo, el 34% era personal médico femenino.

El reporte destaca que los trabajos complementarios si bien pueden ser producto de dificultades económicas, principalmente luego del covid, en otros casos también se vio que podría deberse por el interés en tener ingresos más diversos, e incluso el interés en realizar actividades diferentes a lo común, pero que económicamente sean atractivas.

Para 64% de los encuestados, la actividad complementaria es igual de satisfactoria que su trabajo principal.

(foto: pexels)

¿Qué actividades realizan?

Medscape informa que los médicos en algunas ocasiones eligieron trabajos clínicos (guardias, apoyo en salud comunitaria), mientras que en otros casos hicieron selección de trabajos que, aunque no eran clínicos, sí tenían relación con el área médica (educación, revisiones, asesorías médicas).

En otros casos, se realizaban otros trabajos alejados de la medicina (bienes raíces, inversiones, ventas,...), pero era menos frecuente

En la mayoría de los casos (un 35%), la principal actividad complementaria era la docencia a tiempo parcial, en áreas de ciencias o médicas, y esta fue ejercida en igual cantidad en hombres y mujeres.

Así mismo, ambos sexos eligieron como actividad complementaria la consultoría médica (un 26% de los participantes).

En el caso de las médicas, se notó que fueron ellas quienes más se ocuparon de actividades como ponencias (conferencias, conferenciante invitado, etc), asesoramientos o terapias de salud mental, peritaje, y revisión/redacción.

Por su parte, los médicos varones fueron quienes más desempeñaron otros empleos médicos múltiples, como guardias, atención en centros de atención médica, el desarrollo de dispositivos médicos, tutorías (para preparación de residencias médicas, por ejemplo), y la telemedicina.

(foto: unsplash)

¿Cómo se beneficiaron de las actividades complementarias? 

Según indica el reporte, los médicos que llevan actividades complementarias reportaron que en el último año, obtuvieron en promedio $118.000 pesos solo de sus actividades complementarias.

Los hombres fueron quienes reportaron ganar más que las mujeres, con una diferencia de $42.000 pesos entre ambos sexos.

46% de los encuestados indicó que considera que el principal obstáculo para el éxito (considerando este como tener más ingresos realizando actividades extras), es lograr tener un equilibrio razonable y adecuado entre trabajo y el descanso, y el 33% consideró que el tiempo con el que cuenta para realizar actividades complementarias le es insuficiente.

(Con información de: Medscape)