¿Qué tan común es la diabetes en la tercera edad? En palabras de los expertos, es algo que se da con frecuencia.  Ellos no están exentos de sufrir diabetes y por lo mismo, deben cuidarse de igual manera que las personas más jóvenes con este padecimiento.

El National Council on Aging de Virginia, Estados Unidos, indica que la diabetes en la tercera edad es tan común, que afecta aproximadamente al 33% de las personas que tienen 65 años o más. Sus señales incluyen fatiga, micción frecuente, visión borrosa y sed y aquí te decimos cómo cuidar a esta población.

Adherencia al tratamiento con insulina, la clave, pero… ¿Se sabe?

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, en 2021 la prevalencia de diabetes a nivel mundial en los adultos entre 75 y 79 años fue del 24% de la población y se prevé que este porcentaje se incremente a 24.7% para 2045.

La licenciada en nutrición Marisol Olarra señala que es importante conocer la condición, que se asuma que se tiene, y las personas mayores vayan acompañados de doctores y profesionales de la salud para determinar el plan de acción adecuado contra la diabetes en la tercera edad y así controlar el nivel glucémico.

“Serán los especialistas los que puedan prescribir el uso de insulina en caso de que se necesite y vean la mejor manera de administrarla de manera adecuada para que los resultados sean efectivos”, menciona Olarra.

Sus recomendaciones para cuidar a las personas mayores con diabetes son:

  • Tener Información: El equipo de médicos y profesionales de la salud pueden ayudarle a los adultos de la tercera edad a que comprendan de mejor manera la diabetes en la tercera edad y la insulina. Así, se pueden derribar mitos y miedos que les van a ayudar a aceptar de mejor manera el tratamiento.
  • Acompañamiento: Que alguien cercano al adulto mayor lo acompañe para ayudarle ante cualquier necesidad que se llegue a presentar, así como en el aprendizaje y auxiliarle para que desarrolle habilidades. De esta manera se logrará un cobijo que le dará motivación y seguridad para enfrentar la diabetes en la tercera edad.
  • Técnica de inyección correcta: se deberán usar herramientas que faciliten la experiencia haciéndola más amigable y menos intimidante. Ahora existen agujas ultra finas y cortas, de 6mm en jeringas y de 4mm en plumas precargardas, que cumplen con dicha finalidad, además de que depositan la insulina en el tejido subcutáneo, que es donde debe estar para que funcione de manera eficaz.
  • Memoria externa: llevar un calendario con horarios de visitas médicas, alimentación, ejercicio y medicación. Esto puede ser muy útil para que no haya olvidos y la persona y su entorno sean más organizados con el tratamiento de la diabetes en la tercera edad.

Además de estas recomendaciones, el National Institute on Aging (NIHmenciona que un plan adecuado de diabetes en la tercera edad debe incluir:

  • Seguimiento a niveles de glucosa
  • Elección de alimentos saludables
  • Estilo de vida saludable en la medida de lo posible y evitando el sedentarismo
  • Toma de medicamentos recetados
  • Si se fuma, se recomienda dejar el cigarro
  • revisar ojos y riñones de manera anual
  • recibir vacuna contra gripa y contra neumonía todos los años