Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Carolina cocinaba y de repente se cayó: se fracturó por osteoporosis

Isabel, otro caso de osteoporosis, relata que no le dolía nada, se dio cuenta de la enfermedad hasta que le hicieron una prueba

SUSANA CARRASCOOct 19, 2021 
Tiempo de lectura: 10 mins.
Foto: PEXELS

Lo + leído

Carolina, una mujer de 45 años un día se desplomó de la nada. Estaba en su casa, cocinando, y parecía un día cualquiera, sin embargo, de repente se cayó, su pierna no la sostuvo. Se le había fracturado el hueso y así supo que tenía osteoporosis.

Lo que le ocurrió no es raro, existen muchos casos similares, como el de Isabel, una mujer de 70 años, quien fue diagnosticada con osteoporosis hace aproximadamente 10 años; sin embargo, relata que no le dolía nada, se dio cuenta de la enfermedad hasta que le hicieron una prueba.

“Empecé con osteopenia y el problema avanzó hasta osteoporosis, pero nunca tuve dolores ni nada, simplemente fui a hacerme el estudio para medir la densidad ósea. Tomaba suplementos de calcio de venta libre pero no sirvieron de nada”, cuenta.

(Foto: Pinterest) 

De acuerdo con la doctora Anna Sofía Vargas Avilés, médico adscrito al servicio de reumatología del Hospital Juárez de México (HJM), se calcula que un 17% de mujeres postmenopáusicas en México padecen osteoporosis, principalmente en columna lumbar y cadera; en los hombres la incidencia es de aproximadamente un 8%.

La especialista lamenta que en México no hay una buena estadística, por lo que es muy probable que existan muchos más casos de osteoporosis.

“El problema es que esta enfermedad no duele. Muchos creen que causa dolor de huesos y articulaciones, pero no, es una enfermedad silenciosa y el primer síntoma suele ser una fractura”, detalla Vargas en entrevista con SuMédico.  

Así mismo, explica que la osteoporosis es una enfermedad que favorece una fragilidad de los huesos. Esto significa que hay una disminución de la masa ósea, que va a facilitar que el hueso sea más frágil, que tenga menos fortaleza y con ello, que tenga más riesgo de romperse.

(Foto: Dra. Anna Sofía Vargas) 

La osteoporosis duele hasta que ocurre una fractura; algunos pacientes se hacen chiquitos

La reumatóloga Vargas advierte que la osteoporosis va a doler hasta que ocurra una fractura eventualmente o, si se padece la enfermedad en la zona lumbar, se puede sospechar porque el paciente se empieza a hacer chiquito, disminuye su estatura. No obstante, es común que la gente considere que por la edad es normal encorvarse y no, es una alerta de colapsos vertebrales por fracturas causadas por osteoporosis.

“Hasta que el paciente llega al hospital porque se cayó y se rompió la cadera, que es la fractura más grave, se da cuenta del problema”, señala.

TAMBIÉN LEE: "Cuando vives con un problema de salud mental no te tienen empatía" 

Cabe destacar que este tipo de fracturas son las más graves y las que tienen peores complicaciones, pues en muchos casos, ni siquiera con la cirugía se recupera la movilidad que se tenía. “La calidad se vida no es la misma”, asegura la reumatóloga.

Densitometría ósea permite detectar la enfermedad a tiempo

El estudio para diagnosticar osteoporosis se llama densitometría ósea de columna y cadera, un tipo de radiografía que mide densidad de los huesos. También existe la densitometría periférica que mide la densidad del hueso de un brazo o una pierna.

Sin embargo, la densitometría no es una prueba que se deben hacer todos. La indicación es hacerla a mujeres y hombres mayores de 65 años, aunque lo mejor es realizarla en mujeres a partir de la menopausia o de que se deja de menstruar.

(Foto: Pinterest) 

“Si es una mujer más joven pero que tiene otras enfermedades como artritis reumatoide, lupus, cáncer, alteraciones tiroideas, toma de medicamentos como cortisonas, fallo renal o algún otro factor que el médico considere importante, se tiene que hacer también el estudio para detectar osteoporosis”, explica Vargas.

En el caso de los hombres con una enfermedad previa también deben hacerse la prueba desde antes.

Es importante que el estudio lo recomiende el médico especialista, pero también es posible acudir a un laboratorio privado y solicitarlo, solo asegurándose de que sea un lugar certificado.

Otras enfermedades complican la osteoporosis

Isabel explica que actualmente tiene prótesis en cada cadera debido a que la tuvieron que operar de la columna vertebral pero no por osteoporosis, sino por un accidente que sufrió de jovencita.

(Foto: Pexels) 

“Me caí de sentón en unas escaleras y eso me afectó, sumado a que desarrollé osteoporosis, entonces me pusieron seis tornillos en la cadera porque se me desplazaban las vértebras y las tenían que sujetar”, relata.

“Actualmente hago mi vida normal no tengo dolores, aunque después de mi cirugía y el diagnóstico de osteoporosis encontraron que también tengo artritis reumatoide cero negativo, es decir, que en las pruebas de sangre sale negativo, pero tengo todos los síntomas”, agrega.



Luego, explica que tuvo otro problema con la glándula paratiroidea, que provocó que el calcio de los huesos pasará a sangre. “Me tuvieron que operar y me quitaron una de las glándulas y con eso mejoró aún más mi osteoporosis. Me siento muy bien, como si no tuviera nada”, destaca.

Cada año, Isabel se hace la densitometría ósea, pero detalla que como tiene prótesis en la cadera se la hacen en la muñeca y no es muy exacta, pero afirma que a pesar de eso se siente perfecta.

Existen dos tipos de osteoporosis

La doctora Vargas destaca que actualmente se distinguen dos tipos de osteoporosis. La senil, que ocurre después de la menopausia en mujeres o en algunos casos después de los 65 años y es la más común.

(Foto: Pexels) 

También se distingue la osteoporosis secundaria, que ocurre si el paciente tiene enfermedades previas o toma medicamentos que favorecen la pérdida de masa ósea.

La atención a la osteoporosis pueden darla especialistas como reumatólogos, endocrinólogos, internistas y un poco los ortopedistas.

Existen muchas opciones de tratamiento no farmacológico

Respecto al tratamiento de osteoporosis, la especialista indica que en primer lugar se tiene el no farmacológico, que implica que el paciente incremente el aporte de calcio en su dieta, con mayor consumo de hojas verdes, frutas, harina de nopal, charales, sardinas y atún.

Los lácteos no aportan tanto calcio

“Actualmente se cree que con los lácteos se obtiene un alto nivel de calcio, pero no es así, las formulas son distintas y tenemos que considerar que un paciente con colesterol y triglicéridos no lo puede consumir demasiado por los niveles de grasas o la intolerancia a la lactosa”, agrega.

Otro factor importante en el tratamiento, de acuerdo con Vargas, es el ejercicio, “ya que el paciente tiene que hacer con regularidad actividad de bajo impacto, como caminar, hacer gimnasia o natación, porque entre más sedentarios seamos, más se pierde masa muscular, lo que se conoce como sarcopenia”.

(Foto: Pexels) 

Esta pérdida muscular también favorece que perdamos hueso, así que va de la mano la salud de los músculos con la ósea.

Los medicamentos complementan el buen estilo de vida

También se tiene el tratamiento farmacológico, que es un poco más complicado según explica la reumatóloga, porque la mayoría de los pacientes pueden requerir suplementos tanto de calcio como de vitamina D, pero no se puede tomar cualquiera.

“Idealmente, hay que medir los niveles de vitamina D en sangre a los pacientes con osteoporosis y ver si requieren un aporte extra por algún tiempo. El consumo de calcio también es importante para poder rellenar los huecos que se forman en el hueso con la enfermedad, pero dese ser individualizado”, apunta.

LEE: "Ser LGBT+ me ha hecho sentir aislado, que soy el diferente" 

En el caso de Isabel, relata que cada seis meses le ponen un medicamento inyectado llamado Prolia para que se fije el calcio en los huesos y ha sido muy efectivo.

“Camino todos los días 4 kilómetros y sigo al pie de la letra mi tratamiento. Además, tomo vitamina D y calcio una vez al día”, detalla.

(Foto: Pexels) 

También están los fármacos antirresortivos que van a evitar que el hueso se siga perdiendo. En este caso antes de recetarlos, el médico tiene que revisar que la función renal del paciente sea la correcta y que no sufran de problemas como acidez o reflujo.

La experta detalla que hay otros fármacos nuevos como Denosumab, que es un anticuerpo monoclonal, es decir, que va dirigido contra una molécula que interviene en el proceso de destrucción ósea. La ventaja es que no es tomado, sino que se inyecta cada seis meses.

Por otra parte, se tiene un medicamento que es un formador de hueso, se le llama tratamiento anabólico porque va a formar nuevo hueso y también se aplica en forma de inyección de forma diaria por lo menos un año y medio.

(Foto: Pexels) 

“Solo el especialista puede recomendar el mejor tratamiento para cada caso, porque se deben evaluar muchas cosas, incluyendo los costos porque la mayoría de los medicamentos son caros y requieren de ser constantes. Aunque debemos tener en cuenta que una fractura cuesta más e impacta en mayor grado nuestra calidad de vida”, puntualiza Vargas.

“La osteoporosis no se cura, solo se controla para evitar la fractura y mantener la función y calidad de vida del paciente”, agrega.

Prevención de osteoporosis empieza desde la juventud

En todos los casos se requiere calcular el riesgo de fractura en 10 años, tomando en cuenta factores como fumar, tener familiares con osteoporosis o fracturas, ser sedentario o tener otras enfermedades como artritis.

Sin embargo, la prevención de la osteoporosis debe iniciar desde la juventud, pues desde etapas tempranas debemos estar conscientes de no pasar mucho tiempo sentados, consumir alimentos más nutritivos y ricos tanto en calcio como vitamina D.

(Foto: Pexels) 

Todo ello va a ayudar a que lleguemos a los 30 con una buena masa ósea, que es cuando se alcanza el mayor pico.

“Así evitaremos arrastrar una masa ósea baja que favorezca el desarrollo de osteoporosis más adelante”, puntualiza la reumatóloga del HJM.

Al vivir con osteoporosis por 10 años, Isabel recomienda que llegando a cierta edad hay que hacerse la densitometría, principalmente si se lleva una vida sedentaria.

Además, sugiere que “hay que ir siempre con un especialista y no seguir consejos de gente que vende productos naturistas o que salen en televisión. Una vez que se da tratamiento, hay que apegarse. Yo he seguido lo que me ha dicho el doctor y he tenido buenos resultados”.

La doctora Vargas también subraya que no debemos olvidarnos de hacer la densitometría ósea cada año a partir de los 65 años o si es posible, desde el inicio de la menopausia, ya que esta prueba detecta incluso la osteopenia, que también es una afección por pérdida ósea y que indica que estamos a un paso de la osteoporosis.

SIGUE LEYENDO: "Yo pensaba que era torpe. Nadie se dio cuenta de que no veía bien" 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda