Un estudio sugiere que los medicamentos antidepresivos podrían contribuir a la resistencia a los antibióticos, lo cual brinda una pista importante para la investigación sobre la resistencia bacteriana, una pandemia que no se ha logrado combatir. 

La resistencia a los antibióticos es una amenaza mundial para la salud pública y está asociada al uso excesivo de antibióticos. Aunque los antibióticos ocupan solo el 5% del mercado farmacéutico, su impacto en la aparición y propagación de la resistencia a las bacterias sigue sin estar claro.

La aparición de bacterias resistentes a los antibióticos suele atribuirse al uso excesivo de antibióticos en las personas y el ganado.  Sin embargo, el nuevo estudio encontró que el uso de antidepresivos también representa un riesgo. El estudio fue publicado en la revista PNAS.

En el artículo se habla de que los antidepresivos, uno de los fármacos prescritos con mayor frecuencia, pueden inducir resistencia a los antibióticos. Tales efectos están asociados con el aumento de especies reactivas de oxígeno, el aumento de las respuestas de la firma de estrés, y la estimulación de la expresión de la bomba de flujo. 

Estudio encontró que el uso de antidepresivos provoca resistencia a los antibióticos

El artículo reafirmó la importancia de este nuevo hallazgo al subrayar que hay un elevado consumo de antidepresivos en el mundo, tan solo 16, 850 kg anuales sólo en Estados Unidos, lo cual demuestra la necesidad de reevaluar los efectos secundarios de los antidepresivos similares a los antibióticos.

(Foto: Canva)

Al estudiar bacterias cultivadas en laboratorio, el equipo de investigadores descubrió cómo los antidepresivos pueden desencadenar resistencia a los antibióticos. 

Incluso tras unos pocos días de exposición, las bacterias desarrollan resistencia a los antibióticos, no sólo contra uno, sino contra múltiples, afirmó la autora principal, Jianhua Guo, que trabaja en el Centro Australiano de Biotecnología del Agua y el Medio Ambiente de la Universidad de Queensland, en Brisbane.

A nivel mundial, la resistencia a los antibióticos es una importante amenaza para la salud pública. En 2019 murieron 1.2 millones de personas como consecuencia directa de las bacterias resistentes a antibióticos y se prevé que esa cifra aumente. 

Antidepresivos fortalecen a las bacterias

El grupo de Guo y otros equipos observaron que los antidepresivos  matan el crecimiento de determinadas bacterias y provocan una respuesta SOS, desencadenando mecanismos de defensa celular que hacen que las bacterias sean más capaces de sobrevivir al tratamiento antibiótico posterior.

En un artículo de 2018, el grupo informó que la bacteria E. coli se volvió resistente a múltiples antibióticos después de ser expuesta a la fluoxetina (Prozac, un antidepresivo común). El último estudio examinó otros 5 antidepresivos y 13 antibióticos de 6 clases de tales fármacos e investigó cómo se desarrolló la resistencia en E. coli.

(Foto: Canva)

Los antidepresivos hicieron que se activaran los mecanismos de defensa de la bacteria, especialmente activaron los sistema de bombas de flujo, mismo que las bacterias usan para eliminar diversas moléculas, incluidos los antibióticos. Además causaron un aumento de la mutación del patógeno y la resistencia de varios genes. 

Asimismo, el antidepresivo sertralina fomentó la transferencia de genes entre células bacterianas, lo cual permite que la resistencia a los antibióticos salte de una especie de bacteria a otra, incluso en bacterias inocuas a patógenas. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Nature, PNAS)