Tras asistir a una fiesta de cumpleaños con 200 invitados, de los cuales al menos uno dio positivo al covid, el Secretario de Interior de Hong Kong entregó su renuncia al haber recibido críticas por una doble moral de las autoridades en la implementación de estrictas medidas contra el coronavirus.

Caspar Tsui, Secretario de Interior, entregó su carta de renuncia a Carrie Lam, mandataria de Hong Kong, después de que ella criticó a los funcionarios que asistieron a la fiesta porque ellos "deberían saber mejor que nadie" las consecuencias de sus actos.

En la carta, Tsui dijo: "Como uno de los principales funcionarios que lideran la lucha contra la epidemia, no he dado el mejor ejemplo durante el reciente brote. Tomé la decisión equivocada de asistir a un banquete el 3 de enero y me comporté de manera inapropiada cuando todos los esfuerzos deberían haberse dedicado a controlar la propagación del virus. Asumiré la responsabilidad de mis actos, por lo que he decidido renunciar al cargo de Secretario de Interior."

Las medidas fueron ignoradas por completo

La fiesta se celebró a principios de enero, cuando la ciudad estaba en plena ola de ómicron y fue en honor a Witman Hung, un delegado de la legislatura de China, y tras la cual otros altos funcionarios y políticos tuvieron que hacer cuarentena por haber asistido. 

El evento fue mal visto por la sociedad dado que en esos momentos se habían endurecido las restricciones por la variante ómicron del coronavirus y se había pedido a la población que no se hicieran reuniones grandes con el fin de evitar la propagación. 

De acuerdo con las autoridades, Tsui no usó la aplicación gubernamental de rastreo de contactos al entrar en el restaurante, algo que es obligatorio según la normativa sobre coronavirus. De la misma forma, tampoco utilizó cubrebocas al hablar con otras personas, a pesar de que las normas indican que éstos deben utilizarse en todo momento, excepto cuando se come o se bebe.

(Foto: Hong Kong International Business Channel)

Otros funcionarios están en la mira

Después de que Carrie Lam aceptara la renuncia de Tsui, anunció que se tomarán medidas disciplinarias contra los otros funcionarios que asistieron a la celebración dado que sus acciones desacreditaron al gobierno de Hong Kong y provocaron desconfianza y una percepción negativa en la población.

Otros dos funcionarios también recibirán advertencias verbales por sus acciones. Uno de ellos fue considerado por haber permanecido demasiado tiempo en la fiesta, fuera de su capacidad oficial. El otro recibió una advertencia por presentarse al trabajo un día después de haber recibido un aviso de prueba obligatoria y poner en peligro a sus compañeros.

"Estos funcionarios deben observar las más altas normas de conducta personal e integridad en todo momento", agregó Lam

(Foto: EFE/EPA/ALEX HALADA)

Austria levanta el confinamiento a los no vacunados

Los casos de hospitalización por ómicron están a la baja, por ello mismo la presión que los hospitales tuvieron en meses pasados, ya está bajo control. Ante ese panorama, las autoridades de Austria anunciaron la semana pasada que se quitará la orden de confinamiento a los no vacunados que entró en vigor desde noviembre pasado.

Además de dicha medida, el gobierno austríaco anunció también que la vacunación será obligatoria, lo que provocó la protesta de muchos ciudadanos. Asimismo también se relajarán otras medidas como ampliar los horarios de restaurantes, duplicar el límite de personas permitidas en eventos y facilitar el acceso a comercios a personas no vacunadas.

Las autoridades del país han explicado que la relajación de medidas se debe a que ómicron, que ha disparado los contagios, prácticamente no ha afectado la tasa de ocupación de los hospitales, y prevén el pico de esta ola para la primera semana de febrero.

¿Cómo funcionan las nuevas medidas?

A pesar del fin del confinamiento, si los no vacunados quieren tener acceso a la mayoría de actividades y comercios, deben presentar un certificado de vacunación o que demuestre haber superado la enfermedad. Si ese no es el caso, las personas deben presentar una prueba negativa de covid-19 no mayor a 48 horas.

Las personas cuya aplicación de la vacuna sea mayor a 180 días deben aplicarse una dosis de refuerzo para considerarse completamente vacunadas. 

El Parlamento de Austria aprobó la semana pasada una ley que obliga a los mayores de 18 años residentes en el país a vacunarse contra el covid-19 e impone multas de hasta 3,600 euros por ignorar la norma, que cuenta con amplio respaldo político pero que ha provocado gran polarización.

Estas medidas se han tomado para elevar la tasa de vacunación en Austria, donde el 72 % de la población cuenta con el esquema completo.

Sigue leyendo: 

Con información de: EFE y ABC news